Anuncio
lunes, mayo 17, 2021
InicioLecheríaSe estima un 2020 con aumento en la producción de leche

Se estima un 2020 con aumento en la producción de leche

Anuncio

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (Usda) publicó sus estimaciones de producción de los principales países productores de leche bovina en el mundo, con una proyección general de aumento, aunque con marcadas pérdidas en algunas regiones.

El informe por países y productos es el siguiente: 

Leche fluida

Argentina: durante el 2019 la producción de leche acumulada fue menor en comparación al 2018 debido principalmente a temperaturas más altas a principio del año, causando un mayor estrés a las vacas. Si bien los márgenes y la alimentación han mejorado la situación, el pronóstico de producción de leche para 2019 se estima que cierre en -1% respecto a 2018, siendo unas 10,64 millones de toneladas de leche en total. 

Para el año que comienza se espera que los productores mantengan márgenes y que la producción de leche crezca en un 1,5%, a causa de expansión del rebaño y un mayor rendimiento individual de las vacas.


Estados Unidos: Para el 2020, las predicciones de exportación de lácteos para este país son buenas; principalmente porque se esperan mayores volúmenes y mayores precios de algunos productos. En esto juegan un papel relevante los productos descremados: el valor de las exportaciones estadounidenses de leche en polvo descremada (LPD) aumentaron en 2019 y representaron alrededor del 25% del valor total de los lácteos exportados. Se espera que el próximo año crezca un 5% la cantidad de LPD destinada a mercado externo.

Un aspecto clave ha sido el aumento persistente del precio de LPD tanto en los Estados Unidos como en los mercados internacionales desde 2018. Varios factores parecen haber respaldado esto, entre ellos el incremento en la demanda mundial (sobre todo China, Filipinas e Indonesia), menor producción de leche en 2019 que la esperada, sumado a la baja cantidad de existencias tanto en la UE como en EE. UU. Sin embargo, este último es el único exportador que se espera que tenga suministros adicionales de LPD para el mercado internacional.

Australia: se espera que los números de cierre de 2019 en producción de leche ronden el -2%, debido a las condiciones de sequía que afectaron particularmente al estado de Victoria, el mayor productor de lácteos. Además, ante las malas condiciones de pastoreo y altos precios de los alimentos, los granjeros sacrificaron vacas y se espera que el rebaño se contraiga en un 3%. Recientemente, las lluvias han mejorado las condiciones y, junto con los precios récord de la leche, han detenido en cierta medida la disminución de la producción. Para 2020, se espera que las condiciones sigan mejorando y que los precios de la leche sigan siendo altos.

Unión Europea: la sequía de verano provocó escasez de forraje en los principales miembros productores, lo que llevó a una reducción del rebaño, similar a lo ocurrido en Australia. Como resultado, el crecimiento en la producción de leche fue más lento de lo previsto. 

Mirando hacia el 2020, a medida que las condiciones de pastoreo vuelvan a la normalidad, se espera que la producción de leche se acelere y que para la totalidad del año crezca un 0.4%. Si bien como se mencionó el rebaño será menor, es probable que la mejora en el manejo y la genética compensen esta situación.

Nueva Zelanda: se preveía que la producción de leche de 2019 terminaría siendo -2% respecto al año anterior debido a una primavera fría y húmeda que afectó negativamente los rendimientos de leche por vaca. Para principios de este año, las predicciones meteorológicas apuntan a precipitaciones y temperaturas de verano normales o superiores, mejorando la situación. 

Se pronostica que la producción de leche crecerá levemente (menos del 1%). Un factor clave ha sido el reciente aumento en el precio previsto de la leche de granja 2019/2020 de NZ $ 6.75 a NZ $ 7.05 (precio medio de US $ 4.60) por kg de sólidos de leche, seguramente esto promoverá la alimentación suplementaria de vacas para aumentar la producción de leche.

Queso

Unión Europea sigue siendo el mayor exportador mundial de queso con aproximadamente una cuarta parte de sus exportaciones enviadas a EE.UU y Japón. En 2020 se espera que crezcan 1% debido a la mayor producción de leche. Con alrededor del 75% del volumen de queso consumido en el mercado interno, el saldo se exportará. 

Se espera que la reciente imposición de aranceles estadounidenses al queso y la manteca por parte de la UE tenga un impacto limitado ya que se supone que la demanda de quesos importados de alta gama es relativamente inelástica.

En el escenario de países, Bielorrusia apareció con una importancia creciente, ya que sus exportaciones de queso han tenido un crecimiento anual promedio de aproximadamente 6% entre 2014 y 2018. En 2019, alrededor del 95% se envió a Rusia. Sucede así desde que, en 2014, Rusia prohibió las importaciones de queso de la UE y los EE. UU. Para el nuevo año, se pronostica que las exportaciones crecerán en un 8%; si bien Rusia seguirá siendo el destino dominante, es probable que crezcan las ventas a otros países vecinos como Kazajstán y Kirguistán.

Respecto de la producción de quesos de Nueva Zelanda será reflejo del poco incremento en la producción de leche pronosticada, se cree que la cantidad de queso producido crecerá 1% en el 2020, mientras que se espera que las exportaciones puedan expandirse hasta en un 3%. Los principales destinos son: Japón, China y Australia, aunque el año entrante es probable que China pase a ser el primero. Las importaciones de este país asiático crecieron a un ritmo promedio de más del 13% entre 2014 y 2018 (+10% pronosticado para 2020). 

El otro proveedor importante es Australia, ambos países oceánicos se benefician de los acuerdos de libre comercio que permiten la importación con tasas libres de impuestos (NZ) o tasas reducidas (Aus).

Manteca

Para la Unión Europea, el Usda espera que los números finales de las exportaciones de manteca para 2019 terminen siendo cercanas a +30% debido a las ventas a EEUU, Japón y los Emiratos Árabes Unidos. Para 2020, es probable que la producción se contraiga ligeramente, pero se espera que el consumo interno crezca, limitando las exportaciones. Con respecto al arancel de importación del 25% por parte de EEUU, el impacto sería limitado por las mismas razones expuestas para los quesos.

Sobre Nueva Zelanda se estima que al cierre de 2019 las exportaciones de este país se reduzcan en un 6% debido a la caída de los envíos a China (-40% interanual). Para 2020, se pronostica que la producción de manteca disminuirá ya que el exceso de producción de leche se utilizará para producir LPE y queso. Sin embargo, se pronostica que las exportaciones crecerán 1%.

Leche en polvo descremada

UE: las exportaciones estaban en camino de alcanzar más de 1 millón de toneladas en 2019, siendo los mayores envíos a países asiáticos como China e Indonesia. En 2020, se esperan menos suministros exportables y por lo tanto que las exportaciones disminuyan alrededor del 8%.

Nueva Zelanda: la producción de LPD en 2019 cerraría en baja. Aunque se espera que la producción de leche en 2020 se expanda, el adicional probablemente se utilizará para producir LPE y queso, pronosticando una reducción del 4% en LPD. Sin embargo, debido a la gran demanda mundial, se proyecta que las exportaciones de LPD crecerán un 5%.

EEUU: en 2019, las exportaciones de LPD de este país presentaron una fuerte competencia en el mercado global que, junto con los aranceles de represalia impuestos por varios de los países importadores, redujeron los envíos. Para 2020, se espera mayor disponibilidad de suministros exportables (debido al +2% producción de leche) y por lo tanto se prevé que los envíos de LPD se recuperen en un 5%. Este país es el principal proveedor de México, pero el acuerdo UE-México, que establece una cuota libre de impuestos de leche en polvo de la UE, parece estar teniendo impacto: las importaciones estadounidenses cayeron un 10%.

Leche en polvo entera:

China es el mayor importador de LPE en el mundo y después de una fuerte disminución en 2014, las importaciones entre 2015 y 2018 han estado creciendo a una tasa promedio anual del 15%, aunque para el año entrante se espera que crezcan a un ritmo más moderado. El gran proveedor es Nueva Zelanda, que en los últimos años ha suministrado alrededor del 90% de todas las importaciones de LPE. En este marco, las exportaciones de Nueva Zelanda están en camino de alcanzar un récord de 1,6 millones de toneladas. En 2020, se espera que se mantengan prácticamente sin cambios.

Vía: Agrolatam

- Advertisement -spot_img
Anuncio

Para leer

Anuncio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Relacionados

- Advertisement -