Control Ganadería

SENASA: “Vaca loca” en Brasil: es un caso atípico y no debería impactar en el país

Las alarmas se encendieron ante un nuevo caso de «vaca loca» en el estado de Mato Grosso, en Brasil. Se trata de una enfermedad bovina que es un trastorno cerebral que sufren los animales más adultos y que puede ser  transmitida a los seres humanos a través de la ingestión de carne contaminada, pero que no existe transmisión entre personas.

Ante esta situación, Brasil decidió suspender sus exportaciones de carne vacuna a China, el principal destino que tienen los envíos desde ese país. En 2018 se alcanzaron las 333.000 toneladas contra las 207.000 vendidas por Argentina al «gigante asiático». Este año, según las proyecciones del movimiento CREA, podrían incrementarse un 20%.

Debido a esta situación, la Secretaría de Gobierno de Agroindustria anunció una ampliación de las exportaciones de carne vacuna hacia China, donde el gobierno de ese país notificó la entrada en vigencia del nuevo certificado de carne bovina a su país, que habilita la exportación de carne enfriada y con hueso, sumándose a las de carne congelada.Argentina obtuvo reconocimiento internacional como país de riesgo insignificante respecto a la vaca loca

Sobre el caso de «vaca loca» en Brasil, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria –Senasa-  anunció ayer que esto no impacta en la situación sanitaria del país, y que continúan las medidas de control en las importaciones de mercancías consideradas de riesgo para evitar el ingreso de esta enfermedad, que nunca se ha registrado en Argentina.

Además, desde el organismo que preside Ricardo Negri, recordaron que los controles se realizan en base a las recomendaciones de la Organización Mundial de Sanidad Animal. A partir de esto, Argentina obtuvo su reconocimiento internacional como país de riesgo insignificante respecto a la vaca loca.

Daniel Urcía, vicepresidente de la  Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas –FIFRA-, aseguró en diálogo con Infobae que «es muy baja la posibilidad de que la enfermedad llegue al país. Tenemos una rutina de control en los frigoríficos que se viene realizando normalmente a modo de monitoreo».El “mal de la vaca loca” puede ser transmitido a seres humanos a través de la ingesta de carne, pero no existe transmisión entre seres humanos (Getty)

Además, el representante de FIFRA pidió fortalecer los organismos de control. Y agregó: «Tenemos que dejar en claro que, dado los sucesos que se están dando en el mundo, sea la vaca loca en Brasil o la peste porcina en China, tenemos que asegurar más que nunca nuestros controles y ser responsables. No podemos permitirnos cometer ningún error que termine con todos los esfuerzos que hemos hecho para volver a ser un jugador importante en el mercado mundial».

En la cadena de ganados y carnes de nuestro país hay cautela sobre cómo esta situación afectará o beneficiará a nuestro país. Martín García Fernández, vicepresidente 1° de la Asociación Argentina de Brangus aseguró: «Nunca son positivas este tipo de noticias, dado que asustan a los consumidores. Se habla de que el caso de Brasil es atípico y no se lo relaciona con un caso de los tradicionales. Esta situación no debería generar inconvenientes, y por prevención Brasil cerró sus exportaciones a China, aunque se estima que a la brevedad se abrirán las barreras«.

Este cierre de exportaciones de carne vacuna de Brasil a China «podría derivar en un factor de demanda agregada hacia nuestro país, o de otros países como Paraguay. Hay que ser prudentes y quitarle importancia hasta que la situación se tranquilice, aun sabiendo que puede haber una repercusión o un impacto inmediato».

Fuente: infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *