Anuncio
lunes, mayo 10, 2021
InicioActualidadVicentín: cómo será el debate en el Congreso

Vicentín: cómo será el debate en el Congreso

Anuncio

El oficialismo sorprendió ayer al dar a conocer la intervención, vía DNU, del Grupo Vicentin. Ahora, quedará en manos del Congreso la expropiación de la compañía exportadora de granos.

El desafío del Gobierno para que la expropiación se convierta en un hecho estará en la Cámara de Diputados, donde el Frente de Todos no cuenta con mayoría propia. Juntos por el Cambio dejó en claro que no acompañará la medida.

El proyecto de ley, impulsado desde el Ejecutivo, ingresaría en las próximas horas al Senado, y se espera que comience a ser debatido en pocos días.

El desafío del Gobierno para que la expropiación se convierta en un hecho estará en la Cámara de Diputados, donde el Frente de Todos no cuenta con mayoría propia, Juntos por el Cambio dejó en claro que no acompañará la medida y el interbloque lavagnista ya expresó sus reparos al respecto.

El Senado será la cámara por la que ingresará el proyecto que tuvo a una de sus integrantes, la camporista Anabel Fernández Sagasti, como su mentora. Allí, el oficialismo da por descontado que la medida cosechará los votos más que suficientes para hacerse de la media sanción. Si Juntos por el Cambio y el interbloque Federal siguen con su postura de que, en tiempos de pandemia, las sesiones remotas deben limitarse a tratar proyectos de ley estrictamente vinculados al Covid-19, tal como lo establecieron en el protocolo acordado por ambas partes, ni siquiera se harían presente en el recinto virtual.

El gran desafío que tiene el oficialismo, una vez más, será la Cámara baja, en donde el bloque que lidera Máximo Kirchner cuenta con apenas 118 diputados (José Ignacio de Mendriguren permanece de licencia, para ocupar la presidencia del BICE). Es decir, está a 11 bancas de conseguir el quórum.

Ya el bloque que lidera el bonaerense Alejandro “Topo” Rodríguez dio a conocer su rechazo a la medida. El jefe de la bancada lavagnista dejó en claro, vía Twitter, su postura: “En esta etapa, el Estado apoyando fuerte participación de cooperativas, más pequeños y medianos productores, hubiese sido una seria alternativa a la estatización”.

“Dados los malos antecedentes en casos muy conocidos que todavía traen serios problemas, el Estado debe asegurar que no se expone a demandas multimillonarias por litigios que puedan entablar algunos campeones globales de tejes y manejes (algunos socios de Vicentín)”, disparó más adelante el “Topo”.

Esta postura crítica que mantiene el bloque -y que refleja la del propio Lavagna- no es compartida por todos los integrantes del interbloque Federal que lidera Eduardo “Bali” Bucca y del que forman parte. Si bien en este espacio aspiran a “unificar lo más posible la postura», como dijo uno de los integrantes, ya dan por hecho que hay un ala «dura» que no se plegará a la propuesta oficialista, a diferencia de los cuatro diputados por Córdoba, que seguramente darán quórum, o incluso el socialista Enrique Estévez, quien ya se expresó -con reparos- a favor de la iniciativa.  

De todas formas, según pudo saber El Cronista, dentro del interbloque lavagnista “no cayó bien” ni la medida ni la forma. Aunque sí tienen en claro que se la situación de Vicentin necesita ser solucionada para preservar los puestos de trabajo y revertir la ruptura de la cadena de pagos. “Es una empresa que cometió errores, eso está claro”, dijo uno de los diputados del espacio. Pero lo que están reclamándole desde ese espacio al oficialismo es un plan económico, no medidas puntuales a las que definan como «históricas» o «estratégicas».

El interbloque que preside el mendocino José Luis Ramón, y que, al igual que el Federal resulta clave para el oficialismo al momento de alcanzar el quórum, aún no expresó su postura respecto del proyecto. De todas formas, cerca del mendocino dejaron en claro que el acompañamiento o no por parte del espacio dependerá de que le den lugar y apoyo a algún proyecto propio.

La izquierda, que podría aportar dos bancas más, aún no tiene definido si daría o no quórum en la sesión. Lo que sí tiene en claro es que Vicentin no debe ser salvada sino expropiada sin indemnización, todo el grupo económico y las fortunas personales de la familia Padován, que son sus dueños.

Y que la producción debe estar controlada por sus trabajadores, respetándose los puestos de trabajo y el convenio colectivo, lo que sólo puede hacerse bajo gestión de los propios trabajadores de la empresa estatizada.

En tanto, la neuquina Alma Sapag, que ocupa la banca del MPN en la Cámara, aún no tiene una postura fijada sobre el asunto. Antes de hacerlo, leerá con profundidad la letra chica, y consultará con sus asesores. Aun así, desde el oficialismo confían en que la neuquina será una aliada en el debate de la ley.

Con este panorama, el oficialismo podría dar por descontado que, ajustada, la expropiación de Vicentin se convertiría en ley.

Proyecto de Parrilli

Con el debate de la expropiación de Vicentín, es probable que una iniciativa presentada a principios de mayo por el senador kirchnerista Oscar Parrilli recobre fuerza. Se trata de un proyecto para crear una comisión investigadora que aborde la situación crediticia entre el Banco Nación y la compañía.

“Son dos cosas que pueden ir perfectamente en paralelo”, dijeron desde el entorno del neuquino. “La intervención como la expropiación marcan para adelante lo que va a suceder con la empresa y la comisión investigadora va hacia atrás y ver si hubo delitos”, ampliaron.

Por Deborah De Urieta | Cronista Comercial

Vía: news.agrofy.

- Advertisement -spot_img
Anuncio

Para leer

Anuncio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Relacionados

- Advertisement -