Biocombustibles: la agroindustria argentina con gran potencial energético

Los combustibles renovables, tales como el biodiésel y el etanol, pueden sostener el aumento de la demanda de energía en Argentina. La potencia de la agroindustria lo avala. ¿Es tan así?

Para atender al aumento de la demanda de energía, estimado en un 2,5% al año, será necesario impulsar cambios en la matriz energética del país, para aumentar la participación de los biocombustibles, de manera tal de disminuir la dependencia de las importaciones de gas natural, gasoil, fueloil y gasolina, apuntó el investigador.

“Los biocombustibles, fundamentalmente el biodiésel de soja, empezaron a tener una participación importante en la matriz energética argentina a partir de comienzos de los años 2000. Actualmente, la participación del biodiésel y el etanol en nuestra matriz energética es del 3%, pero es muy significativa y tiene grandes perspectivas de crecimiento en los próximos años.

La agroindustria argentina está en condiciones de responder al desafío planteado en los mercados energéticos -especialmente gas y petróleo- por el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania a través de una sustitución rápida de importaciones utilizando biocombustibles, afirmaron las Bolsas de Cereales de Buenos Aires, Bahía Blanca, Córdoba y Entre Ríos; y Comercio de Chaco, Rosario y Santa Fe.

En un comunicado conjunto, las entidades bursátiles aseguraron que la Argentina puede alcanzar 3,9 millones de toneladas de producción de biodiesel, gracias a que en la actualidad tiene casi 60% de capacidad productiva ociosa.

En este marco, proponen a las autoridades nacionales establecer por norma que, más allá del corte obligatorio vigente de 5%, las empresas mezcladoras puedan usar biodiesel hasta un máximo de 20%.

También podes leer: El uso de biocombustibles en la mira de los EE.UU

Este adicional deberá ser consecuencia de mercado libre de oferta y demanda en la que podrán participar todas las empresas productoras de biodiesel registradas en la Argentina, de manera de asegurar el abastecimiento en las mejores condiciones posibles de calidad y precio para el consumidor.

El sector destacó el potencial técnico del producto para sustituir al gasoil en el transporte; incluso su uso puro en flotas de camiones y buses de transporte de pasajeros.

En este sentido, incrementar la utilización de fuentes de energía renovables producirá beneficios para el medio ambiente y la salud humana, enfatizaron.

Debido a la profunda trama de actividades que desarrolla el sector de los biocombustibles en el interior del país, una mayor producción tendría además un «aporte muy importante» al desempeño de la actividad económica y la generación de valor.

Se trata, entre otras cosas, de un «rubro dinámico en la generación de empleo y exportaciones genuinas», agregaron.

Nota que te va interesar: El uso de biocombustibles se dispara a causa del cambio climático

Para las Bolsas, una mayor utilización de biodiesel redundaría también en un «importante aporte a la salud de las cuentas fiscales, dada la sustitución de importaciones que traería aparejada».

El país cuenta con disponibilidad de materia prima y capacidad de producción de biodiesel para sustituir más de un millón de toneladas de importaciones de gasoil, con un producto 100% de fabricación nacional.