Súper fácil receta de Champiñones con jengibre

Un plato ideal para las noches de invierno. Los platos de cuchara son muy importantes en mi cocina, un buen guiso o algún complemento que reconfortan y entonan el cuerpo en esta época del año.

Champiñones y jengibre, salud y nutrición al plato. Los champiñones son unos magníficos antioxidantes y apenas tienen calorías, el jengibre es un gran antiinflamatorio, contiene una gran cantidad de vitaminas y minerales.

El jengibre, como la cúrcuma, goza de buena reputación. A ambas especias se les atribuyen numerosas propiedades para la salud. Pero, más allá de este aspecto, el jengibre tiene un sabor tan intenso y un aroma tan particular que permite explorar en la cocina y dar un toque de novedad a muchos platos.

Ingredientes

350 g de champiñones, en láminas

1 tomate natural, o en trozos de lata (opcional)

1/2 cucharadita de jengibre en polvo

1/4 cucharadita de cúrcuma

1 cucharada de hojas de hinojo, picadas

Aceite

Sal

Preparación

Cortar los champiñones en láminas.

Calentar primero el aceite para luego saltear los champiñones. Remover por unos 3 minutos, hasta que estén tiernos.

Agregar ahora el tomate (opcional), el jengibre, la cúrcuma, las hojas de hinojo.

Mezclar bien todos los ingredientes y dejarlos en el fuego suave hasta que el tomate se haya “desintegrado” y tomado aspecto de salsa.