Ciencia Clima Innovación

Un satélite “made in Argentina” en el espacio

En 2015 comenzó el ensamblado del Saocom 1B, que es el segundo satélite dentro de la misión Saocom (Satélite Argentino de Observación Con Microondas).

La cuenta regresiva entró en su fase final y este domingo, o el jueves 11 a más tardar, el SAOCOM 1-A (Satélite Argentino de Observación Con Microondas), el más complejo construido en la Argentina, será lanzado desde una base militar en California, Estados Unidos.

Será un nuevo hito de la Argentina, uno de los pocos y exclusivos países que integran el “club” de naciones capaces de construir satélites y que ya demostró con los aparatos SAC-B (misión fallida), SAC A, SAC-C, SAC-D/Aquarius y los Arsat 1 y 2, que los satélites “made in Argentina” funcionan, son confiables y cumplen sus objetivos con creces (el SAC-C tenía una vida útil de 5 años y cumplió 13 años operando en el espacio).

Desde Cabo Cañaveral. Este instrumento desarrollado de la Conae brindará información valiosa para el sector agropecuario. Este desarrollo argentino brindará servicios para la producción, el ambiente y la gestión de emergencias.

En el marco del Plan Espacial Nacional, se confirmó que este viernes 21 de febrero comenzará el traslado rumbo a Cabo Cañaveral, Florida, Estados Unidos. Se espera que el lanzamiento se realice para finales del mes de marzo.

Desde los desarrolladores señalaron que su puesta en órbita será clave para la producción agrícola. Saocom 1B permitirá medir la humedad de los suelos y alertará sobre potenciales inundaciones, entre otros servicios.

Laura Frulla, investigadora principal de la Misión SAOCOM, destacó: “El desarrollo de toda la misión fue un desafío muy importante para la Argentina, porque no teníamos conocimientos previos sobre la tecnología para la construcción y puesta a punto de satélites de este tipo”. Y agregó: “Dominar la tecnología de observación con radar es un gran avance que nos da independencia y soberanía tecnológica”.

Los investigadores señalaron que se trata de un instrumento activo que consiste en un Radar de Apertura Sintética. “Los satélites SAOCOM fueron especialmente diseñados para detectar la humedad del suelo y obtener información de la superficie terrestre en cualquier condición meteorológica u hora del día”, detallaron.

Por este motivo, los satélites SAOCOM son especialmente útiles para prevenir, monitorear, mitigar y evaluar catástrofes naturales o antrópicas. Además, el INTA participó del proyecto ya que permitirá saber cuál es el mejor momento para la siembra, fertilización y riego, en cultivos como soja, maíz, trigo y girasol.

También destacaron que brindará soporte en relación al uso de productos químicos para el control de enfermedades en cultivos, en particular para la fusariosis en el trigo. “Un aporte no menor para el sector agropecuario lo constituye el pronóstico de inundaciones, actividad a la que también contribuye la misión SAOCOM”, señalaron los especialistas. 

Vía: Agrolatam

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *