Economía Lechería

Perspectiva de los mercados lácteos en 2020

La FAO pronosticó que la demanda mundial de lácteos aumentará 2,1% para productos frescos y 1,5% anual para productos procesados. Sin embargo, la demanda puede verse afectada por una desaceleración en el crecimiento económico durante el próximo año, particularmente de los países ricos en petróleo que son grandes importadores de productos lácteos.

Por otra parte, la producción de Australia ha estado disminuyendo a medida que lucha con los impactos de altas temperaturas récord y sequía, y los recientes incendios forestales generalizados. Y se espera que el crecimiento en la producción de Nueva Zelanda sea relativamente plano.

La mayor frecuencia de las guerras comerciales presenta un riesgo para el flujo normal de bienes, lo que podría aumentar el costo del comercio y bajar los precios.

La peste porcina africana (PPA) continúa dominando la demanda de proteínas a nivel mundial. Los consumidores chinos están buscando reemplazar la carne de cerdo perdida, que continuará apoyando la demanda de fuentes alternativas de proteínas. La única excepción es la demanda de suero que ha sufrido por rebaños de cerdos más pequeños.

El modesto crecimiento en la producción de leche en comparación con la demanda significa que se espera que los precios mundiales de los productos básicos se mantengan firmes, al menos durante el primer semestre de 2020.

Si bien las existencias públicas de intervención de leche en polvo descremada (LPD) se liquidaron hace algún tiempo, parte de este producto se destinó inicialmente a existencias privadas. Durante el último año, hemos visto que los precios de LPD aumentan gradualmente a medida que se venden esas acciones privadas. Con la demanda adicional de proteínas de ASF y las existencias de intervención desaparecidas, esperaríamos ver una mayor presión al alza sobre los precios de LPD.

En el caso de la manteca, los precios aún se están reteniendo ligeramente debido al exceso de precios en 2017 y 2018. Tras esos picos, algunos fabricantes de alimentos reformularon sus productos para reducir la dependencia de los precios de la manteca. Sin embargo, vale la pena señalar que los precios mundiales de la manteca están actualmente por debajo del promedio de los últimos 5 años, por lo que, en términos comparativos, la manteca no es costosa.

Por Chris Gooderham, traducido por el Observatorio de la Cadena Láctea Argentina.

Vía: Agrolatam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *