Anuncio
martes, marzo 2, 2021
Inicio Agricultura La vida útil del higo se alarga 21 días con una nueva...

La vida útil del higo se alarga 21 días con una nueva técnica de conservación

Anuncio

El sistema desarrollado por expertos de la Universidad de Extremadura facilitaría la comercialización y reduciría el desperdicio de fruta

Aprovechar de forma correcta los productos naturales en la alimentación humana y reducir los desperdicios deberían formar parte del decálogo de buenas prácticas para la defensa del medio ambiente. Los modernos sistemas de comercialización y consumo provocan desajustes importantes entre la oferta y la demanda y, en consecuencia, se hacen necesarias nuevas estrategias para evitar que algunos productos se deterioren antes de poder ser consumidos.

En una fruta tan delicada y perecedera como el higo este problema es especialmente importante. Para tratar de reducir este dilema, expertos del Instituto Tecnológico Agroalimentario de Extremadura, en colaboración con el Instituto Universitario de Investigación en Recursos Agrarios de la Universidad de Extremadura, han aplicado una molécula análoga al etileno, el 1-MCP, sobre los higos conservados en cámaras y han logrado detener temporalmente el proceso de maduración, de forma que conserven durante más tiempo las condiciones óptimas para su consumo.

El higo se caracteriza por ser una fruta muy nutritiva, su consumo proporciona al cuerpo humano una gran cantidad de fibra, abundantes minerales, como el potasio, el calcio, o el hierro, y vinaminas como la K, la B1, B5 y B6. Además, gracias a su piel suave, su pulpa melosa y su sabor dulce los higos son suculentos y fácilmente consumibles. Por todo ello, actualmente existe una alta demanda en cuanto al consumo de higo fresco.

Investigadores de la Universidad de Extremadura trabajan desde hace años para encontrar tecnologías postcosecha que permitan extender el tiempo de almacenamiento de la fruta, lo que beneficiará directamente a los agricultores, los distribuidores y a los consumidores.

Manuel Serradilla, uno de los investigadores que participa en el proyecto ha explicado que el sistema ha sido desarrollado tomando como modelo e higo fresco de la variedad Albacor, aunque puede ser extrapolable a cualquier variedad. Tal y como explica Serradilla en una nota difundida por su universidad, “el higo tiene capacidad de madurar fuera del árbol, por lo que es necesario buscar alternativas que permitan retrasar esa maduración y por tanto dure más”.

Esta rapidez en la maduración se produce debido al etileno, compuesto químico que actúa como hormona vegetal regulando los procesos de maduración en frutas climatéricas mediante su unión a unos receptores para desencadenar gran parte de los procesos ligados a la maduración. agrega.

Bloqueo de los receptores del etileno

Manuel Serradilla detalla que una de las tecnologías que ha utilizado su equipo “ha sido una molécula análoga al etileno, el 1-MCP, que bloquea los receptores del etileno y para la maduración”. Para ello, añade el investigador, “hemos recolectado la fruta y directamente la hemos tratado en cámaras mediante aplicación volátil de esta molécula, consiguiendo así cortar la maduración y que la fruta se quede tal y como ha sido recolectada”.

Gracias a esta técnica, los investigadores han conseguido que los higos llegasen a durar hasta 21 días, sin que se altere el sabor ni la apariencia de la fruta, pues la unión de esta molécula, el 1-MCP con los receptores de etileno es irreversible, de tal forma que una vez que tratas el fruto así se queda.

Serradilla subraya que “si un higo al recogerlo tiene un dulzor de 18 grados Brix al aplicarle esta técnica el dulzor va a ser el mismo”. Además, esta técnica se aplica de forma comercial en otros tipos de fruta climatérica como por ejemplo la ciruela y, por tanto, es totalmente viable para la industria del higo. JEC

Vía: lavanguardia
- Advertisement -
Anuncio

Para leer

Anuncio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Relacionados

- Advertisement -