Investigación

Los pollos rinden más cuando pueden jugar, escalar, picotear heno y bañarse

Un estudio liderado por especialistas noruegos, demostró que los pollos se vuelven más activos y desarrollan huesos más fuertes cuando tienen un ambiente más desafiante.

La actividad avícola consiste en criar pollos de engorde en el menor tiempo posible, y que lleguen a un alto peso con una eficiencia de conversión del alimento ideal.

Hoy en día, la producción de carne de pollo está en continuo crecimiento y a diferencia de otros años, se esta consumiendo cada vez más este tipo de carne en la sociedad.

Un estudio noruego, demostró que ciertos adicionales en la crianza, pueden afectar positivamente la salud y bienestar de los ejemplares. El estudio fue publicado recientemente en el Journal of Applied Animal Welfare Science.

JUEGOS EN EL GALLINERO

Según indicó el estudio, los pollos de engorde rinden más si viven en un entorno que proporciona materiales para jugar y plataformas para escalar. De esta forma, se vuelven más activos y varían su actividad con este tipo de “enriquecimiento ambiental”, como lo denominan los investigadores.

“Así como las personas se mantienen más saludables subiendo escaleras que tomando el ascensor, parece que la salud ósea de las gallinas mejora con este tipo de actividad”, dijo el investigador Guro Vasdal en Animalia, especialista líder en investigación y desarrollo en carne y producción de huevos de Noruega.

Animalia es propiedad de Nortura y la Confederación Noruega de Carne y Aves (KLF), que colaboró con la Universidad Noruega de Ciencias de la Vida (NMBU) para llevar a cabo este estudio.

“En la década de 1990, el bienestar animal comenzó a ampliar su enfoque para incluir el estado emocional de los animales. Por eso, hoy en día decimos que un buen bienestar animal implica un animal sano que muestra comportamientos naturales y positivos, como el juego y la exploración”, explicó el investigador.

Según los especialistas, los animales prefieren jugar en lugar de permanecer pasivos. “Los pollos deben poder tomar baños de polvo para librar sus plumas de grasa y suciedad” destacó Vasdal y agregó que “las aves de carne también necesitan escalar y saltar para probar sus alas, a pesar de que no pueden volar”.

ENSAYOS DE COMPORTAMIENTO Y RENDIMIENTO

Sin embargo, los investigadores necesitaban descubrir cómo medir si realmente las actividades y juegos de los pollos afectaban su bienestar.

Con este fin dividieron un gallinero estándar en dos, con miles de pollos en cada sección. La única diferencia era que la mitad de las aves tenían acceso a plataformasbalas de heno y baños de turba.

Los resultados fueron sorprendentes. Aquellos que se encontraban en la primer sección, fueron capaces de satisfacer su necesidad de picotear, explorar y elevarse. Los pollos en la otra sección formaron el grupo de control y vivieron de una forma pasiva.

“Fue fácil ver que las gallinas se volvieron más activas en un ambiente más desafiante. En la naturaleza, los pollos están motivados para ascender y buscar refugio bajo algo protector. Las gallinas tienen que usar sus patas y alas para subir y bajar de la plataforma, y algunos hacen un valiente intento de volar hacia abajo en lugar de usar las rampas “, dijo Vasdal.

OTRAS MEDICIONES

Los investigadores también midieron las lesionesenfermedades, la calidad ósea, el crecimiento y el comportamiento de las aves.

Además, midieron factores ambientales, como la ingesta de alimentos, la calidad del aire, el agua y la densidad animal.

En cuanto a la calidad ósea se evalúa midiendo la marcha de los pollos. “Descubrimos que los pollos desarrollaban menos cojeras en un ambiente enriquecido”, dice Vasdal.

Sin embargo, la gran duda de todos los productores avícolas es si esta actividad adicional que tienen los pollos se ve reflejada en una disminución del peso vivo final y la ganancia diaria de peso.

En respuesta a esto, el investigador destacó: “No vimos diferencias en el peso de los pollos, y el consumo de alimento fue el mismo en ambos grupos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *