Anuncio
domingo, febrero 28, 2021
Inicio Agricultura Recuperar cultivos para revolucionar la alimentación humana

Recuperar cultivos para revolucionar la alimentación humana

Anuncio

El kedondong, la moringa o las nueces bambara son cultivos altamente nutritivos que según ‘Cultivos para el futuro’ deberíamos recuperar.

Cultivos para el futuro, en inglés Crops for the Future (CFF), con sede en Kuala Lumpur (Malasia) es una organización internacional independiente que trabaja para promover y facilitar un mayor uso de cultivos olvidados y subutilizados para revolucionar la alimentación humana.

Sayed Azam Ali, director del CFF, avisa que tan solo cuatro cultivos -trigo, maíz, arroz y soja- proveen dos tercios de la oferta mundial de alimentos. “Dependemos de estos cuatro cultivos, pero hay unos 7.000 que la humanidad conoce y planta desde hace miles de años. Y los estamos ignorando”, añade en un reportaje en la BBC.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) el sector de alimentos ya es responsable de dos tercios de las emisiones globales de gases de invernadero. Pero, la creciente población mundial obligará a aumentar en un 50% la producción mundial de alimentos. Según la ONU, la población global, que se sitúa actualmente en 7.200 millones, alcanzará los 9.700 millones para 2050.

El reto del futuro reside en satisfacer esa demanda alimenticia sin contribuir, aún más, al cambio climático, dañar la biodiversidad y destruir ecosistemas. Según el CFF el elemento clave para alcanzar una solución efectiva pasa por los cultivos olvidados.

Azam Ali asegura que al invertir en plantas locales, los países pueden reducir su dependencia de alimentos importados y su huella de carbono. Los cultivos olvidados también fortalecen la seguridad alimentaria ante la frecuencia de eventos climáticos extremos asociados al calentamiento global. Además, estos cultivos autóctonos son más resistentes al cambio climático que otras plantas y altamente nutritivos.

Según Cultivos para el Futuro existen tres cultivos los cuales deberían ser recuperados e introducidos a la dieta humana por sus propiedades alimenticias.

El kedondong o ciruela del Pacífico es una fruta tropical que contiene vitamina C, calcio, fósforo y hierro
El kedondong o ciruela del Pacífico es una fruta tropical que contiene vitamina C, calcio, fósforo y hierro (JokoHarismoyo / Getty)

Kedondong o ciruela del Pacífico

Esta fruta tropical, Spondias dulcis, es también conocida como ambarella en Estados Unidos y periba en Perú. Proviene de un árbol originario de la Polinesia, de donde fue introducido a regiones tropicales en América, Asia y África.

Esta fruta contiene vitamina C, calcio, fósforo y hierro, entre otros nutrientes. Su pulpa puede consumirse en ensaladas de fruta, en almíbar, puré, zumos y mermeladas.
El CFF intenta transformar esta fruta poco conocida en una bebida efervescente, libre de azúcar y con un alto contenido de vitamina C.

La moringa molida puede ser un sustituto de la harina para hornear o repostería baja en gluten
La moringa molida puede ser un sustituto de la harina para hornear o repostería baja en gluten (Westend61 / Getty)

Moringa

El árbol, Moringa oleifera, es originario del norte de India, Etiopía, Filipinas y Sudán. También se encuentra en América Latina (Cuba, República Dominicana, Paraguay y Argentina).

La Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, FAO, dice que sus hojas “son ricas en proteínas, vitaminas A, B y C, y minerales: muy recomendables para mujeres embarazadas y lactantes, así como para niños pequeños”.

Las hojas, con alto contenido de calcio y hierro, pueden usarse como equivalente de las espinacas.
Además posee propiedades medicinales. Según la FAO, los productos derivados de la moringa tienen propiedades antibióticas. Las semillas de la planta se usan también para problemas circulatorios.

Sus hojas se pueden machacar y crear una harina de moringa para utilizar en repostería. Es una harina con un nivel bajo de gluten y un alto contenido de nutrientes.

Las nueces bambara es un cultivo de Africa Subsahariana que resiste altas temperaturas y crece en suelos pobres
Las nueces bambara es un cultivo de Africa Subsahariana que resiste altas temperaturas y crece en suelos pobres (Appfind / Getty)

Nueces bambara

Esta planta, Vigna subterranea, es una leguminosa rica en proteína nativa del África Subsahariana, que también crece en algunas zonas del sureste asiático. Resiste altas temperaturas, crece en suelos pobres y tiene un alto contenido en proteína.

Sus vainas crecen bajo tierra, en forma similar al cacahuete y, al ser una leguminosa, esta planta mejora la fertilidad del suelo de manera natural.

Una de las recetas más exitosas del CFF es murukku de bambara. El murukku es un bocadillo crujiente y de textura mantecosa común en India.

Azam Ali cree que la bambara puede ser un cultivo de éxito al mismo nivel que lo ha sido la quinoa, que hace 30 años era prácticamente desconocido fuera de sus territorios nativos en Bolivia y Perú.

Vía:Lavanguardia

 

- Advertisement -
Anuncio

Para leer

Anuncio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Relacionados

- Advertisement -