Fácil receta de la pizza romana

Hoy te traemos una tradicional receta, la de la pizza a la romana. Una de las más sencillas de elaborar, incluso puedes lucirte con una crocante masa casera.

La pizza es un plato que podemos encontrar en bares o restaurantes en todos lugares del mundo, si bien hay distintas variedades, existen gustos y gustos, que van desde las más tradicionales, como ser la de jamón y queso, la fugazzeta, la de palmitos o la tradicional napolitana, como así también variedades combinadas agri-dulces.

Dentro de las variedades típicas italianas, podemos mencionar la napolitana y las romanas, aunque existen varias versiones de estas. En la receta de hoy vamos a preparar la romana, una de las variedades más sencillas de elaborar y una de las más ricas. Pasemos a la receta:

Ingredientes necesarios para la masa

250 gr harina
155 gr agua tibia
20 gr levadura fresca
6 gr sal
3 gr azúcar

Ingredientes para el agregado a la pizza

150 gr salsa de tomate (puede ser casera con un toque de cebolla de cabeza y una pizca de verdeo)
150 gr queso mozzarella o queso fresco pizzero
16 ud. filetes de anchoa
50 gr champiñones fileteados
1 chorro aceite de oliva virgen extra
1 cucharadita orégano
y algunas aceitunas negras.

Puedes leer: Receta de la pizza de salamín con masa casera

Elaboramos la masa

1. Mezcla el agua templada con la levadura de panificación hasta disolver por completo.

2. En el recipiente amplio mezcla la harina, el azúcar y la sal, para iniciar a elaborar la masa. Añade el agua con la levadura. Amasa a mano por unos 10 minutos, hasta obtener una masa esponjosa y lisa.

3. Una vez listo el bollo de la masa, dejarlo reposar durante 45 minutoscon el recipiente tapado con papel films o un repasador limpio de cocina. Una vez la masa haya leudado y fermentado, amásala de nuevo durante un par de minutos y deja reposar otros 30 minutos más. Repite esta operación una vez más y cuando haya fermentado de nuevo. De esta manera lograras una masa ideal.

Te puede interesar: Receta de la tarta de cebollas

Preparamos la pizza

4. Con un palo de amasa o bien con las manos, estira la masa en forma circular. Dale el grosor que prefieras, pero deja siempre los bordes de la masa un poco más gruesos. Esto te ayudará a que el tomate y la mozzarella no se escapen o corran durante el horneado.

5. Extiende ahora la salsa de tomate sobre la superficie de la masa, espolvorea con el orégano, el queso en trozos o la mozzarella rallada. Distribuye los filetes de anchoa, el champiñón fileteado y las aceitunas negras también fileteadas. Finaliza colocando un chorrito de aceite de oliva sobre la pizza.

6. Deja reposar unos 15 minutos para que la masa desarrolle ligeramente e introduce en la parte baja del horno precalentado a 230-240º C . Hornea de 10 a 15 minutos hasta que la masa resulte dorada y crujiente. Tratar de que no se quemen los bordes de la masa.

Con información de: http://www.recetasdiarias.com/