Anuncio
sábado, marzo 6, 2021
InicioEconomíaTambos estabulados: productores que invierten a futuro

Tambos estabulados: productores que invierten a futuro

Anuncio

Tamberos cordobeses invierten en mejorar sus producciones a pesar de la crisis que enfrenta la lechería. En agosto recibieron hasta $7,30 por litro.

La incorporación del sistema de producción “cama caliente” bajo techo, por parte de algunos tambos logró mejorar en forma sustancial la producción de leche. Esta es la experiencia que lleva adelante Ángel Barrenechea, propietario del tambo “El Moncho”, con 13.000 litros diarios de leche y 450 vacas confinadas en ordeño. El establecimiento está ubicado en la localidad cordobesa de Villa Nueva, pegado a Villa María. Este es uno delos tambos que formó parte del Tour Lechero organizado por el grupo Todo Agro.

PLANTEO. Barrenechea posee otro tambo del tipo pastoril, con 310 vacas en ordeño que producen alrededor de 8.700 litros diarios. También hace recría y guacheras. En los dos sistemas se realizan dos ordeños diarios, explicó el productor a Super CAMPO. El sistema de confinamiento con cama caliente permite optimizar la producción de leche, lograr un empleo más eficiente de la alimentación y una mayor competencia en el uso del suelo.

PRODUCCIÓN.“El Moncho” es una empresa familiar con casi 800 hectáreas en producción, de las cuales 430 fueron asignadas a silo de maíz; 300 hectáreas a las alfalfas y las 70 restantes a los verdeos de invierno. La explotación dispone de un equipo de riegoque cubre 120 hectáreas. Se trata de cuatro lotes con rotación de cultivos.

La empresa familiar se dedica a la producción de diversos tipos de queso, que suman unos 80.000 kilos por mes y se comercializan en la zona de Cuyo y en el NOA, a través de vendedores, con las marcas Nueva Villa y La Cofradía. La zona en la que se encuentra enclavada la explotación de Barrenechea es netamente lechera y, hasta comienzo de los años ’90, la mayoría de los lotes estaban implantados con alfalfas, verdeos y algún cebollín y muchos pequeños tambos. Pero el paisaje de la región comenzó a cambiar con la llegada de la siembra directa, la soja y el glifosato.

AGRICULTURA. El grueso de la agricultura que se hace en el establecimiento (maíz, en grano y molido, expeller de soja) “fuepensado para transformarlaen leche por estas maravillosasmaquinitas que tenemos, nuestras vacas”, asegura Barrenechea. De las 800 hectáreas que posee la explotación, 425 fueron asignadas a la producción de silo de maíz; 300 al implante de alfalfa y 70 a la siembra de verdeos de invierno. “Gracias al empuje de laagricultura debimos adecuarnospara poder seguir trabajandocon nuestra producción de leche que realizamos desdehace 23 años. La cama se forma con cáscara de maní o pajade trigo. Cuando las vacas seretiran para ser ordeñadas,se pasa el cincel con el tractorpara dar vuelta la cama. Elotro objetivo fue darle valoragregado a la producciónde leche y hoy nuestroobjetivo es producirkilos de queso porhectárea”, cuenta Barrenechea a Super CAMPO.

CAMBIOS. Con la aparición de las picadoras comenzó a cambiar el sistema de alimentación. “Debíamostener a las vacas encerradas yhasta hace un año lo hacíamos con comederos viejos de madera,hasta que decidimos dejar el sistema de pastoreo tradicionalpara reemplazarlo por otrasformas intensivas y crear unsistema en el que nosotros lellevásemos la comida a la vaca.Por eso decidimos invertir enla construcción del galpón conel sistema de cama caliente ylas vacas estabuladas”, detalló el tambero.

Desde la implementación del sistema estabulado se logró revertir la caída de producción por diversas en condiciones climáticas o el estrés generado por calor. “Aumentamos en 8,5 litros/vaca la producción y su calidad”, amplió el productor. Para este empresario, una de las principales ventajas que genera el sistema es el ahorro en los excedentes de comida, con los que se abastece a otras categorías de bovinos.

MANEJO. Las vacas se secan cuando llegan a los 15 litros de leche y son inseminadas en forma estacional en dos épocas del año para evitar los calores del verano. Si la preñez de la vaca viene atrasada, se repasa con toros. El 50 por ciento de las vaquillonas se inseminan con semen sexado. La pérdida de terneros en guachera, sobre terneros ingresado en 2017 alcanzó al 12 por ciento. Las dietas están formadas por silo de maíz, silo de alfalfa, maíz molido, expeler de soja, semillas de algodón y sales minerales y la comida se entrega una vez por día.

EN FAMILIA. María Victoria se dedica a la administración de la empresa, su esposo Germán, está a cargo del campo y uno de sus hijos, Martín, Ingeniero en Alimentos, está al frente de la planta industrial de quesos. Paralelamente, dos sobrinos trabajan en la administración y en la planta.

 

Fuente: Super Campo

 

- Advertisement -
Anuncio

Para leer

Anuncio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Relacionados

- Advertisement -