23-05-24 |

Llovieron 600 mm en sólo una semana en Australia, mientras que Argentina sufre la peor sequía en décadas

Las lluvias por encima de lo normal provocan desastre en las principales regiones ganaderas en Australia, mientras que la sequía en Argentina a causa de «La Niña» provoca perdidas por falta de agua para el ganado.

Las importantes lluvias y el nivel de los ríos en la región de Kimberley pone en gran peligro a la ganadería. Según informes, en esta zona hubo acumulado de hasta 600 milímetros en menos de una semana, así lo divulgó gobierno australiano.

Las lluvias por encima de lo normal para la región y durante la época del año generó pérdidas de ganado y esperan que el número aumente con el correr de los días, ya que se prevén nuevas precipitaciones sobre estas regiones del país.

El CEO de Asociación de Ganaderos de Kimberley Pilbara (KPCA, por sus siglas en inglés), Mick Sheehy, aseguró que las pérdidas son sustanciales y que la situación es muy grave, ya que pone en peligro a la producción ganadera y a la economía del sector.

Ante las abundantes lluvias, el río Fitzroy llegó a tener 40 kilómetros de ancho y que el agua corre de forma rápida, creando una gran riada, según los reportes. El gobierno australiano realiza ayuda de forraje a través de helicópteros, que en conjunto con los productores ganaderos buscan aliviar la delicada situación.

La cara opuesta en Argentina: la sequía es histórica y mata al ganado

Transitando una de los veranos más seco de los últimos años, con «La Niña» presente, los reportes indican que a causa a la sequía que afecta a las principales zonas ganaderas de Argentina, el 56 % del inventario bovino se encuentra en riesgo. Según informes recientes, desde el mes de noviembre y diciembre del 2022, al menos 30 millones de animales están afectados por la falta de precipitaciones, a lo que se le suman los eventos de olas de calor continúas, con temperaturas extremas.

La sequía actual, de la que se habla como la peor de la década, influye de manera severa en alrededor de 22 millones de hectáreas, involucrando aproximadamente un tercio de la región productiva bovina nacional.

Dentro del relevamiento en cuanto al sector ganadero afectado, alrededor de 18,57 millones de cabezas están localizadas en la zona central de la región pampeana, específicamente en el norte de Buenos Aires, sur de Entre Ríos, centro sur de Santa Fe y centro de Córdoba, regiones claves donde las lluvias se mantienen por debajo de lo normal desde hace al menos 15 meses.

La situación se está volviendo más crítica aún por la escasez de lluvias y muchas de las zonas marcadas bajo condición de sequía moderada e incluso leve podrían agravarse si las reservas hídricas se agotan. Las elevadas temperaturas se intensificarían con el correr de los meses de enero y febrero, en medio de la temporada de verano 2023.

Una luz se vislumbra al final del túnel, sobre todo mirando hacia el otoño 2023, momento en que el fenómeno de «La Niña» ya entraría en fase neutra, y «El Niño» tendría un 65% de posibilidades de acompañarnos durante la primavera y parte del verano 2023/24.

Deja un comentario

Compartir:

Popular