miércoles, enero 19, 2022

Plantas de papas resistentes a la sequía desarrolladas por científicos argentinos

Fue mediante modificaciones genéticas que los investigadores lograron desarrollar plantas de papa tolerantes a condiciones de sequía y hasta con un mayor rendimiento que las de las variedades que actualmente se siembran en el país.

La papa puede soportar hasta periodos de 30 días de sequía en campo, sin embargo, en condiciones de invernadero la pérdida de agua del sustrato es muy acelerada por la evaporación y esto provoca un estrés hídrico más acentuado en las plantas.

Argentina cultiva 80.000 hectáreas con una producción de más de 2,8 millones de toneladas de papas, lo que la convierte en una de las producciones más importantes del país.

Un equipo conformado por de científicos de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y el Conicet desarrollaron plantas de papa resistentes a las sequías que logran producir hasta un 17% más que las comerciales. A través de modificaciones genéticas, los investigadores lograron desarrollar estas plantas que, además, demuestran contar con un  mayor rendimiento que aquellas variedades que actualmente se siembran en el país.

«Los resultados realizados en un invernadero sientan bases para aumentar los rendimientos de papa en condiciones de recursos limitantes, como la disponibilidad de agua en el suelo», señaló Javier Botto, biólogo líder del estudio e integrante del Instituto de Investigaciones Fisiológicas y Ecológicas Vinculadas a la Agricultura (IFEVA).

Según el integrante de IFEVA, este resultado tiene una gran importancia social, ya que “una de las consecuencias del cambio climático global es la intensificación de las sequías con incrementos de la temperatura y la radiación que pueden limitar el crecimiento y los rendimientos de las plantas. Nuestro trabajo demuestra que estrategias de manipulación genética pueden ayudar a resolver los problemas de limitación de alimentos en ambientes limitantes de recursos como el agua en el suelo».

Como resultado de la investigación, se pudo  comprobar que la expresión de más proteína BBX21 mejora el comportamiento de las plantas al estrés, y que se logran reducir los síntomas de deshidratación en las hojas basales. “Produce más clorofila y tiene más fotosíntesis que le confiere mejor uso del agua transpirada por unidad de hidrato de carbono sintetizado”, explicó Botto.

Se  comprobó que la expresión de más proteína BBX21 mejora el comportamiento de las plantas al estrés .     Foto: Agencia CyTA – Instituto Leloir

Según informó la Agencia CyTA, del Instituto Leloir, «los autores del estudio evaluaron la respuesta de las plantas control y las que expresan, más la proteína BBX21 en condiciones de estrés hídrico moderado».

El estudio se hizo en invernaderos y sienta bases para su transferencia a campo con las plantas desarrolladas usando prácticas de manejo comerciales.

Alfalfa y soja

Por último, el investigador también agregó: “Estamos interesados en utilizar esta herramienta biotecnológica en otras especies como alfalfa y soja para generar mayores rendimientos de materia verde en especies forrajeras y de semillas en cultivos oleaginosos y otros. Para lograrlo, estamos en busca de socios y colaboradores que quieran participar en este proyecto”.

Vía: https://www.elagrario.com/

Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Populares

Fungicida casero con bicarbonato

Los hongos son uno de los problemas más habituales que pueden afectar tanto a plantas como a personas. Aunque hoy en día existen gran...

Cómo hacer un buen asado al horno

Aprende a preparar Asado al horno argentino con esta rica y fácil receta.  A la parrilla o al horno, un asado no se parece en nada a...

Limón con agua de aloe vera

El aloe vera y el limón tienen propiedades depurativas naturales que ayudan al organismo a eliminar los residuos y toxinas. Al ingerir limón y...

Vinagre, en la huerta y el jardín

Ya sabemos que es un herbicida 100% natural, pero hay más. Te dejamos 15 usos del vinagre para tu huerta y jardín. El nombre vinagre...