24-04-24 |

Trabajando en el jardín con gajos

Si bien aún estanos en temporada cálida y húmeda típica del verano, hay que saber que la estación del otoño es una época muy propicia para hacer gajos.

Además las plantas aún están activas, la savia corre más lenta, pero lo suficiente como para que formen nuevas raíces y hojas antes de la llegada del invierno. Multiplicar plantas mediante gajos es  muy útil tanto para renovar algunas plantas viejas que tal vez se han puesto muy leñosas (como ser los geranios o las lavandas), para obtener plantas nuevas de algún amigo, o simplemente para aumentar nuestro lote de plantas.

 Los gajos que se hagan en esta época deberán ser idealmente semi herbáceos. Esta denominación implica la sección de donde van a ser tomados los mismos. O sea que,  como regla general,  no se tomarán ni de las puntas (que todavía están tiernas), ni de las bases que están muy leñosas. Por supuesto que no todas las plantas son iguales, algunas prenderán más fácilmente de gajo que otras y algunos gajos serán más gruesos y otros más finos (de acuerdo al tipo de planta).

Los pasos más importantes a seguir son: Elegir plantas sanas, cortar varias ramas para poder preparar muchos gajos.

1-Eliminar bastantes hojas (en algunos casos no queda ninguna), ya que al no tener raíces puede deshidratarse rápidamente.

2-Dejar al menos uno o dos nudos por tallo. En muchos casos es ahí de dónde se forman las raíces.

3-Dejar al menos uno o dos nudos por tallo. En muchos casos es ahí de dónde se forman las raíces.

4. Desde el momento en que se preparan, cortar la base del tallo recta y la de arriba en forma oblicua. Esto ayuda no sólo a que el agua no se quede estancada en la punta del gajo, sino que también sirve para identificar cuál es la parte que va enterrada y cuál va para arriba.    

5. Preparar cartelitos para etiquetar cada gajo, con nombre y fecha. Yo los fabrico con vasitos de crema o similar, uso un marcador indeleble y me da buen resultado.

6. Una vez que están listos pueden pasarse por hormona de enraizar (líquida o en polvo). Es importante que no queden restos de hojas o brotes en la parte que va a ir hundida en la tierra.  

7. Deben plantarse en sustratos estériles tipo turba, vermiculita o perlita, para disminuir el riesgo de enfermedades que los pudran. Existen también sustratos preparados que combinan estos tres elementos como ser el GROW MIX O DYNAMICS, ambos pueden comprarse en Agroquímica Larroca. Deben regarse bien para hidratarlos y que puedan retener bien la humedad por varios días. En el caso de gajos muy susceptibles a pudrirse el riego con algún fungicida tipo PREVICUR, es conveniente.  Los envases deben estar lo más limpios posible, las botellas de plástico cortadas al medio son muy útiles , usando la parte superior como invernadero.  

8. Deben colocarse las macetas o los recipientes con los gajos en la sombra. Cuando se trata de gajos fáciles (como el romero de la foto), pueden dejarse descubiertos. Pero para una mayor efectividad deben taparse ya sea con la parte superior de una botella de plástico o una bolsita. En ambos casos una vez que ha enriazado, la cubierta se retira paulatinamente para el la nueva plantita se acostumbre a la intemperie.

8. Los gajos pueden tardar un par de semanas en enraizar. Los signos serán: brotes nuevos y también raíces asomándose por la parte inferior de la maceta. Una vez que enraizaron pueden separarse con cuidado para no romper las raíces y enmacetar cada uno en macetitas individuales, hasta la primavera. 

En la primavera puede plantarse en su lugar definitivo para que desarrolle buen tamaño y florezca.

Deja un comentario

Compartir:

Popular