Agricultura Comercio Exterior

La yerba mate trasciende las fronteras nacionales

Hace años que la tradición de la yerba mate trasciende las fronteras nacionales. Empujada tanto por la presencia de argentinos en el extranjero como por las condiciones macroeconómicas del país, las ventas de este cultivo alcanzaron su pico histórico en 2018 y continúan en una curva ascendente.

Con fuerte presencia en varios destinos europeos y asiáticos, se propusieron entrar al segundo mercado más poblado del mundo. Luego de un 2019 promisorio, proyectan multiplicar por 15 sus ventas en 2020.

En este marco, la Sociedad Cooperativa de Santo Pipó -que comercializa la marca Piporé- se propuso salir a la caza de nuevos destinos y puso a la India como su principal objetivo.

Conquistar un mercado de 1.250 millones de habitantes resulta un desafío en sí mismo, pero es aún más grande si se tiene en cuenta la escasa tradición en el consumo de yerba mate, al menos como se lo concibe en Argentina. La estrategia fue entonces pensar una alternativa que resulte atractiva para un público determinado, abriendo un camino que asegure rentabilidad en lo inmediato y grandes proyecciones para el mediano plazo.

“Había potencial, pero era necesario adaptar el producto”, contó a Agrofy News Silvio Leguia, gerente comercial de Piporé. En una cultura tan arraigada a las infusiones, decidieron apostar por saquitos orientados al segmento premium. Los resultados fueron éxitosos: el año terminará con unos 2.000 kilos vendidos y para 2020 ya proyectan saltar a 30.000.

La marca con la que ingresaron a las góndolas hindúes es Kaá Yarí, haciendo referencia a la diosa guaraní de la yerba mate. “Allá todo lo referente a las divinidades tiene un plus importante”, contó Leguía, quien también remarcó que el producto se comercializa en saquitos piramidales, que refuerzan el concepto premium buscado. A eso se agrega un diseño con mandalas y la incorporación de hierbas amigables con el paladar local, entre otros elementos.

hicieron premium producto masivo y conquistaron india

El objetivo de la empresa misionera es que India se convierta en su tercer mercado internacional, puesto que hoy ocupa El Líbano. Primero se encuentra, por lejos, Siria (un sitio con gran tradición en el consumo de yerba mate, con más de 30 años de historia de relación comercial) y segundo Chile, donde a diferencia de lo que uno podría creer son los mismos chilenos los que la compran. Uno de los importadores del país trasandino fue el que además le brindó a Piporé la posibilidad de ser la única marca argentina presente en las góndolas de las Islas Malvinas.

“Para nosotros la exportación siempre ha sido un área estratégica, que se ha mantenido a lo largo de los años más allá de los vaivenes económicos. Siempre fuimos balanceados, con un 60% de las ventas al mercado interno un 60% afuera”, contó el ejecutivo de la que es hoy la séptima yerbatera nacional en cuanto a volumen y la tercera en materia de exportaciones.

La incursión en India le valió a la firma una reciente distinción por parte del gobierno nacional, específicamente en el marco del premio Exportar 2019. Fue destacada en el rubro internacionalización, por la apertura de su oficina comercial en Nueva Delhi. Desde allí manejan toda la estrategia no sólo para ese país, sino para el resto de los destinos cercanos, que es un camino que ya entusiasma a varios de sus importadores.

Vía: Agrofy News

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *