13-06-24 |

Lista de ingredientes que puedes agregarle al té y tomarlo bien frío

El té es la segunda bebida más consumida a nivel mundial por su gran variedad que se pueden encontrar en el mercado, además existen varias combinaciones para darle ese toque de sabor. En esta nota te contamos algunas de estas.

El té negro bien frío es una infusión muy refrescante y saludable; con numerosos aportes para la salud, además, se le puede combinar con muchos otros ingredientes para darle un toque de sabor. El clásico y que la mayoría prefiere, es el limón o el jengibre.

El té realmente proviene de la planta o el arbusto de té, que tiene por nombre Camellia Sinensis que a su vez significa Camelia China. Los países más productores de este árbol son China e India abarcando un 60% del mercado en la elaboración y distribución de té, mientras que en argentina la mayor producción de Té se da en la provincia de Misiones.

Si bien se trata de una clásica bebida en meriendas o desayunos, la infusión aporta beneficios varios para nuestro organismo, con propiedades numerosas, como ser las vitaminas del grupo B, k y se destacan minerales como el magnesio, calcio, fósforo o zinc, por lo que el té negro tiene mayor cantidad de Teína, que el té verde.

Propiedades del té para la salud:

  • Contribuye a reducir el colesterol
  • Es ideal para consumirse antes de las comidas, ya que prepara el aparato digestivo para trabajar correctamente.
  • Ayuda a mantener sanas las arterias pudiendo prevenir enfermedades cardíacas
  • Protege el sistema inmunitario y ayuda a combatir infecciones
  • Por su contenido de Flúor ayuda a prevenir caries y enfermedades bucales
  • Permite reducir los niveles de azúcar en sangre
  • Colabora a reducir el estrés
  • Ayuda a controlar la presión sanguínea
  • Activa la mente, permite mejorar la concentración y favorece a la memoria

Te puede interesar: Infusión de jengibre, limón y miel para combatir resfríos y congestión

Cosas más saludables para agregar a su té:

Jengibre

Agregar una rodaja o una pizca de jengibre rallado al té, es una gran ayuda digestiva. MKuy recomendado para controlar las náuseas, los vómitos o el malestar estomacal. También reduce la inflamación y fortalece la inmunidad . 

Miel

La miel es una alternativa saludable al azúcar refinada, sobre todo si se trata de la miel pura. La miel aporta un sin número de beneficios a nuestro organismo, como ser ácidos orgánicos (cítrico, láctico, fosfórico…), vitaminas (C, B1, B2, B3, B5), ácido fólico, minerales (fósforo, calcio, magnesio, silicio, hierro, manganeso, yodo, zinc, oro y plata),

Hoja de albahaca

Agregue albahaca seca a una taza de té para combatir la fatiga mental y para una experiencia relajante. Esta hoja aromática es un miembro de la familia de la menta y es una adición relajante a los tés para una agradable bebida después de las comidas

Limón

Una rodaja de limón al té ayuda al hígado y tiene muchas propiedades antivirales. Los mismos beneficios se transfieren al té. El limón en si aporta gran cantidad de vitamina C, potasio y cantidades menores de otras vitaminas y minerales. 

Menta

Perfecto para una taza de té helado en un día de verano, esto ayuda a refrescar el organismo y a activar las defensas, ya que esta planta destaca por contener calcio y hierro principalmente, aunque también es fuente de folatos, riboflavina, vitaminas A, C y E.

Canela

En este caso, es una excelente combinación, para aprovechar sus propiedades puedes agregarle una rama de canela y un poco de miel a una taza de té negro, esta infusión reducirá los niveles de colesterol LDL y regulará el azúcar en la sangre. Además la canela aporta calcio y hierro, zinc, selenio, potasio, vitamina B6 y C, además de contar con fibra, carbohidratos, vitamina A, vitamina B8, magnesio y fósforo.

Cascara de naranja

El aporte de cítricos a al té es una excelente alternativa para darle un toque de sabor y aprovechar los aportes de estos, en este caso, la cascara de naranja para obtener una excelente fuente de vitamina C, vitamina B1 y colina, ácido fólico, flavonoides antioxidantes, d-limoneno, alfacaroteno, betacaroteno y aldehído.

Aceite de coco

Una cucharada de aceite de coco se derretirá en tu taza de té para hacerla cremosa y tener un sabor a coco delicioso. El aceite de coco es una fuente saludable de grasas y bloquea las infecciones gracias al ácido láurico.

Jugo de toronja

El té negro bien frío queda sensacional con un poco de jugo de toronja. Las enzimas quema grasas en la toronja ayudan a aumentar el metabolismo de su cuerpo, manteniéndolo delgado y saludable.

Seguir leyendo: Infusión con romero: ¿Para qué sirve?

Con información de: https://www.ecoportal.net/ https://elclubdelte.com/

Deja un comentario

Compartir:

Popular