Ganadería Salud

Resurge una enfermedad bovina y preocupa a los productores

La tasa de contagio del ácaro aumenta exponencialmente con la aglomeración de animales, creando un ambiente más propicio para el mismo.

La intensificación de los sistemas de producción de carne y leche, ya sea a través de feedlot, free stall, dry lot o engordes a corral, entre otros sistemas, aumenta las posibilidades de proliferación de la sarna bovina.

A esta situación, los especialistas agregan que la rotación de los principios activos utilizados, a raíz de la resistencia parasitaria, provocó una lógica disminución del uso de lactonas macrocíclicas y su reemplazo por otras drogas antihelmínticas específicas, como levamisoles y benzimidazoles sin actividad ectoparisiticida, lo que resultó en un avance gradual de este padecimiento.

La presencia de sarna es incompatible con los sistemas productivos actuales, por lo cual se aconseja a veterinarios y productores a prestar especial cuidado al diagnóstico y tratamiento temprano de esta parasitosis.

sarna bovina
Aún con productos de eficacia comprobada, el manejo deficiente de los tratamientos ha impedido la erradicación de esta enfermedad en el país.

Características visuales de la enfermedad

La sarna bovina comienza con una dermatitis descamativa con intenso prurito, alopecia (perdida de pelo en la zona afectada), que posteriormente genera la formación de vesículas, que se contaminan formando pústulas y luego zonas costrosas.

Los ectoparásitos permanentes son técnicamente erradicables. La condición es el tratamiento de toda la población, y la repetición de las dosificaciones cuando los huevos pueden sobrevivir el efecto residual del antisárnico designado.

Aún con productos de eficacia comprobada, el manejo deficiente de los tratamientos ha impedido la erradicación de esta enfermedad en nuestro país.

Con excepción de las lactonas macrocíclicas y milbemicinas frente a la sarna bovina, ningún producto tiene el poder residual suficiente para superar el período de incubación de los huevos, por lo que según destacan especialistas, se imponen dos tratamientos.

En general son para corregir errores comunes a campo relacionados con el encierre y dosificación.

Recomendaciones preventivas y tratamiento

En esa línea de trabajo, especialistas técnicos, recomiendan las siguientes estrategias:

-La detección y diagnóstico precoz, para establecer el tratamiento adecuado.

-Utilización de productos aprobados, bajo estricto asesoramiento profesional.

-Rotación y combinación de principios activos y vías de aplicación, cuando el desafío es importante o exista presunción de resistencia,

-Tratar a toda la población del rodeo.

-Respetar el tiempo de separación entre lotes, hasta lograr la eficacia total del tratamiento, antes de mezclar la hacienda.

Fuente: Vetanco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *