12-04-24 |

La manipulación y seguridad de alimentos en conservas tradicionales

¿Qué alimentos se pueden conservar en forma natural?. En esta nota te vamos a dar las mejores pautas y consejos para prepararlos de manera segura.

Dentro de la conservación de los alimentos existen distintas manera y sometimiento de los mismos para poder prolongar su vida útil. De esta manera nos estaremos asegurando de consumir sano y seguro. A continuación vamos a detallar distintas formas de conservación.

Fermentar: Es más que un método de conservar alimentos en casa. Es también una forma de enriquecer el alimento convirtiéndolo en un probiótico que beneficia nuestra salud intestinal. Son muchos los alimentos fermentados que podemos elaborar en casa, tratándose de un método sencillo y el cual va suscitando cada vez más interés por su aporte terapéutico.

Conservar a baño María: Consiste en hacer las tradicionales conservas en tarros que se cierran y sumergen en agua que llevamos a ebullición. Siempre se ha hecho con una olla al fuego y actualmente, para un mejor control del tiempo y la temperatura disponemos de pasteurizadores. Podemos conservar a baño maría: frutas, verduras, setas, carnes, pescados, mermeladas, almíbares, salmueras…y platos cocinados (legumbres, pastas, guisos, sopas, cremas) listos paras consumir sólo con abrir y calentar el conservado.

Puedes leer: Cómo podemos obtener la seguridad alimentaría

¿Cuándo no podemos consumir un alimento en conserva?

Los alimentos en conserva envasados en casa o comprados en la tienda podrían estar contaminados con toxinas u otros microbios dañinos, como por ejemplo cuando el envase tiene fugas o está abultado o hinchado, parece agrietado o anormal.

¿Cómo hacer conservas de forma segura?

Esterilizar los potes para conservas y las tapas en agua hirviendo durante 15 minutos.

No secar los potes ni las tapas: dejar escurrir bien y secar al aire antes de su uso.

Preferiblemente usar siempre envases de vidrio o potes de cristal para la elaboración de conservas caseras. Escoger los alimentos frescos en su punto justo de maduración. Desechar para la conserva aquellos que estén rotos, golpeados y agrietados.

Antes de poner las tapas, calentar los potes a baño maría para asegurar que el vacío se haga perfecto. A continuación, cerrar el pote con tapas nuevas y hervir a baño maría.

Los productos ácidos con pH inferior a 4,5 como el tomate, el ananá, el damasco, el melocotón, la naranja, la frutilla, la cereza, la pera, la ciruela y el pimiento si se acidifica con ácido cítrico, se pueden poner a baño maría entre 1 y 2 horas dependiendo del tamaño del bote.

Los productos que no sean ácidos, como las guindas en aceite, las legumbres, los champiñones, las judías verdes, la coliflor, los puerros, los guisantes, los espárragos, las alcachofas, etc. hay que hervirlo en olla a presión entre 20-60 minutos.

Dejar enfriar o enfriar despacio con agua fría para evitar el choque térmico y para que no se rompan los potes. Guardar los potes en un lugar fresco y seco, debidamente etiquetados con el producto y la fecha de elaboración.

Puedes leer: Conservación de los alimentos por calor

¿Cuáles son los beneficios de una conserva?

Una de las ventajas de las conservas es que con un proceso de fabricación adecuado los alimentos no pierden ni un ápice de sus propiedades. Siguen manteniendo las mismas proteínas, grasas saludables, minerales y vitaminas que si tomaras este alimento fresco.

Como realizar conservas caseras paso a paso:

Colaboración de autoría: Viviana Briggith Bermúdez

Estudiante de Ingeniería en Agronomía – Facultad de Ciencias Agropecuarias Universidad Nacional de Córdoba

Deja un comentario

Compartir:

Popular