Anuncio
miércoles, abril 21, 2021
InicioActualidadVincentín: verificación de créditos no presencial

Vincentín: verificación de créditos no presencial

Anuncio

Extienden verificación de créditos hasta el 25 de agosto y podrá hacerse de manera virtual por la situación arraigada al COVID-19.

El juez a cargo de la convocatoria fijó un nuevo cronograma de fechas para el proceso y aprobó un mecanismo de verificación de créditos no presencial para los más de 2.000 acreedores de la firma santafesina. La empresa, en tanto, busca un acuerdo extrajudicial. Por su parte un grupo de funcionarios, dirigentes políticos e intelectuales solicitaron que Vicentin se convierta en una empresa pública no estatal.

Si bien se lo venían imaginando, a raíz de las dificultades por la pandemia del coronavirus y ante la imposibilidad de circulación humana, los 2.638 acreedores de la agroexportadora Vicentin recibieron una mala noticia el viernes último: el  plazo para la verificación de créditos, plazo que originalmente vencía mañana martes 9 de junio, se extiende hasta el 25 de agosto.

Es que el juez a cargo del concurso de la empresa resolvió extender hasta el 25 de agosto el plazo para la verificación de créditos, plazo que originalmente vencía mañana martes 9 de junio.

A través de un fallo, Fabián Lorenzini (a cargo del Juzgado de Primera Instancia Distrito N°4 en lo Civil y Comercial, 2da. Nominación, de la ciudad santafesina de Reconquista) definió la extensión de ese plazo y, en el mismo acto, aprobó el proceso de verificación no presencial, un mecanismo innovador que propusieron los síndicos para paliar las dificultades que impone la pandemia.

Con el nuevo cronograma de verificación del concurso preventivo de Vicentin, los productores, corredores y acopiadores podrían comenzar a recibir los primeros pagos a comienzos del año 2022.

En ese fallo de 15 páginas, el juez Lorenzini definió fijar un nuevo cronograma de fechas para las etapas restantes del concurso preventivo. Además de establecer el martes 25 de agosto como tope para la verificación de créditos, definió que las impugnaciones y observaciones se realizarán hasta el 18 de septiembre, en tanto que los informes individuales de los síndicos tendrán lugar el 13 de noviembre.

Para el próximo año se fijó el informe general (16 de marzo), la audiencia informativa (28 de agosto) y el vencimiento del período de exclusividad (3 de septiembre). Es decir que, si todo sigue por los carriles de la Justicia, los productores, corredores y acopiadores afectados por el default de la compañía podrían comenzar a recibir los primeros pagos a comienzos del año 2022.

La empresa busca un acuerdo extrajudicial

Según viene trascendiendo, en paralelo a la convocatoria de acreedores, la empresa santafesina continúa en su estrategia de firmar un Acuerdo Preventivo Extrajudicial (APE), que en principio promete plazos más interesantes para los acreedores.

De todas formas, para homologarlo, debe contarse con la aprobación de la banca internacional, con mayor espalda para esperar las mejores condiciones de cobro.

Debe recordarse que Vicentin, una de las principales compañías agroexportadoras de la Argentina, había solicitado en febrero pasado la apertura de su concurso preventivo de acreedores. En total, la deuda de Vicentin es de USD 1.350 millones, dividida entre USD 1.000 millones de los bancos y el resto a empresas del sector agrícola.

En lo que se refiere a la cantidad de acreedores, 1.895 son por compra de granos, 586 de bienes y servicios, 37 financieros, 19 fiscales y aduaneros, 98 accionistas, y tres sociedades vinculadas.

Piden se convierta en una empresa pública no estatal que actúe como “testigo”

La semana que finalizó, un grupo de funcionarios, dirigentes políticos e intelectuales solicitaron que la firma Vicentin se convierta en una empresa pública no estatal “bajo control político y social”.

A través de una carta, expresaron su preocupación ante la posibilidad de que las “maniobras fraudulentas” llevadas a cabo por el grupo empresario contra la banca pública, productores y trabajadores, tenga como resultado una mayor concentración y extranjerización del comercio exterior de granos y de la cadena de producción alimentaria.

Piden que el Grupo Vicentin se convierta en una “empresa testigo” en el comercio exterior de granos y en la producción de aceite y alimentos.

Según informó el medio Infobae, la carta fue firmada por varios miembros del Gobierno, como Claudio Lozano, director del Banco Nación; Victoria Donda, titular del Inadi; y Pino Solanas, embajador ante la Unesco. Además, en el texto se incluyó un pedido de entrevista urgente con el presidente Alberto Fernández.

“El avance de grupos transnacionales como Glencore, Dreyfus y Cargill, así como la aparición en escena de dirigentes asociados a etapas aciagas de nuestro país que intentan promover una mentirosa salida nacional y popular, resulta alarmante. Situación ésta que será la segura consecuencia de dejar librada la resolución al devenir de los negocios y la justicia”, expresaron en el texto.

La propuesta del grupo que firma la carta es que el Estado intervenga sobre el concurso de acreedores de la empresa —al que consideran un “fraude”— y que el Grupo Vicentin se convierta en una “empresa testigo” en el comercio exterior de granos y en la producción de aceite y alimentos.

Fuentes: El Litoral, Infobae, elabcrural.

- Advertisement -spot_img
Anuncio

Para leer

Anuncio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Relacionados

- Advertisement -