martes, julio 27, 2021
ANUNCIO

Qué hacer con la cáscara o corteza de sandía

Todos estamos de acuerdo que cuando pensamos en el verano y la fruta, nos viene a la cabeza la sandía. ¿Qué no puede gustar de esta fruta dulce, refrescante y saludable?

Pero la sandía no es sólo su dulce y rosada pulpa. Hay una parte de esta fruta que probablemente ignoras (pero no deberías): ¡la cáscara! Es mucho más que un resto para tirar a la basura; es más útil de lo que crees y aún tiene mucha vida.

La cáscara de la sandía es la parte blanca y firme de la fruta que queda después de que la pulpa rosa brillante se haya comido. Solemos tirar esta parte de la fruta, pero tiene una textura crujiente similar a la de un pepino y es bastante útil. Sólo tienes que acordarte de pelar o cortar la piel verde antes de usarla.

Usos de la cáscara de sandía.

1. En escabeche.

Hazlo unos días antes de usarlo, para que la corteza tenga tiempo de tomar un sabor picante. Usa la cáscara de sandía en escabeche como condimento, o añádela a tu ensalada de atún o de pollo, o incluso a las verduras mixtas.

Pela la piel verde de la cáscara de sandía; Corta la corteza en tiras. 

En una cacerola mediana, mezcla 5 tazas de agua con 3 cucharadas de sal; hierve. Añade la cáscara. Cocina a fuego lento hasta que estén tiernos, aproximadamente 5 minutos. Escurrir y pasar a un recipiente hasta que se enfríen.

En otra cacerola, mezcla vinagre, azúcar, salmuera y 1 taza de agua. Llevar a ebullición, removiendo para disolver el azúcar y la sal. 

Añadir la corteza de la sandía y volver a hervir; reducir el fuego y cocer a fuego lento hasta que esté tierna, unos 5 minutos. Retirar del fuego y dejar enfriar, colocando una pequeña tapa o plato directamente sobre la corteza para mantenerla sumergida en la salmuera, si es necesario.

Pasar la corteza y el líquido a un recipiente hermético; tapar y refrigerar al menos 12 horas.

2. Chutney.

Una vez retirada la piel verde exterior, la corteza blanca puede cortarse en trozos pequeños y usarse para hacer chutney. Usa este condimento dulce y picante como complemento de un curry picante o sírvalo sobre el pollo o junto al pescado a la parrilla.

3. Curry indio.

Quita la cáscara verde y usa la cáscara blanca, como harías con una verdura, para hacer un curry. En realidad, se trata de un plato especial en algunas partes de la India. Combinado con chiles picantes y otras especias, la corteza de la sandía proporciona un complemento sutilmente dulce y fresco. Incluso con un tiempo de cocción relativamente rápido, la corteza absorbe muchos sabores y se ablanda.

4. Gazpacho.

Tanto si decides usarla en lugar del pepino, como si la añades, mezcla la corteza de la sandía blanca con los tomates para hacer un gazpacho fresco de verano.

5. Bastones crocantes.

Vamos a usar la cascara de sandia como bastones que parecen patatas fritas.

6. Sandía fermentada.

Una buena forma de aprovechar la corteza blanca de la sandía es fermentándola y dándole un poco de sabor.

7. Mermelada.

Podemos usar la cáscara de sandía para hacer una rica mermelada. Receta:

8. Fruta confitada con cascara de sandia.

9. Cereal de cáscara de sandía.

10. Limpiador para la piel.

A la zona blanca de la cáscara de la sandía se le atribuyen propiedades beneficiosas para limpiar tu piel. En concreto, en tu cara puede ayudar a eliminar las impurezas de forma natural.

11. Salteado de cáscara de sandía.

Ingredientes:

  • 1 Cebolla cortada en tiras
  • 1 Pimiento Verde cortado en tiras
  • 1 Pimiento Rojo cortado en tiras
  • 1 Zanahoria cortado en tiras
  • 2 Filete de lomo (nota) cortado en tiras
  • Piel de 1/4 de sandía sin la parte verde.
  • Aceite de Oliva
  • Sal
  • Pimienta negra
  • 1 Cucharada de Azúcar
  • 2 Cucharadas de Vinagre
  • Hierbas aromáticas al gusto

Receta:

  1. Filetear la cáscara de la sandía en lonchas muy finas, un poco mas gruesas que el canto del cuchillo.
  2. Poner la cáscara de la sandía fileteada en un bol con un poco de sal y dejarlas macerar unos 15 minutos.
  3. Poner un par de cucharadas de aceite de oliva en la sartén y caramelizar la cebolla en un fuego suave.
  4. Añadir la carne cuando la cebolla esté casi caramelizada.
  5. Dejarlos saltear un par de minutos.
  6. Poner los pimientos y dejarlos saltear un par de minutos.
  7. Retirar la cáscara del bol, enjuagar bajo el grifo y escurrir apretándolas entre las manos  para quitarles el exceso de agua y de sal.
  8. Ponerlas en las sartén y dejarlas saltear un par de minutos.
  9. Poner la zanahoria y saltear un par de minutos.
  10. Poner todas las hierbas y especias (en este caso solo pimienta), la cucharada de azúcar y las dos cucharadas de vinagre.
  11. Dejar saltear un par de minutos para que se unan todos los sabores y se evapore el vinagre.
  12. Emplatar y… buen provecho. 

12. Guiso de cáscara de sandia.

Con la cascara de la sandia se puede hacer un guiso, que tiene sabor y textura como calabacín.

Ingredientes:

  • 3 tazas de cascara de sandia pelada y cortada en cuadritos pequenos.
  • 4 dientes de ajo.
  • 1 lata de tomates en cuadritos de 300g.
  • 1 cebolla mediana cortada en cuadritos.
  • Aceite de oliva.
  • Sal y pimienta.

Instrucciones:

Con un pelador de papas, se pela todo lo verde de la cascara de la sandia, se corta en cuadritos, se reserva. Se toma una sartén honda, se agrega el aceite de oliva, se sofríe el ajo hasta dorar sin que llegue a quemarse, añadir la cebolla picadita, sofreír hasta cristalizar luego agregar la cascara de sandia y sofreír un poco, agregar el tomate y revolver, dejar cocinar hasta que se vea traslúcida, si se ve que se seca la salsa agregar un poco de agua y seguir cocinando, tendrá la textura como la del calabacín. Se puede servir acompañado de arroz blanco o pasta.

13. Cáscara en almíbar.

Ingredientes:

  • Cáscara de sandía. Sólo la parte interna y blanca de la misma.
  • Azúcar para el almíbar, poca para un almíbar suave.Unos 100 gramos.
  • Clavo, cuatro o cinco.
  • Limón. El zumo de medio.
  • Una rama de canela o un poco molida.
  • Agua, para cubrir la fruta sólo hasta la mitad.

Cómo hacerlo:

Pelaremos la cáscara de la sandía muy bien, dejando sólo lo blanco, partiendo en trozos pequeños como en forma de dedos y la pondremos a guisar cubierta de agua, cuando hierva vaciaremos el agua y repetiremos la operación hasta tres veces, con esto queremos conseguir que pierda su fuerte sabor, y al mismo tiempo se vaya ablandando, lo que comprobaremos pinchándola. Cuando su textura sea blanda la apartamos y escurrimos el agua.

Ahora pondremos la cáscara ya cocida; con el azúcar, el agua hasta la mitad,la canela y el clavo. La dejaremos cocer hasta que la cáscara tenga una textura cristalina y el punto de almíbar, un poco antes de retirar añadiremos el zumo de medio limón y daremos el último hervor.

Vía: https://ecoinventos.com/

Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Populares

Fungicida casero con bicarbonato

Los hongos son uno de los problemas más habituales que pueden afectar tanto a plantas como a personas. Aunque hoy en día existen gran...

Cómo hacer un buen asado al horno

Aprende a preparar Asado al horno argentino con esta rica y fácil receta.  A la parrilla o al horno, un asado no se parece en nada a...

Limón con agua de aloe vera

El aloe vera y el limón tienen propiedades depurativas naturales que ayudan al organismo a eliminar los residuos y toxinas. Al ingerir limón y...

Usos del vinagre en la huerta y jardín

Uno de los usos más comunes del vinagre casero es como herbicida 100% natural, pero hay más. Te dejamos 15 usos más de este elemento típico...