Agroquímicos Control Polémica

Productor sancionado en Córdoba por aplicar agroquímicos sin habilitación cerca de una escuela

CÓRDOBA.- El Ministerio de Agroindustria de Córdoba inició un sumario administrativo y aplicará una sanción «ejemplar» al productor que aplicó agroquímicos en un sector aledaño a una escuela.

En una jornada de viento que determinó que el producto de la fumigación llegara hasta la escuela «Combate de San Lorenzo», ubicada en la zona rural de Colonia La Madreselva, a unos 18 kilómetros de Balnearia.

Las maestras denunciaron la situación a la Policía y la fuerza actuó inmediatamente obligando a suspender la aplicación.

Son elementos –marcó el fiscal– que, en principio, resultan suficientes para tener por configurado un peligro de daño a la salud y justificar la medida provisoria. 

En 2017, la comuna había dictado una norma para prohibir pulverizacionescon agroquímicos en mil metros alrededor del pueblo, pero productores presentaron un amparo al que la Justicia hizo lugar, y en ese momento había quedado suspendida su aplicación. 

Una costumbre nociva para la salud

“Está tan naturalizado el acceso y uso de los plaguicidas que también en forma cotidiana se utilizan en las plazas, sobre los animales y hasta en el pelo de los niños con los piojicidas”, agrega Souza Casadinho que publicó recientemente una investigación sobre el uso en Argentina de plaguicidas altamente peligrosos. El informe indica que 107 productos que se usan acá están prohibidos o no autorizados en otros países. Y de ese total, 36 -es decir el 33%- son plaguicidas altamente peligrosos (PAP) según los criterios establecidos por la OMS y la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación (FAO).

Entre los plaguicidas fuertemente dañinos, que fueron vedados en otras regiones del mundo por su peligrosidad y posibilidad de generar deterioros crónicos en la salud de las personas, se destacan los herbicidas “Atrazina”, usado para controlar el crecimiento de malas hierbas en la agricultura y el “Paraquat”, aplicado tanto en el cultivo del tabaco como en el de hortalizas. El litro de estos productos se consigue en Mercado Libre a un valor de entre $600 y $700.

El medio litro de glifosato marca Roundup se ofrece en Internet a $850 y el envío del “potente preparado que elimina todo” corre a cuenta del comprador. Esta marca de herbicida, perteneciente a Monsanto-Bayer, es la misma por la que un jurado de la corte estatal de Oakland, en California, Estados Unidos, dictaminó esta semana que el gigante químico debía indemnizar a una pareja con el pago de 2.045 millones de dólares por causarle linfoma no hodgkiniano tras la exposición reiterada ante el producto. El jurado determinó que la compañía había actuado de forma negligente al no advertir sobre los riesgos asociados a este herbicida.

Con información de la La Nación y lmdiario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *