miércoles, octubre 27, 2021

Una nueva plaga de la soja que puede producir pérdidas de un 35 %

La plaga afecta los cultivos de soja en las primeras cuatro semanas después de la germinación, resultando en muerte de plantas y fallas en el stand inicial

El INTA Rafaela –Santa Fe– confirmó a mediados de marzo la presencia de la mosca del tallo de la soja, siendo el primer registro de esta especie en el cultivo la Argentina.

Mariela Fogar, investigadora del INTA Sáenz Peña, Chaco, explica en una nota difundida por Aapresid que el periodo crítico para la aparición de las moscas es en las primeras cuatro semanas después de la germinación de la soja, resultando en muerte de plantas y fallas en el stand inicial: «Cuanto más temprano es el ataque, mayores los daños potenciales, que pueden ir del 15 al 35%».

La “mosca del tallo de la soja” puede reducir el diámetro del tallo, la altura de la planta y la distancia de los entrenudos. También es posible observar un engrosamiento en la base del tallo, que resulta en “enanismo” o deficiencia en suministro de nutrientes. En la fase reproductiva de la soja, podría observarse una reducción en el número de vainas. De manera indirecta, el orificio de oviposiciónpermite el ingreso de enfermedades a la planta.Las pérdidas son mayores en cultivos que se encuentran bajo stress hídrico o en suelos de menor aptitud.

Además de soja, la arveja, crotalaria, alfalfa, poroto y caupí, entre otras leguminosas, son también hospederas de la plaga.

Consideraciones de manejo

Desde Aapresid aclaran que no se dispone de información local sobre el manejo de esta especie y, debido a la aparente ausencia de síntomas externos en plantas afectadas, no se recomienda ninguna práctica de control químico sobre los lotes de soja: «En manejo integrado de plagas la ‘no acción’ es la mejor acción ante el desconocimiento».

Sin embargo, según el informe elaborado por los especialistas Trossero, Zuil y Frana de INTA Rafaela, pueden esbozarse lineamientos basados en el análisis de los conocimientos actuales:

 – Dejar actuar los factores de mortalidad natural como los insectos benéficos. No conviene efectuar aplicaciones innecesarias en etapas tempranas del cultivo con insecticidas utilizados para controlar otros insectos.

 – Rotar con gramíneas. Dada la gran variedad hospedantes alternativos de la familia Fabaceae, no efectuar siembras consecutivas de leguminosas.

 – Siembras tempranas o normales escaparían a los mayores picos de la plaga,que crecen con avance de la estación estival.

 – Cultivares de grupos de madurez largo tienden a tolerar y/o compensar efectos de herbivoría.

Para determinar la presencia y distribución de la especie se recomienda realizar monitoreos,con muestreos al azar de plantas y haciendo un corte longitudinal del tallo y ramasa fin de evaluar la presencia de galerías.

«Ante cualquier duda es recomendable enviar muestras al Laboratorio de Entomología de la EEA Rafaela INTA y/o Agencia de Extensión Rural más próxima», recomiendan desde Aapresid.

Vía: Agrofy News

Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Populares

Fungicida casero con bicarbonato

Los hongos son uno de los problemas más habituales que pueden afectar tanto a plantas como a personas. Aunque hoy en día existen gran...

Cómo hacer un buen asado al horno

Aprende a preparar Asado al horno argentino con esta rica y fácil receta.  A la parrilla o al horno, un asado no se parece en nada a...

Limón con agua de aloe vera

El aloe vera y el limón tienen propiedades depurativas naturales que ayudan al organismo a eliminar los residuos y toxinas. Al ingerir limón y...

Vinagre, en la huerta y el jardín

Ya sabemos que es un herbicida 100% natural, pero hay más. Te dejamos 15 usos del vinagre para tu huerta y jardín. El nombre vinagre...