InicioCrisis hídricaSe duplicó el caudal del Río Paraná y se suman algunas lluvias...

Se duplicó el caudal del Río Paraná y se suman algunas lluvias más

El río Paraná, tras una histórica bajante, vuelve a mostrar signos de aumento en su caudal. Al panorama se le suman las lluvias de las últimas horas, lo que resulta muy positivo.

Tras varios meses agónicos para los márgenes del Paraná, entre la ausencia de lluvias y la potencial ola de calor que redujo aún más el caudal, todo parece indicar que en el último tiempo se ha recuperado levemente el nivel, a lo que se le suman algunas lluvias más durante este martes en la cuenca, las que estarán aportando aún más alivio.

Por el momento, y ya detectado en las últimas semanas, el caudal del río Paraná sigue respondiendo a los parámetros que determinaron las estimaciones del Instituto Nacional del Agua (INA) y se registró una marca cercana a los 2,10 metros.

Teniendo en cuenta que actualmente la medición expone una bajante, en menos de un mes el aumento fue exponencial y los registros muestran que el 11 de enero, en el puerto de Corrientes la altura no llegaba al metro (0,97 metros).

Teniendo en cuenta que la situación hídrica en el país, destacando como atenuante a la presencia del fenómeno de «La Niña» por tercera vez en menos de 14 meses, la perspectiva a mediano plazo es que las lluvias se mantengan por debajo de lo normal, aún en medio de la estación más seca del año.

Seguir leyendo: Emergencia hídrica para las cuenca de los ríos Paraná, Paraguay e Iguazú

Pensando en el trimestre más seco

Sobre los próximos meses, se espera una notoria disminución de las lluvias sobre la mitad norte de la alta cuenca -la parte regulada-, que produce una disminución en el aporte a los embalses.

Por otra pare, la condición de humedad de los suelos en la mitad sur de la alta cuenca -no regulada- mantiene la mejora alcanzada, aunque sin llegar aún a una condición general normal. Si bien es atenuante la época más seca del año, donde las lluvias son mucho más espaciadas y de caudales pobres, la perspectiva es positiva a medida que nos aproximemos a la primavera.

 Tras las últimas lluvias en las áreas próximas a la cuenca, se observó una leve recuperación y las perspectivas es que la situación sea más o menos estable aunque, según el último informe del Instituto Nacional del Agua, podría haber alguna disminución, aunque de no gran magnitud, en el caudal del río en los próximos días.

El analista destacó que la situación actual es mucho mejor que la registrada meses atrás, pero que un registro de 1,76 metros aún sigue muy lejos del nivel de 3,0 metros de altura, el cual se considera adecuado para posibilitar una navegación óptima por el río Paraná.

Puedes leer: El Paraná se mantiene en situación critica y provoca perdidas millonarias

La falta de caudal en la vía navegable del Paraná, especialmente en el tramo donde se ubican los puertos del Gran Rosario, vienen desde 2020 generando importantes dificultades logísticas y por eso los buques suelen salir con mucha menos carga de la posible para completarla en las terminales de Bahía Blanca, lo que implica un sobrecosto logístico y, obviamente, también una mayor pérdida de tiempo.

“Hoy por suerte, a pesar de que estamos por debajo de la profundidad normal, podemos salir con el calado normal de 34 pies en las terminales de la región gracias a los trabajos que se hicieron en la vía navegable y aun cuando estamos con niveles por debajo de lo conveniente”, remarcó Sesé.

Para leer
Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí