Agricultura Ambiente Huerta Investigación

Pulverización selectiva: Cada gota en la planta que corresponde

Más allá de los herbicidas selectivos y de las plantas resistentes, la tecnología de aplicación es el factor de éxito. 

Cambios significativos aparecen y se difunden en la defensa de los cultivos, representados por nuevas herramientas de trabajo y sus regulaciones que buscan mayor “sostenibilidad”—respeto por el ambiente—, satisfacer la demanda de precisión y resolver el grave problema de la resistencia a herbicidas.

Todo ello converge en grandes cambios sobre todo en las maneras de aplicar los diferentes fitosanitarios.

Estos cambios, modificarán el panorama de los vendedores y las cadenas de comercialización de productos y de servicios pare la defensa de los cultivos.

Dicen los especialistas de las grandes compañías desarrolladoras de fitosanitarios, que la aparición de malezas resistentes a los herbicidas de uso corriente en todo el mundo, ha sido el gatillo disparador de una gran serie de desarrollos enfocados hacia el incremento de oportunidades para logar en el control efectivo de esas malezas.

Se aplican cámarassensorescomputadoras, e inteligencia artificial para responder a las múltiples situaciones de trabajo con la suficiente flexibilidad operativa que la agricultura necesita.

El objetivo es pulverizar, también fertilizar, allí donde cada planta lo precise, evitando que los costos se escapen y los problemas con el ambiente.

El ajuste de cada aplicación va más allá del centímetro a centímetro en el suelo. Ahora es planta por planta, por ello se dice que a la precisión se le agrega la flexibilidad. Es por ello que se habla de sistemas que “ven y pulverizan”. Podría comparase al amortiguador del auto que copia el terreno donde hay un pozo o una elevación y mantiene constante la posición del vehículo. Copia el suelo y evita saltos. El sistema copia la presencia o no de malezas y actúa según la necesidad. Distingue las plantas del cultivo, la cantidad de malezas presentes y el tipo de ellas, de que tamaño. O bien no detecta porque no hay malezas. Actúa o no actúa en consecuencia. La selección pasó del herbicida al sistema de aplicación. Más allá de los herbicidas selectivos y de las plantas resistentes.

La puesta a punto cambia bastante ya que no existe la necesidad de uniformar la aplicación, porque ella dependerá de cada situación, que se presente en cada momento. Que cultivo, que malezas y en qué cantidad, tamaño, etc.

Y las grandes compañías estan en esta dirección, y ello se nota en la adquisición por John Deere de la empresa de tecnologías Blue River´s “See and Spray” (origen Texas USA) dedicada a desarrollar inteligencia artificial a los procesos de aplicación. Tecnología capaz de identificar plantas y pulverizar en solo milisegundos.

Otro ejemplo de la misma tendencia es la empresa “Rantizo´s” que ofrece una plataforma que mediante drones y cartuchos para las pulverizaciones.

Este conjunto incluye una pulverización electrostática que envuelve a las hojas lo cual significa que cada partícula del tratamiento se ubica en su objetivo. De esta manera, solo se aplican muy bajos volúmenes de activo. Hablan de dosis de unos 7 kg/ha de producto activo.

Esta configuración, al no requerir agua, es una solida aproximación a superar las limitaciones de los drones en las aplicaciones de herbicidas a escala comercial. Las pruebas en cultivo han corroborado la posibilidad de entrar a un lote luego de una lluvia en tanto que ningún equipo podía hacerlo por la humedad del suelo. El sistema busca automatizar tanto como sea posible el proceso, y hacer más precisa la aplicación incrementando la eficiencia y la seguridad.

Es una era de la agricultura con avances en mecánicaquímica y ahora máquinas inteligentes.

En el tema pulverizadoras la tendencia es a manejar equipos de gran potencia, es decir unos 250 CV, con transmisiones hidráulicas 4×4 de ruedas propulsoras que trabajan en forma independiente o cruzada. Los rodados son de grandes dimensiones a fin de aumentar el despeje del equipo por un lado y por otro lograr grandes superficies de apoyo a fin de aumentar la capacidad de tránsito en suelos húmedos con el menor daño posible al mismo.

El despeje de estas máquinas es importante, llegando a pasar 1,4 m. El barral ofrece por lo general anchos que superan los 25 m y tanques de 3500 litros, como también depósitos de combustible que llega a los 450 litros. Todo esta enfocado a dos cosas fundamentalmente. Poder entrar a lote en el momento que se precisa, sin demoras ya que estas son extremadamente caras.

Y una vez que se entró al cultivo, hacer el trabajo con gran capacidad, es decir gran cantidad de ha por hora o por jornada. Unas 500 hectáreas por jornada de 10 horas si las condiciones climáticas lo permiten, estos equipos pueden trabajar.

Otros recursos centrales que se utilizan con las pulverizadoras a fin de llegar con cada gota al lugar correspondiente, son las pastillas que definen exactamente el tamaño de gota necesario, y los discos rotantes cabezales rotativos, que determinan el tamaño de gota a través de la fuerza centrífuga que reemplaza a la presión y la gravedad en la distribución.

Los cabezales rotatorios definen de manera precisa el tamaño de gota mediante su velocidad de giro, que genera la fuerza centrífuga necesaria para dividir en gotas el flujo de caldo que viene de la bomba de la pulverizadora.

Los cabezales rotatorios definen de manera precisa el tamaño de gota mediante su velocidad de giro, que genera la fuerza centrífuga necesaria para dividir en gotas el flujo de caldo que viene de la bomba de la pulverizadora.

En referencia al clima, es importante el uso de la pastilla adecuada en cada tratamiento y en cada condición climática. Cambiar la pastilla es tan necesario o más, que cambiar la marcha en la trasmisión del tractor, en cada condición de trabajo. Es poco probable lograr el éxito en las aplicaciones con diferentes objetivos y/o diferentes condiciones climáticas. Los cabezales rotativos resuelven esta regulación del tamaño de gota a través de su régiemen de rotación, regulado eléctricamente.

Estos son los equipos y las tecnologías que se podrán ver en la próxima edición de Expoagro, tanto en los stands de las empresas fabricantes como en el famoso Tecnódromo, el sector en el que los organizadores ofrecen demostraciones con equipos y sistemas de última generación.

Vía: Clarin Rural

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *