Fungicidas caseros para árboles frutales

Si buscas combatir los hongos en tus árboles en esta nota te contamos cómo lograrlo con preparados realizados en casa.

La presencia de hongos en el jardín o la huerta, es realmente un problema para el desarrollo de las plantas y árboles. La aparición de parásitos o enfermedades en la vegetación es mas común de lo que pensamos y surge como consecuencia de malas condiciones del cultivo; falta de luz, agua, nutrientes, entre otros.

Entre las diversas amenazas que existen para las plantas, una de las más peligrosas tiene que ver con los hongos, capaces de infectar árboles frutales, echar a perder sus frutas y hasta la propia planta.

Nota que te puede interesar: Árboles de rápido crecimiento y con poca agua

¿Qué son los hongos?

Se tratan de un tipo de organismo vivo. Una de sus características es que son heterótrofos, es decir, no pueden realizar la fotosíntesis por sí solos y necesitan alimentarse de otros organismos vivos. La forma para hacerlo es por medio de la absorción. Así, infectan a otros seres vivos y se alimentan al instalarse en su superficie.

Por si no lo sabias, los hongos pueden infectar tanto a plantas como a animales y cuentan con diversos tamaños.

¿Qué es un fungicida?

El fungicidas es una sustancia que cumple el rol de veneno para hongos, cuyo nombre en latín es fungi. Los fungicidas pueden dividirse en naturales y químicos.

Los naturales son aquellas sustancias que se obtienen de la naturaleza y que ayudan a combatir los hongos, sin dejar restos de sustancias artificiales en el ambiente, a diferencia de los fungicidas químicos.

Usar fungicidas químicos en arboles frutales puede afectar a sus frutos que serán consumidos, ya que en ellas quedaran sustancias toxicas que pueden ser perjudiciales para personas o animales. Por ello, para este tipo de arboles se recomienda usar recetas caseras para eliminar los hongos.

Fungicidas caseros

Vinagre de manzana

Mezclar el vinagre con agua (50/50) y sumar una cucharadita de jabón neutro natural. Cuando todo esté bien disuelto, se puede aplicar directamente sobre el árbol con un pulverizador.

Ausencia de agua

Cabe destacar que los hongos se desarrollan con más facilidad en zonas húmedas o con exceso de agua. Por ello, se puede reducir exceso de agua presente en el ambiente. Sin embargo, esto no erradica el problema de raíz, sino que frenará su crecimiento.

Canela

Disolver una buena cantidad de canela en un litro de agua. Dejarlo reposar por una noche, y luego fumigar la zona afectada. También se puede cubrir el suelo de alrededor del árbol con canela, lo que ayudará en el caso de que los hongos estén afectando a las raíces.

Bicarbonato de sodio

Mezclar una cucharada de bicarbonato de sodio con una de jabón natural, y sumarle un litro de agua. Cuando el preparado esté bien disuelto, aplicar sobre las hojas del árbol con un pulverizador.

Fuente:ecologiaverde.com