Agroquímicos Ambiente Fitosanidad Polémica

“Un paso atrás” en la ley de uso de fitosanitarios

El gobierno pampeano quiere modificar la Ley 1173 que regula el uso de los fitosanitarios en el ámbito provincial. No creo que sea oportuno el momento, además de ser poco claras las intenciones. Para los productores agropecuarios el proyecto oficial es “un paso atrás”.

La ley provincial 1173 demostró ser una herramienta excelente para el correcto uso de los fitosanitarios en el ámbito pampeano y pionera en cuanto a este tipo de normativas a nivel nacional.

El Decreto reglamentario de dicha ley, 618/90, que la puso en práctica a partir del 31 de marzo de 1990 con sus 49 artículos, la complementa correctamente especificando los términos y condiciones a los que debe atenerse la producción para el cuidado de la salud de los pampeanos y del medio ambiente.

La ley provincial 1173 demostró ser una herramienta excelente para el correcto uso de los fitosanitarios en el ámbito pampeano.

Si se pretendiera sumar tecnologías y equipamientos que no existían hace 30 años se podría considerar la necesidad de actualizarla. En tal caso, el debate tendría que haberse establecido sobre esa prioridad. En cambio, el proyecto presentado por el PE provincial es visto por los agropecuarios como “un paso atrás” de la ley 1173 y no tiene en cuenta las prácticas acompañadas con la provincia en los últimos años.

El proyecto presentado por el PE provincial es visto por los agropecuarios como “un paso atrás” de la ley 1173.

El proyecto habla de 500 y 3.000 metros de distancia de pulverización con el tejido urbano, cuando las experiencias compartidas por la provincia con 50 instituciones que forman la red de BPA (Buenas Prácticas Agrícolas) se demostró que la deriva promedio de los agroquímicos es menor a los 10 metros en caso de aplicaciones terrestres y 45 metros en aéreas. Distancias inferiores incluso a las establecidas por la ley 1173.

En nuestro país tenemos ya pulverizadoras inteligentes que tienen incorporada una estación meteorológica.

En nuestro país tenemos ya pulverizadoras inteligentes que tienen incorporada una estación meteorológica que determinan en tiempo real las condiciones de la aplicación y si estas no son las apropiadas el sistema emite una alarma que detiene en el momento el trabajo para que no haya derivas. Incluso quedan registrados estos elementos para las sanciones, en caso de corresponder. Este sistema está a modo de prueba en Uruguay desde hace más de dos años. En el proyecto pampeano el responsable agronómico debe estar en el momento de cada aplicación (sic. art.6).

Aunque en el proyecto, en su capítulo 5, al referirse a las pulverizaciones y distancias de áreas urbanas, admite: “excepto las campañas oficiales de control de vectores de enfermedades que afectan la salud pública”, los autores parecen desconocer que los principios activos de los productos utilizados en áreas urbanas, y en el hogar (domisanitarios) son similares, o las mismas en la mayoría de los casos que los utilizados en el agro. La diferencia está en la buena o mala utilización de los productos.

“La ley provincial 1173 demostró ser una herramienta excelente para el correcto uso de los fitosanitarios en el ámbito pampeano”, Gerardo gallo Candolo, Ingeniero Agrónomo.

Con la peor epidemia de Dengue grave en el país deberíamos reflexionar sobre estas cuestiones si realmente el objetivo es preservar la salud de las personas.

Dejaremos para otra oportunidad la discusión legal en cuanto a la autoridad provincial de “restringir temporal o permanentemente aquellos (productos) que considere necesario por razones de salud humana o ambiental” (cap.7) cuando los mismos fueron aprobados para el agro (SENASA) o el hogar (ANMAT).

Si el objetivo de este proyecto es aumentar la recaudación se eligió un mal momento para ello; y si es el de mejorar la excelente ley 1173 deberían tomarse en cuenta las experiencias comunes de los últimos años y sumar las nuevas tecnologías disponibles.

Vía: elagrario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *