Anuncio
viernes, mayo 7, 2021
InicioAgriculturaTrigo: claves del manejo de enfermedades con el tratamiento de semillas

Trigo: claves del manejo de enfermedades con el tratamiento de semillas

Anuncio

Recientemente, en la Bolsa de Cereales y Productos de Bahía Blanca, el Centro de Ingenieros Agrónomos de esa ciudad brindó una charla sobre «enfermedades en cereales de invierno». Allí, Mirta Kiehr disertó sobre la «importancia de la semilla en la transmisión de enfermedades de trigo y de cebada», en tanto que Francisco Ciucci habló del

Recientemente, en la Bolsa de Cereales y Productos de Bahía Blanca, el Centro de Ingenieros Agrónomos de esa ciudad brindó una charla sobre «enfermedades en cereales de invierno». Allí, Mirta Kiehr disertó sobre la «importancia de la semilla en la transmisión de enfermedades de trigo y de cebada», en tanto que Francisco Ciucci habló del «tratamiento de semilla en cereales dentro del manejo integrado de enfermedades».

A continuación, una síntesis de los principales temas abordados por los expertos:

«De todos los factores que provocan una reducción del rendimiento en trigo y cebada, el control de enfermedades está tomando cada vez más importancia y de no planificar a corto plazo prácticas de manejo integradas, la merma de rendimiento puede ser muy grande, disminuyendo la rentabilidad de los productores», indicaron.

Según se señaló, las campañas de trigo y cebada están incrementando sus particularidades sanitarias año tras año. Estos cambios deben tenerse muy presentes para realizar un correcto manejo de las enfermedades.

«Entre los puntos más relevantes se encuentran la modificación en el comportamiento sanitario de algunas variedades, el lanzamiento de nuevas variedades de trigo con perfiles sanitarios diferentes, el incremento de roya amarilla en estadios iniciales junto con la aparición de nuevas razas que se adaptan a temperaturas más templadas, la roya del tallo continua siendo un problema para variedades susceptibles, se manifiesta una cierta dificultad en el control de mancha amarilla y septoria, y el fusarium sigue incrementando su incidencia al final del cultivo», alertaron.

«En cebada las manchas se manifiestan en forma cada vez más anticipada destacándose el incremento de bipolaris campaña a campaña. La ramularia presente en mayor o menor medida sigue siendo la enfermedad que marca el camino de las aplicaciones, y además, las últimas dos campañas se manifestó la presencia de carbón y fusarium al final del ciclo provocando inconvenientes en la calidad y comercialización del producto», precisaron.

En este contexto, se destacó que muchas de estas enfermedades se transmiten directamente al cultivo desde la semilla, permitiendo a los patógenos sobrevivir y continuar su ciclo de vida.

Por ello, y para poder lograr un cultivo más sano y vigoroso, es muy importante contar con semilla sana y óptima calidad.

«El control de enfermedades que se transmiten principalmente por semilla no debe realizarse mediante prácticas de manejo aisladas, sino que de ser una estrategia planificada bajo un manejo integrado de las enfermedades donde se incluyen prácticas como la rotación de cultivos, la resistencia del hospedante, planificar un tratamiento de la semilla con terápicos de alta tecnología, tratamientos de alta calidad de aplicación y aplicación de fungicidas foliares», dijeron.

Dentro las prácticas a realizar en un manejo integrado de enfermedades, el tratamiento de semillas es la practica más eficiente y efectiva para bajar el inoculo de la enfermedad, dado que el patógeno en semilla se encuentra en latencia y en estado de máxima debilidad para ser controlado con un fungicida.

«Dicho tratamiento consiste la adición de fungicidas directamente en la semilla que nos permite controlar los patógenos externos e internos que están presentes en la misma, y disminuir o protegerlas de los ataques de hongos presentes en el suelo y rastrojo. También existen tratamientos de tipo biológicos que se suman como nuevas herramientas alternativas. Algunas de las últimas tecnologías incluyen la incorporación de insecticidas, ayudando a disminuir el daño provocado por pulgones y gusano blanco en los estadios vegetativos iniciales», agregaron.

Al respecto, se remarcó que los objetivos más importantes que debería cumplir un buen tratamiento de semillas son disminuir factores adversos en la germinación que impactan directamente en la componente principal de rendimiento de los cereales que son las pl/m2 (Poder Germinativo); lograr una emergencia de plántulas homogénea y más rápida; disminuir la fuente de inóculo primario permitiendo reducir el progreso de las enfermedades y disminuyendo en lo posible el número de aplicaciones de fungicidas foliares.

También es clave incrementar el desarrollo foliar y radicular de las plantas y en lo posible disminuir los daños provocados por hongos biotróficos (roya amarilla) que no están asociados a la transmisión por semilla.

«Es muy importante tener en cuenta, que la semilla de trigo y cebada que hoy disponemos para la siembra de la campaña 2019 presenta una carga fúngica elevada y que, dependiendo del patógeno, puede afectar el poder germinativo de la semilla y/o permitir el incremento y la expansión de la enfermedad. Por lo tanto, es de suma importancia planificar análisis de sanidad, seleccionar un tratamiento adecuado, realizar un correcto tratamiento o aplicación de los productos en la semilla para evitar principalmente las subdosis de activo y/o semilla sin tratar, y sobre todo respetar las dosis de marbete recomendada por cada empresa», indicaron.

Las enfermedades con más prevalencia en las muestras de semillas de trigo y cebada detectada en los análisis de laboratorio son fusarium, alternaría, carbón, drechslera y bipolaris.

«Sin duda que la incorporación de la familia de las carboxamidas en los tratamientos de curasemillas de última generación trajo muchas ventajas que se perciben fácilmente. Este salto tecnológico permitió mejorar notablemente el espectro de control de enfermedades, ampliar el período de protección en los estadios iniciales con una alta eficacia, logrando disminuir de manera más efectiva el avance de las enfermedades en comparación con tratamientos de menor tecnología», remarcaron.

Vía: agroruralnoticias

- Advertisement -spot_img
Anuncio

Para leer

Anuncio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Relacionados

- Advertisement -