23-05-24 |

Con la llegada de frío aparece un flagelo invisible: El monóxido de carbono

Llega el frío y los accidentes dementicos a causa de la calefacción con elementos en mal estado se vuelve una verdadera bomba de tiempo. ¿Cómo evitar la fatalidad?.

Cuando el frío aprieta, rápidamente por instinto buscamos una fuente de calor para pasar mejor el rato, buscando calefaccionar nos con distintos elemento, ya sean estufas, hornallas, horno, etc, y es cuando mayor atención hay prestar en nuestro hogar.

Hay que saber que en Argentina mueren 200 personas por año debido a la inhalación de monóxido de carbono (por la mala combustión), sobre todo durante los meses más fríos del año, entre mayo a julio, donde los accidentes a causa de la calefacción crecen de forma notable cada año.

El Monóxido de Carbono es un gas venenoso, sin color ni olor, por lo que se lo conoce como “el asesino invisible”. El Monóxido de Carbono se produce por la combustión incompleta del carbono presente en materiales tales como leña, carbón de leña, gas, kerosene, alcohol, gas oil y nafta.

La inhalación e Intoxicación por Monóxido de Carbono produce que éste reemplace al oxígeno en el torrente sanguíneo. En consecuencia, la falta de oxígeno hace que sufran el corazón, el cerebro y el cuerpo.

Se recomienda a la población prevención, esto se logra controlando las instalaciones y el buen funcionamiento de los artefactos como los calefones, termo tanques, estufas, hogares de leñas, calderas, cocinas y hornallas. Las llamas de las hornallas deben tener color azul, cuando es anaranjado es mala señal.

También se debe tener una ventilación de aire adecuado que permita la renovación permanente del mismo para que el monóxido de carbono que está en el ambiente pueda salir. La habilitación del gas natural deber ser con personas capacitadas y matriculadas.

Comúnmente la mayoría de los casos por intoxicación por monóxido de carbono se produce en personas que usan braseros dentro de los hogares, o duermen con los calefactores prendidos.

Síntomas de inhalación de monóxido: dolor de cabeza, náuseas, mareos, sensación de letargo, desmayo con pérdida de conocimiento, convulsiones, ataques cardiacos que simulan un infarto. La inhalación se puede dar principalmente en niños, adultos mayores, personas con enfermedades cardíacas y/o pulmonares, fumadores.

¿Cómo actuar ante una intoxicación por Monóxido de Carbono?

Ante la sospecha de estar padeciendo una intoxicación por Monóxido de Carbono:

  • Salga a tomar aire fresco inmediatamente, abra ventanas y puertas, apague los artefactos de gas y llame al servicio de emergencia. No permanezca en su domicilio.
  • Ante los primeros síntomas, recurra inmediatamente al médico.
  • Si hay sospecha de inhalación se debe llamar urgente al 107. Con una ambulancia con oxígeno se podría dar respuesta. O bien contactarse telefónicamente a los Centros de Información, Asesoramiento y Asistencia Toxicológica, desde cualquier lugar del país.

Vía: msptucuman

Deja un comentario

Compartir:

Popular