Agricultura Apicultura

Las abejas son mejores que los pesticidas en algunos cultivos

Para productores europeos de canola, las abejas melíferas que zumban alrededor de los campos pueden superar los beneficios del uso de pesticidas para combatir el daño causado por insectos, aseguraron investigadores franceses.

Una encuesta de cuatro años en Francia reveló mayores rendimientos y ganancias para los campos de canola donde hay una gran cantidad de insectos polinizadores, según un estudio realizado por el investigador agrícola INRA y el Centro Nacional para la Investigación Científica (CNRS, por sus siglas en francés) del país publicado en Proceedings of the Royal Society. Este beneficio se reduce en gran medida mediante el uso de pesticidas que no elevan la productividad lo suficiente como para compensar su costo, indicó INRA.

Así, aunque más abejas y pesticidas en aerosol aumentan los rendimientos, las ganancias pueden ser mayores cuando solo se depende de la polinización de las abejas, sostuvieron los investigadores.

Los hallazgos se unen al lamento de productores franceses de semillas oleaginosas por la prohibición de la Unión Europea de neonicotinoides, químicos responsables de la muerte de abejas, lo que a su vez genera pérdidas de cultivos.

“Se pueden lograr mayores rendimientos aumentando los agroquímicos o aumentando la abundancia de abejas, pero los rendimientos económicos de los cultivos solo aumentaron gracias a las abejas”, dijeron los investigadores.

Para los campos de canola con muchos polinizadores, los márgenes brutos en promedio fueron 15% más altos que en las parcelas que no tienen, evidenció el estudio. Los investigadores analizaron casi 300 campos entre 2013 y 2016, y hallaron rendimientos y márgenes brutos hasta 40% más altos donde hay una gran cantidad de polinizadores.

Francia es el principal productor de canola de la UE, semilla que se tritura para producir aceite de cocina y como materia prima para biodiésel. Los futuros de canola negociados en París han repuntado cerca de 4% en los últimos 12 meses.

Vía: perfil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *