Agricultura Agroindustria Agronegocios Alimentos Ambiente

Una cerealera local dice que solo aceptará soja “libre de deforestación”

Bunge es una de las grandes exportadoras agrícolas globales que también figura entre las cinco principales cerealeras de la Argentina (junto a Cargill, Cofco, ADM y Dreyfus). Acaba de comunicar toda una novedad para el mercado local de granos, que de todos modos va en línea con lo que está sucediendo en el mundo: al parecer dejará de recibir soja y otros granos producidos en campos que previamente hayan sido deforestados o sean conflictivos en aspectos sociales y ambientales.

Bunge informó de esta decisión, que podría complicar la vida de algunos productores del norte del país, donde se registran los más altos índices de deforestación, de la siguiente manera: su comunicado se titula “Bunge reafirma su compromiso con cadenas de suministro sustentables”.

Allí la compañía multinacional informó que decidió implementar, junto a TNC ( The Nature Concervancy) y ProYungas, un programa especial llamado Agroideal. Se trataría de “una herramienta para diagramar las estrategias de cultivo, alineándose a su compromiso global de tener trazabilidad en sus cadenas de suministro y que sean libres de deforestación”.

“A nivel global, Bunge asumió el compromiso de tener trazabilidad en sus cadenas de suministro y que sean libres de deforestación, y en esa línea la compañía viene realizando sus esfuerzos. La misma ya está siendo utilizada para respaldar las actividades de planificación en Brasil y se espera que sea adoptada por el sector en Argentina ya que representa un paso importante en la identificación de áreas adecuadas, en donde no se necesita deforestación para expandir la agricultura”, indicó el comunicado.

Desde Ciara-CEC, la cámara que agrupa a este tipo de empresas aceiteras y exportadoras de cereales, ya se había anticipado a principios de junio la decisión de sumarse a esta iniciativa, pero todavía el resto de las empresas no se ha pronunciado. El proyecto Agroideal fue desarrollado por TNC y Proyungas con el apoyo financiero de Bunge y  Gordon and Betty Moore Foundation. Ya se aplica en Brasil.

“Buscando el desarrollo sustentable de la región chaqueña, Bunge comenzó a implementar la tecnología desarrollada por Agroideal a través de la cual implementa sus estrategias de negocios y de desarrollo regional para planificar la expansión en áreas ya abiertas, a fin de reducir la conversión de espacios naturales, e impactos sociales y ambientales”, se añadió en el comunicado de la cerealera. Más claro échale agua. Certificar que uno produce en áreas que no están protegidas es lo que se viene.

Agroideal es una plataforma informática “cuyo objetivo es introducir el concepto de evaluación de los riesgos, oportunidades sociales y ambientales de las regiones en el proceso de planificación y en las decisiones de las empresas comercializadoras de soja sobre las regiones a expandir, marcando dónde comprar, respetando sus compromisos socio-ambientales y garantizando lo mejor en exploración de las capacidades del suelo, clima y factores económicos”.

La plataforma “reúne la información necesaria y la analiza cruzando variables, ponderando capas de información, aportando números de productividad de soja, mapas de poblaciones originarias y superficies de bosque nativos”. 

Esta herramienta fue presentada el mes pasado por Hernán Zunino de TNC y Coordinador de Agroideal en Argentina. En este marco, Guillermo García, gerente de Relaciones Institucionales de Bunge, destacó la potencialidad de Agroideal como “indicador neutro en el diseño de estrategias de originación en la región de Chaco, considerando los impactos ambientales y sociales, en base a los aportes de instituciones como el INTA y ONGs de conservación de recursos”.

Vía: bichosdecampo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *