Actualidad Agricultura Agronegocios

Las tres tormentas que amenazan al sector agropecuario

A continuación abordamos algunos de los puntos que preocupan al sector en la actualidad.

Venta y financiamiento


En primer lugar, el pasado viernes el BCRA a través de una resolución, dispuso que las entidades financieras no podrán financiar a personas humanas o jurídicas “con actividad agrícola que mantengan un acopio de su producción de trigo y/o soja por un valor superior al 5% de su capacidad de cosecha anual”.

Es decir, con esta medida se limita el otorgamiento de créditos al 24% a productores que no hayan liquidado al menos el 95% de lo producido, en medio por la fuerte disputa entre el gobierno y el sector agropecuario, para que este último liquide su producción y así ingresen más divisas al país por exportaciones.

La falta de créditos blandos para poder realizar inversiones es un problema que afecta a la mayoría de los sectores, también al agro, pero a este sector se le suma el inconveniente de tener que vender producción para poder acceder. Está producción en muchos casos es utilizada por los productores para consumo animal, pago de insumos o arrendamientos, no estando disponible para la venta.

También productores comenzar a advertir sobre presiones para pesificar los contratos de venta foward de granos. Lo que hace peligrar el resguardo de valor de la producción en un momento clave.



Pedido de la AFIP


A su vez, aparece el temor a una “presión” por parte de AFIP a los productores, ya que días atrás se conoció un requerimiento de información que desde una delegación de Córdoba hicieron a varios productores de esta provincia.

AFIP solicita que dentro de los 10 días de recibida la nota se informe la “Producción obtenida en la campaña gruesa 2019/2020”. La misma debe identificarse por cantidad de hectáreas y tipo de granos. En caso de no haber culminado aún con la cosecha, se solicita informar en esta oportunidad solamente la producción obtenida y la cantidad de hectáreas que la originaron. La producción obtenida con posterioridad a la contestación del requerimiento, correspondiente a las hectáreas no cosechadas, deberá informarse cuando el proceso haya concluido.

Lo que llama la atención es que estos datos se deben proporcionar en el mes de octubre según un calendario de vencimientos establecidos dentro del SISA (Sistema de Información Simplificado Agrícola).

Es por eso que, si bien AFIP tiene facultades para requerir información en cualquier momento, los productores que recibieron los requerimientos interpretan que esto es un control excesivo de AFIP para conocer de manera anticipada de lo que cada uno tiene.

Estas solicitudes de información probablemente se hagan también en otras provincias en los próximos días. De hecho, ya se conocen casos en Santa Fe.

La recomendación es responder dentro del plazo solicitado para no caer en un incumplimiento que tenga otras consecuencias, como por ejemplo, modificar el estado en SISA de un productor que puede pasar por esto a un “Scoring 3” y sufrir mayores retenciones de IVA y Ganancias en las liquidaciones de granos.

“Impueso a la riqueza”


Para finalizar, mucho se escucha hablar del proyecto que impulsa el oficialismo de un nuevo “Impuesto a la Riqueza” o a las “Grandes Fortunas”. Esto genera incertidumbre y preocupación en el sector agropecuario debido a que sumar un nuevo impuesto a la alta presión impositiva actual compromete el futuro y la rentabilidad de cada empresa.

Al día de hoy sólo se conoce un borrador de lo que sería el nuevo impuesto. El mismo resultaría aplicable por única vez sobre patrimonios superiores a $ 200 millones por bienes existentes al 31/3/2020, sin deducción de pasivos ni de mínimos no imponibles y se gravaría con alícuotas que van desde el 2% al 3,5%. De ser así probablemente muchas PyMES agropecuarias no estarían alcanzadas, pero esto es algo que aún hoy no podemos confirmar.

Fuente: Agrofy News

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *