22-04-24 |

Córdoba y Santa Fe rechazaron la suba de retenciones y toman medidas

 Los productores de Córdoba se declararon en estado de alerta y movilización. La decisión llegó luego de una asamblea en Sinsacate que contó con la adhesión de la Sociedad Rural de Jesús María, Cartez y CRA.

El día de ayer, el Poder Ejecutivo Nacional oficializó hoy la creación del Fondo Estabilizador del Trigo Argentino y modificó el actual esquema de retenciones de los productos derivados de la soja, como lo son el aceite y la harina, con un aumento de dos puntos porcentuales de la alícuota. De esta manera, estos subproductos pasarán de tributar 31% al 33% en concepto de derechos de exportación hasta, por lo menos, el 31 de diciembre de este año.

«La Cámara de la Industria Aceitera Argentina (CIARA) rechazó la suba de derechos a la exportación para la harina y el aceite de soja del 33% atentando contra la industrialización de soja en el país». «Esta medida es una clara indicación que el gobierno desincentiva las exportaciones y castiga el empleo industrial, particularmente de las provincias de Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires», expresó el comunicado.

También te puede interesar leer: La reacción del sector lácteo tras las amenaza de retenciones

Medidas en Córdoba y Santa Fe

La suba de retenciones de la harina y el aceite de soja dispuesta por el Gobierno nacional, como parte de las medidas de la denominada «guerra contra la inflación«, y anunciaron medidas para paliar su efecto en los productores.

El gobernador cordobés, Juan Schiaretti, expresó su oposición al aumento de las retenciones para los mencionados subproductos y aseguró que «es otra metida de mano en los bolsillos de los cordobeses», tras señalar que «es un impuesto a la producción que no existe en ningún lugar del mundo».

En ese sentido, remarcó que «las retenciones nos sacan por año miles y miles de millones de pesos» y precisó que «el año pasado, el Tesoro Nacional se llevó 270.000 millones de pesos».

En busca de asistir a los productores provinciales, Schiaretti anunció medidas para beneficiar al sector. Por un lado, se reforzó el programa de incentivo a 470 productores de siete departamentos provinciales para que adopten Buenas Prácticas Agropecuarias y para los Consorcios Camineros de 300 millones de pesos.

Podes leer: Los efectos de la guerra ya se sienten, ¿retenciones si o retenciones no?

Por otro, por medio del ministro de Agricultura, Sergio Busso, y del presidente del Banco de Córdoba, Daniel Tillard, se puso en marcha la línea créditos del Plan Ganadería Argentina (Plan GanAr) por 3.000 millones de pesos, destinada a productores ganaderos, tamberos, cooperativas agropecuarias y frigoríficos.

Esta iniciativa implica un financiamiento de proyectos de inversión, adquisición de bienes de capital y capital de trabajo con un subsidio del 9 por ciento en tasas a cargo del Fondo Nacional de Desarrollo Productivo y del Gobierno de esa provincia.

El gobierno de Omar Perotti, por su parte, lanzó «Santa Fe Siembra Más», una línea de financiamiento de 7.000 millones de pesos para la compra de fertilizantes. El programa permitirá que los productores compren fertilizantes con créditos exclusivos del Banco Nación, cuya tasa será bonificada por la provincia. El plazo es de 18 meses, a una tasa del 29 por ciento y el monto máximo es de 6 millones de pesos.

El objetivo propuesto es ampliar la superficie sembrada en un 10% y la producción en un 30 por ciento, contando con condiciones climáticas normales. De esta manera se busca «estimular la aplicación de fertilizantes para realizar un uso sustentable y sostenible del suelo», confían desde el gobierno provincial.

«La suspensión de las exportaciones de harina y aceite de soja frenará el ingreso de las divisas que necesita el país. Se debe tener cuidado con incentivar a la desindustrialización. Lo que necesitamos es agregar valor, generar empleos y lograr inversiones», sostuvo el mandatario santafesino tras conocerse la noticia desde el Ejecutivo nacional.

Deja un comentario

Compartir:

Popular