13-04-24 |

Los fantasmas de la histórica sequía de 2008 y 2010 sobrevuelan a la ganadería

Los recuerdos de una trágica sequía hace temer a los ganaderos a que se repita la historia. Tras varios meses de lluvias erráticas, el panorama ganadero en la región núcleo revive aquel momento de grandes pérdidas.

La ganadería vacuna enciende la luz roja, tras el impacto que genera la falta de lluvias en gran parte de la principal región productiva ganadera del país, lo que mantiene en vilo a los productores al no poderse incrementar el stock anual, hace temer lo peor y es inevitable no remontarse a fechas claves dentro de la línea de tiempo no muy lejana.

El Mercado Rosario Ganadero (Rosgan) emitió un comunicado donde informó el actual escenario de sequía puede llevar a un panorama complicado, un escenario muy similar a lo vivido entre 2008 y 2010, cuando en medio de una importante seca se perdieron cerca de 10 millones de cabezas bovinas

Un periodo de dos años lo que pusieron contra la pared a la actividad ganadera regional, y los números productivos se mantuvieron en un parate y no permitieron el despegue del sector. Desde la entidad sostuvieron: “En 2020, apenas habíamos logrado recuperar unos 6 millones, registrando un stock de 55 millones de cabezas a nivel nacional”.

Si bien durante el presente periodo se notó un incremento en materia de exportaciones, al no existir una política que impulse el crecimiento del rodeo, la producción de carne quedó estancada sobre las 3 millones de toneladas. Como para darse una idea, sobre esa cifra, algo más del 70% se destina al consumo interno y el resto se vuelca al comercio exterior.

En medio del panorama y la incertidumbre de los productores ganaderos, señalan que algunas cifras permanecen invariables y explican porque la actividad no despega: una de ellas es el porcentaje de destete, que a nivel nacional no logra pasar el promedio del 62% a nivel nacional.

De acuerdo con Rosgan, los ganaderos enfrentaron una de las sequías más severa de los últimos 50 años, esto se debe a la gran mortandad de animales, elevada faena, la baja taza de preñez, y es más que probable que el stock nacional siga profundizando su caída, sin haber llegado a recuperar siquiera aquel rodeo inicial de casi 59 millones de animales registrados, en referencia a los números previos a 2008, fue lo que indicaron desde el Mercado Rosario Ganadero.

La falta de lluvias también sigue restringiendo la siembra y producción de los principales granos, mientras el “dólar soja” impacta en la cotización del maíz, un insumo clave para la cadena de valor de proteína animal, lo que es clave para alimentación del rodeo.

Este freno en la producción se conoce en medio de un escenario complejo para la actividad. Por el lado del mercado interno, los precios de la hacienda destinada al consumo –novillitos y vaquillonas-no repunta desde mitad de año, situación que impacta de lleno en los números del feedlot,

Con información de: https://bcrnews.com.ar/

Deja un comentario

Compartir:

Popular