InicioPolémicaLa CRA ratifica para el 13 de julio el paro total de...

La CRA ratifica para el 13 de julio el paro total de comercialización de haciendas y granos

La Mesa de enlace asegura que la próxima semana el paro en el comercio de transporte de carga de granos y ganadero en el país se realizará, sin mediaciones y afloje en la decisión.

Desde hace varios meses que el escenario no es bueno, el transporte de carga en muchas provincias de Argentina, hace malabares para conseguir un tanque lleno o semi-lleno de gasoil, sólo para poder realizar las actividades que le competen a cada sector, indudablemente, es difícil el objetivo. Con mucha incertidumbre de saber si te subís o no al camión, más allá de tratarse de un inconveniente que pone en juego a la actividad laboral, el temor al desabastecimiento ya empieza a pintarse en un panorama incierto.

Hay que destacar que el país atraviesa instancias delicada en cuanto a la economía, con la inflación bien arriba y a lo que se le suma el grave inconveniente del desabastecimiento del gasoil, fundamental para el envión principal a lo que se refiere a la agroindustria, a la producción y exportación en si, con la profundización del dilema tras los últimos datos que dio a conocer la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC) donde se muestra en un mapa del país todos los distritos que tiene dificultades para acceder a combustible, o sea, la problemática se extendió y no hay provincia a la que no afecte.

Con este escenario son perspectiva de cambio, la Mesa de Enlace volvió a mencionarse para ratificar la jornada de movilización y cese de comercialización dispuesto para el 13 de julio próximo.

Además, manifestaron su «honda preocupación», por la situación general, que excede al campo y que compromete a la población en general, «sumida en la angustia, la pobreza y la desocupación, de no saber hacia dónde vamos económicamente, con inflación intolerable, sin crédito externo o interno, tipos de cambio incontrolables, brecha cambiaria, sin referencia de precios internos, ventas paralizadas, temor y violencia, inseguridad y vacío político sin precedentes».

Por otro lado, apelaron a sostener la necesidad imperiosa de que el Estado asegure la provisión de gasoil, frente a la parálisis que sufre la comunidad en general, «debiendo constantemente mendigar litros, para desarrollar su vida cotidiana o pagar sobreprecios para poder trabajar con continuidad».

Puedes leer: La falta de gasoil se generaliza en Argentina

Los ruralistas repudiaron «la constante invocación de funcionarios de Gobierno, que insisten con formulaciones ridículas, de sumar presión fiscal impositiva, imaginar ingresos extraordinarios o tratar al sector agropecuario como un enemigo a expoliar». Yendo más allá, rechazaron aquellos proyectos destinados «a destruir la independencia de poderes, la Corte Suprema y el valor de la justicia, para lograr fines personales». Instaron aI saneamiento del gasto público, respetando la nivelación de ingresos y gastos, como primer paso de una economía sustentable. «Por el cansancio atormentador del permanente descenso de nuestra calidad de vida, de nuestro futuro y de la perdida de las oportunidades que nos ofrece el contexto internacional».

El ojo de la tormenta está en el desabastecimiento de combustibles, que ya a provocado perdidas económicas importantes en el sector, también ha derivado en marchas, piquetes, y hasta con un saldo fatal en los últimos días. Por tal motivo, y por la repetida denuncia del sector de transporte, la entidad ha decretado un cese de comercialización de granos y carne.

No hay marcha atrás

Todo esto pesar del pedido que realizó el pasado viernes el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, para que se deje sin efecto la medida y pasar de «la confrontación a la cooperación», todo parece encaminarse al paro dispuesto por la CRA.

A todo esto, una encuesta realizada durante el mes pasado por la consultora Amplificagro entre casi 500 productores reflejó que el 94,3% de los encuestados señaló que los actuales problemas del campo están relacionados directamente al accionar y las decisiones del Gobierno Nacional. En ese sentido, la falta de rumbo y la gobernabilidad aparecen en primer lugar de las preocupaciones, seguido por la falta de previsibilidad y reglas claras, junto con el intervencionismo, el clima de negocios e impuestos, entre otras cuestiones.

Durante el fin de semana, el presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Nicolás Pino, dijo en declaraciones radiales que «seguimos apuntando al 13 (de julio). Ahora hay una movida importante como fue ayer la salida del ministro, tenemos la incertidumbre sobre cómo sigue esto para adelante, mas allá de lo del día 13. Vamos a tomarnos este día, un respiro. Además el anuncio de la Mesa de Enlace de esta jornada de protesta, no tiene que opacar ese gran encuentro que sucedió la semana pasada con diferentes sectores de la cadena agroindustrial, donde se generó un muy buen documento que refleja la situación actual del sector, que puede ser el puntapié inicial de seguir aportando para que la Argentina pueda salir de este difícil momento».

Seguir leyendo: Luz roja: La falta de combustibles pone jaque a las exportaciones de granos y a otros sectores

Decidiendo los pasos a seguir

El siguiente es el comunicado completo de la Mesa de Enlace, fue titulado «Preocupados, con una visión en común y unidos, para que la Argentina vuelva a crecer»:

«Convocados por la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias, por primera vez se reunieron los dirigentes de todos los eslabones de la cadena agroindustrial para analizar la coyuntura, preocupados ante los enormes problemas que atraviesan al sector y al país. Los presentes coincidieron en que la cadena agroindustrial es parte de la solución y de la salida a esta crisis. En este escenario, destacaron que están unidos, con una visión en común, con el convencimiento de que el sector está en condiciones de crecer en producción, exportaciones, abastecimiento y en la generación de bioenergía y más empleo. Todo esto debe darse en el marco de un profundo respeto a la democracia, la institucionalidad y la división de poderes.

La política debe recuperar la estabilidad macroeconómica y detener la confrontación, que redunda en mayor desigualdad. Es imprescindible la integración con paz social, para lograr un desarrollo federal, sostenible e inclusivo. Estas son condiciones imprescindibles para trabajar, producir, industrializar, transportar, comercializar para lograr el abastecimiento interno e incrementar las exportaciones. Resulta urgente el acceso al gasoil y a los fertilizantes para evitar una parálisis total del aparato productivo. También es necesario que haya menos intervenciones dañinas, que se baje el gasto público y que se ponga fin a la crisis energética, para hacerlo posible.

El sector agroindustrial genera casi 4 millones de empleos en todo el país, el 70% de las exportaciones y 8 de cada 10 divisas netas. Crea empleo federal y genuino, con el aporte fundamental de los productores en la dinamización de la economía. Aporta innovación tecnológica y mejoras en la calidad del trabajo y de la producción. Por eso, existe entre los actores presentes la convicción de que, si se dan las condiciones adecuadas, sin intervenciones distorsivas ni cambios de reglas de juego permanentes, podría crecer aún más e incrementar las posibilidades de desarrollo federal de la Argentina.

Por todo ello, los aquí presentes estamos plenamente comprometidos y somos actores claves en la transformación y en la generación de soluciones para el desarrollo de la Argentina. Vivimos un momento histórico, que le da a nuestro país una oportunidad excepcional que no debemos dejar pasar. Seguiremos trabajando para hacerlo realidad».

Para leer
Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí