Agricultura Ambiente Horticultura Huerta

Mejores épocas de siembra y cosecha en Argentina

Las mejores épocas de siembra y cosecha en Argentina deben representar una referencia importante para planificar la campaña. Para lograr buenos rendimientos resulta necesario conocer el calendario para las labores agrícolas.

Las variaciones de luz y temperatura a lo largo de las épocas del año determinan la pertinencia de los cultivos. Por otra parte, saber sincronizar los trabajos de agricultura con los ciclos naturales se traduce en una mayor rentabilidad del cultivo.

A continuación, podés actualizarte acerca de las épocas de siembra y cosecha en Argentina.

Realmente existen las mejores épocas de siembra y cosecha en Argentina

El productor sabe que hablar de las mejores épocas de siembra y cosecha en Argentina es una convencionalidad. Lo importante es el conocimiento profesional para establecer un calendario agrícola efectivo en términos de cosecha.

Si bien existe un calendario de siembra como referencia, no menos cierto resulta que su aplicación requiere asesoramiento adecuado. Toda información de fechas es referencial y debe ser cotejada con las recomendaciones del profesional del agro.

También hay que prever que los cambios del clima son progresivos. La disminución del peligro de heladas, por ejemplo, marca el inicio de la siembra. En el norte a finales de agosto, en septiembre-octubre en el centro y en noviembre en la Patagonia.

Los cultivos de primavera verano

Trabajá en las mejores épocas de siembra y cosecha en Argentina

Durante esta época, se presentan las condiciones ambientales propicias para cultivar cereales, oleaginosas y especies forrajeras. En Argentina resalta la alta producción por hectárea que se obtiene en cultivos de soja, maíz, porotos y girasol.

La siembra intensiva de estos rubros, apoyada con buenas prácticas y tecnología agrícola apropiadas, optimiza la productividad. En tal sentido, las cosechas proveen materia tanto para el circuito agroalimentario como para el agroindustrial.

A continuación te presentamos un calendario para la siembra y cosecha de varios cultivos muy importantes en la economía argentina:

  • Maíz (grano): siembra (sept.-oct.) y cosecha (mzo.-abr.-my.).
  • Maíz (grano de 2ª): siembra (nov.-dic.) y cosecha (mzo.-abr.-my.).
  • Maíz (silaje): siembra (sept.-oct.) y cosecha (febr.–mar.).
  • Girasol: siembra (sept.-dic.) y cosecha (mzo.-abr.-my.).
  • Soja (1ª): siembra (sept.-oct.-nov.) y cosecha (mzo.-abr.-my.-jun.).
  • Soja (2ª): siembra (nov.-dic.-en.) y cosecha (abr.-my.-jun.-jul.).
  • Sorgo (grano): siembra (sept.-oct.-nov.) y cosecha (febr- mzo.-abr.-my.).
  • Sorgo (silaje): siembra (sept.-oct.-nov.) y cosecha (en.- febr- mzo.).
  • Sorgo (forrajero): siembra (sept.-oct.-nov.) y pastoreo (desde los 45 días).
  • Poroto (grano seco, varios tipos): siembra (nov.-dic.-en.) y cosecha (abr.-my.-jun.).

Debido a la extensión geográfica del país, los datos corresponden a rangos de siembra, que varían de una región a otra. Por otra parte, dentro de una región se puede hablar de una siembra temprana o tardía, según la fecha.

Los cultivos de otoño invierno

Estas son las mejores épocas de siembra y cosecha en Argentina para los cereales, productos altamente demandados por el mercado. Igualmente, los frutales tienen en estos tiempos las mejores condiciones para la labor de plantación.

Este calendario se distribuye de la siguiente manera:

  • Trigo: siembra (mzo.-1ª de quincena agt.) y cosecha (sept.-1ª. quincena de en.).
  • Avena (grano): siembra (jun.-jul.) y cosecha (nov.-1ª. quincena de dic.).
  • Cebada (grano): siembra (jun.-agt.) y cosecha (nov.-dic.).
  • Centeno: siembra (jun.-jul.) y cosecha (nov.-dic.).
  • Frutales de pepita y carozo (cereza, guinda, duraznero, damasco, ciruelo, manzano, peral, membrillero): plantación (pleno invierno) y cosecha (sept. hasta mzo., según la especie y el lugar).
  • Cítricos: plantación (pleno invierno) y cosecha (mzo.-oct., según la especie y el lugar).
  • Olivo: plantación (pleno invierno) y cosecha (mzo.-abr.-my.).
  • Arándano: plantación (pleno invierno) y cosecha (oct.-nov-dic.).
  • Frutilla: plantación (pleno invierno) y cosecha (predomina primavera y principio del verano).
  • Frutas “chicas” o “berries”: plantación (pleno invierno) y cosecha (predomina primavera y principio del verano).

La disposición de menos horas de luz solar determina el ritmo de crecimiento de estos cultivos de la estación. La baja de las temperaturas es favorable para las especies que se desarrollan durante este periodo.

¿De qué depende el éxito del cultivo?

Lo primero es reconocer que las mejores épocas de siembra y cosecha en Argentina implican diferencias por región productiva. No basta con conocer los requerimientos del cultivo sino también la especificidad de la región cultivable.

El productor del campo sabe que el éxito de la cosecha depende de coordinar sus labores con las épocas del año. Así, por ejemplo, la selección de las semillas adecuadas para la siembra depende de la estación cuando se labora.

El aprovechamiento de la luz solar y las temperaturas beneficiosas a cada cultivo marcan un referente para la campaña. De esta forma, se establece en el período de siembra un rango que va a determinar su implementación temprana o tardía.

Por otra parte, el perfil de la disponibilidad de agua determina dicha campaña. En zonas con baja probabilidad de lluvias no se realizan cultivos de segunda. Igualmente, un perfil del suelo seco puede retrasar la siembra.

La ocurrencia de heladas define la fecha de siembra, porque desfavorecen los cultivos estivales y favorecen, con buenas prácticas, los invernales. 

La buena sincronización de los tiempos agrícolas permite planificar la campaña para rotar dos cultivos durante el año. Por lo general, se alternan la siembra de trigo en otoño-invierno con la de soja, girasol o maíz en primavera-verano.

Conclusiones

El agricultor exitoso aprovecha las mejores épocas de siembra y cosecha en Argentina para planificar campañas de alto rendimiento. Más allá de representar un parámetro de referencia, constituye un marco en la toma de decisiones.

Los organismos especializados brindan información actualizada para uso de los productores. Las empresas de servicios agrícolas tienen la experticia para emplear de forma eficiente dicha información para aplicarla en la campaña.

La sincronización de las labores del campo permite la rotación de cultivos al año. Lo que desarrolla mejores prácticas agrícolas y produce mayor rentabilidad. Por otra parte, el medioambiente se beneficia al ser aprovechado racionalmente.

Vía: agrospray

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *