Home Incendios Patagonia en alerta: Los incendios avanzan sin control en la región

Patagonia en alerta: Los incendios avanzan sin control en la región

Las altas temperaturas que se registran desde hace dos semanas y la sequía son dos de los factores que alientan el avance de los focos en distintas regiones del sur argentino.

Incendios en la Patagonia: en Bariloche evacuaron familias y en Neuquén se encuentran afectadas más de 1.300 hectáreas. La Patagonia argentina continúa siendo afectada por incendios forestales que se desataron en las últimas semanas en las provincias de Neuquén y Río Negro.

Desde el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación desplegaron un operativo para combatir las llamas que afectaron más de 1.300 hectáreas en la localidad de Aluminé y obligaron a evacuar familias en Bariloche.

Las tormentas eléctricas provocaron los incendios. Hace dos semanas en el lago Martin, a unos 70 kilómetros al sur de Bariloche, comenzó a desatarse el fuego que avanzó hacia la zona del lago Steffen, por lo que la administración de Parques Nacionales dispuso la evacuación de las familias que viven en los alrededores.

Según informó el portal Río Negro, ayer por la mañana cuatro familias tuvieron que ser evacuadas de manera preventiva, incluso el guardaparque de la seccional que reside en la zona. El dato fue confirmado por Pedro Curuhual, titular del departamento de Incendios, Comunicaciones y Emergencias del Parque Nacional Nahuel Huapi, quien explicó que el viento empeoró la situación.

Un helicóptero, un avión anfibio y otro hidrante del Sistema Nacional de Manejo del Fuego combaten las llamas desde el aire, mientras que medio centenar de brigadistas lo hace en el terreno.

El biólogo Sergio Federovisky, a cargo del viceministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, aseguró que la situación “es muy compleja”.

Pobladores de los sectores afectados y agrupaciones mapuches criticaron a Nación por la “falta de recursos” para combatir el incendio y responsabilizaron al titular de la cartera nacional, Juan Cabandié por la ausencia de una “decisión política” para hacer frente al siniestro.

Señalaron que “la realidad que se vive en la zona es muy alarmante, no se pierde simplemente un bosque, la biodiversidad que contienen estos bosques es parte de nuestras vidas, de lo que nos da identidad, alimenta y nos da hogar. Hoy cientos de hectáreas están bajo las cenizas y con ellas las proyecciones y desarrollo sostenible de muchas familias, incluyendo las del mismo Estado”.

Reclamaron más recursos económicos porque “no alcanza” el equipamiento y personal que se destinó a la zona para combatir este incendio que ya superó las dos semanas activo.Desde el Ministeiro de Ambiente y Desarrollo Sostenible aseguraron que la situación "es muy compleja"Desde el Ministeiro de Ambiente y Desarrollo Sostenible aseguraron que la situación «es muy compleja»

No obstante, el funcionario aseguró que “son críticas ligeras que se sustentan en el desconocimiento y falta de profesionalismo”.

La cantidad de medios aéreos a disposición es récord y fueron destinados antes del inicio de los incendios, porque somos conscientes del riesgo latente que existe producto de la sequía” dijo, aunque aclaró que “los aviones y helicópteros son sólo un complemento”.

En ese sentido comparó la situación actual con los incendios que se registran en Estados Unidos y Canadá: “si se tratase sólo de medios aéreos, allí no habría incendios, pero hay otros factores atendibles como la prevención, y desde el Ministerio iniciamos una política de prevención activa que vamos a sostener a lo largo de los años”.

Además de los combatientes que dependen del Sistema Nacional de Manejo del Fuego, la provincia de Río Negro puso a disposición personal del Servicio de Prevención y Lucha contra Incendios Forestales (SPLIF) que focaliza su tarea en la custodia de las poblaciones linderas.

Orlando Báez, titular de ese organismo en la zona cordillerana, detalló que “el organismo provincial se enfoca en la protección de las poblaciones que se ven amenazadas por el fuego, trabajando a la par de los lugareños, humedeciendo espacios donde podrían llegar las llamas y protegiendo el ganado”.

Fuego en Neuquén

Los medios aéreos destinados a combatir los incendios en la Patagonia se reparten entre los siniestros de Río Negro y Neuquén.

En la provincia petrolera, las llamas arrasaron 600 hectáreas de bosque nativo en la localidad de Aluminé, donde el voraz avance de los focos destruyó incluso maquinaria dispuesta para esa lucha.

Autoridades provinciales mencionaron que hay tres focos activos. Un centenar de brigadistas trabaja desde el domingo en la zona y se prevé el arribo de otros 50 hombres provenientes de Córdoba y San Luis para sumarse a los combatientes de la provincia.

Vía: https://www.infobae.com/

No hay comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí