martes, julio 27, 2021
ANUNCIO

Recuperó su campo inundado con una técnica increíble

Luego, apenas las condiciones se lo permitieron, utilizó una serie de técnicas de manejo que lo ayudaron a paliar los efectos de la inundación en su campo en Hernando.

Los ascensos del nivel de la napa pueden generar efectos negativos porque limitan la infiltración del agua de lluvia. Además, favorecen los anegamientos totales o parciales de los lotes, impactando en la productividad de los cultivos y las propiedades físico-químicas de los suelos.

Siguiendo la idea de que cada pedazo de tierra es importante y sin escatimar esfuerzos, un productor de Hernando, en el centro de Córdoba, logró cultivar soja en las tierras de alta salinidad que quedaron después de la inundación.

Gracias al uso del modificador orgánico Humiplex, Marcelo Meichtry logró sembrar soja que no había sido cultivada antes y describió su experiencia en #MiCampoEsTestigo, que es una serie de recomendaciones para la experiencia de los argentinos de la UPL en el campo de la narración en primera persona.

Meichtry viene desarrollando su propio campo petrolero en la zona de Punta del Agua, a pocos kilómetros de Hernando. El importante período de lluvias se concentra en verano. Apenas llueve en invierno. En la última temporada, precipitaciones estaban fuera de control y la mayoría de los campos se inundaron.

Cómo resolver el tema de salinidad del lote

“Hasta esa inundación grande nosotros podíamos rotar 33% de trigo, soja y maíz, con rendimientos de 3.600 a 4.000 kilos por hectárea (kg/ha) en soja y hasta 10.000 kg/ha en maíz. Pero después de la inundación, a la siguiente campaña, empezamos a tener problemas con los nacimientos en soja. El primer año no pudimos cosechar nada”, contó Meichtry.

Esa situación los obligó a sembrar sólo maíz en esos lotes en donde había subido la sal. El primer año fue flojo, el segundo y tercero más o menos, ya al cuarto obtuvieron 5.000 kg/ha. Por ahí la cosa marchaba bien. Pero todavía no podían con la soja, y los números no cerraban. “Así fue como desde AgroHernando, nuestro proveedor de insumos, nos sugirieron probar con un producto biológico, Humiplex, en combinación con una fertilización fosforada”, relató Meichtry, quien manifestó que, si bien aún no cosecharon la soja, estiman que rondará los 3.000 kg/ha. Todo un éxito.

“Conocemos hace varios años a Meichtry y consideramos que Humiplex le iba a permitir resolver el tema de salinidad del lote para recuperar su productividad”, argumentó Matías Ferreyra, asesor técnico-comercial de AgroHernando. “Es una zona de campos buenos, pero las sales son un enemigo. Hay campos bajos donde la napa está a 70 centímetros o menos y eso hace que se reduzca la disponibilidad de nutrientes. Por eso soluciones biológicas como Humiplex nos permiten tener disponibilidad rápida de nutrientes para los cultivos”, contó.

La soja fue sembrada el 5 de noviembre a 42 centímetros entre hileras, y la sugerencia del departamento técnico de AgroHernando, así como de UPL Argentina, fue que se aplicaran a la siembra 50 kg/ha de Humiplex y 50 kilos de fertilizante fosforado.

“Pudimos ver que al inicio del cultivo el desarrollo de las plantas fue muy bueno donde habíamos aplicado Humiplex. Lo comparamos con un testigo. También vimos diferencias en la nodulación y en el aprovechamiento del fertilizante”, explicó la ingeniera agrónoma Paola Diaz, del Departamento de Desarrollo de Mercado de UPL Argentina en el centro y norte de Córdoba.

Diaz apuntó que Humiplex es un producto muy recomendado para los suelos donde hay problemas de salinidad y/o suelos con alta composición de arena. “En los suelos salinos favorece la disponibilidad de los nutrientes para las plantas, que en condiciones de salinidad estos nutrientes son retenidos, y en los suelos arenosos favorece la retención de humedad”, explicó.

Humiplex es un producto biológico granulado integrado por ácidos húmicos que son parte de la materia orgánica estable y permiten estabilizar el suelo, regular el pH y mejorar las condiciones físico-químicas y biológicas del suelo. Contiene moléculas que permiten retener, quelatar y aumentar la eficiencia de penetración de los nutrientes en las plantas convirtiéndolos en formas aprovechables.

“El logro más importante fue devolverle la productividad al lote, con una emergencia y crecimientos parejos. Todavía quedan algunos rodales sin cultivo porque hay gran cantidad de sal, pero ya haber podido implantar cultivo de soja versus no haber podido hacerlo en años anteriores es un gran paso”, repasó Diaz, quien recomienda continuar el “tratamiento” con Humiplex en las sucesivas rotaciones para mejorar las condiciones de suelo. Vale recordar que puede ser utilizado también en avena, cebada, trigo, alfalfa y maíz, entre otros.

A Meichtry, Humiplex le devolvió varias hectáreas. “Significó la posibilidad de sembrar soja en estos suelos con sales superficiales, algo que después de la inundación no creíamos posible”, repite el productor de Hernando y aclara que volverá a aplicar el producto en la siembra de maíz 21/22.

En los tiempos que corren, la posibilidad de sumar productos biológicos que acompañen el paquete de soluciones químicas constituye una enorme ventaja pensando en la eficiencia colectiva, la mejora en la productividad y la sustentabilidad.

Vía: https://news.agrofy.com.ar/

Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Populares

Fungicida casero con bicarbonato

Los hongos son uno de los problemas más habituales que pueden afectar tanto a plantas como a personas. Aunque hoy en día existen gran...

Cómo hacer un buen asado al horno

Aprende a preparar Asado al horno argentino con esta rica y fácil receta.  A la parrilla o al horno, un asado no se parece en nada a...

Limón con agua de aloe vera

El aloe vera y el limón tienen propiedades depurativas naturales que ayudan al organismo a eliminar los residuos y toxinas. Al ingerir limón y...

Usos del vinagre en la huerta y jardín

Uno de los usos más comunes del vinagre casero es como herbicida 100% natural, pero hay más. Te dejamos 15 usos más de este elemento típico...