Home Control Misiones: el SENASA le hace frente al caracol gigante africano

Misiones: el SENASA le hace frente al caracol gigante africano

El caracol gigante africano fue detectado por primera vez en diciembre de 2010, en la ciudad de Puerto Iguazú, provincia de Misiones.

En 2019 el Senasa notificó de su presencia en el municipio de Wanda y posteriormente en la ciudad de Eldorado. Luego de ser declarada una especie perjudicial para el ser humano, los animales y los cultivos, se realizaron tareas de detección y erradicación de este molusco. La semana pasada se encontraron 15 nuevos ejemplares.

El Achatina fúlica es una especie de caracol originario de África que fue introducido al continente por actividades antrópicas. Es considerado una plaga gracias a su capacidad de reproducción y a que no tiene un predador específico. Produce daños en ecosistemas, cultivos tropicales y está incluido en la lista de las 100 especies exóticas invasoras más dañinas del mundo de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Los ejemplares adultos tienen entre 10 y 12 centímetros, color marrón con rayas oscuras, y compiten en forma directa con los caracoles autóctonos que son de menor tamaño. Representan además un riesgo para el ser humano ya que su baba puede transmitir parásitos que contaminen las superficies de contacto, incluso de alimentos como verduras y frutas.

Gracias a la denuncia de un ciudadano de Eldorado, el Senasa capturó 15 ejemplares para evitar su dispersión. Desde el organismo recomendaron evitar el contacto con este molusco y su baba. En caso de tocarlo es importante lavarse las manos, al igual que todas aquellas superficies que pudieran llegar a estar contaminadas.

Indicaron además que este caracol no debe ser usado como carnada y que su conchilla no debe ser guardada. Para evitar su aparición se deben eliminar los restos de madera, materiales de construcción, tejas o cualquier otro elemento que pueda servir como su refugio. De ser necesario, aconsejaron tomar al caracol con guantes impermeables, colocarlo en una bolsa, aplastarlo y enterrarlo junto con los guantes utilizados.

Senasa dejó a disposición líneas telefónicas para hacer denuncias en caso de avistamientos: 0800-999-2386 o 03751-422331. También se puede enviar un correo a [email protected]

Vía: Bichosdecampo

No hay comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí