22-04-24 |

3 recetas sencillas con arroz yamaní

Cuando se lo consume el arroz yamaní tiene una textura muy suave y con un toque sabor dulce parecido a la nuez.

El arroz yamaní es un tipo de arroz integral originario de Japón. Crece libremente en climas templados y fríos, es un arroz de grano corto, de color dorado y muy resistente. Al ser consumido, el arroz cocido tiene una textura muy suave con un sabor dulce que recuerda al de la nuez. Este arroz se conserva durante meses en lugares secos y oscuros en envases sellados herméticamente.

Es buena fuente de vitaminas del grupo B, que son beneficiosas para el sistema nervioso. Además, son esenciales en el proceso de digestión y metabolismo de los carbohidratos que aporta el grano.

El contenido de fibra del arroz yamaní favorece la salud intestinal y ayuda a estabilizar la concentración de azúcar en sangre.

Este tipo de arroz se conserva en  por mucho tiempo en lugares secos y oscuros. También debe estar guardado en envases sellados herméticamente.

Se puede usar en toda receta que lleve arroz, solo se debe prestar especial atención a su cocción.

Este tipo de arroz se lava y luego se cocina a fuego lento. Se debe colocar una olla con dos tazas de yamaní y cuatro o cinco tazas de agua y una cucharita de sal.

Una vez que empieza a hervir se debe tapar la olla y bajar el fuego. Pasado unos veinte minutos le grano debería estar seco, desde que se comienza la preparación son 40 minutos en total.

Se apaga el fuego y se revuelve con cuchara de madera.

Puede consumirse inmediatamente o se puede guardar en la heladera en un recipiente de vidrio con tapa.

Este arroz aporta energía, hidratos de carbono y proteínas.

Ahora, manos a la obra y a disfrutar de las comidas que llevan como ingrediente principal arroz yamaní.

Aquí compartimos tres recetas fáciles y con ingredientes que siempre tenemos a manos.

También te puede interesar: Arroz Yamani: Como lograr la cocción ideal

Wok de pollo, verduras y yamaní

Ingredientes:

-4 zanahorias

– puerros 4

-4 zucchinis

– 3 berenjenas

– 1 kilo de pechuga de pollo o pata muslo

– 400 gramos de yamaní

– 1 puñado de brotes de soja

– salsa de soja a gusta (optativo)

– aceite de oliva

– sal a gusto

Nota que podes leer: ¿Con qué acompañarías este arroz?

Preparación

-Corta en juliana todas la verduras y los tallos de los puerros. Las berenjenas deben ir con su cáscara.

-Hervir el arroz siguiendo los paso antes mencionados.

-Hervir el pollo, sacarle la piel, cortarlo en tiras y en un wok pincelado con aceite de oliva saltearlo unos minutos. Luego agregar las verduras y mover el wok constantemente.

-Después agregar la salsa de soja, los brotes y dejar unos minutos en fugo más lento y retirar. Finalmente se sirve sobre el arroz y a ¡disfrutar!.

Croquetas de arroz yamaní y lentejas

Ingredientes:

– 2 pocillos de lentejas

– 1 taza de yamaní

– cebolla 1

– 1 puerro

–  Diente de ajo 1

– zapallo anco o calabacín

Preparación

-Hervir las lentejas en cuatros tazas de agua a fuego lento por aproximadamente 15 minutos. Cuidado de que no queden hechas puré pues se desarman con mucha facilidad.

– Hacer lo mismo con el yamaní pero siguiendo la manera que ya indicamos al comienzo de la nota.

– Enfriar ambas partes y unir las lentejas con el arroz en un bol.

– En una sartén saltear la cebolla, el puerro y  el ajo hasta que queden trasparentes.

– Cortar en pedazo sel zapallo y cocinarlo. Agregarlo a la mezcla y hacerlos puré.

– Condimentar con sal y pimienta a gusto y dejar enfriar.

– Amar las croquetas o bolitas, pasarlas por pan rallado o avena arrollada, en caso de no querer usar harina.

– Freír o llevar a horno caliente por 10 minutos.

– Al servir se pueden rociar con jugo de limón y acompañar con todo tipo de ensaladas verdes.

Berenjenas rellenas con Arroz Yamaní

Ingredientes:

– 2 tazas de arroz hervido

– 2 berenjenas cocinadas

– 1 cebolla picada

– cebolla de verdeo

– 1 ají morrón

– queso rallado, cantidadn necesaria

–  sal y pimienta negra (optativo) a gusto

 Preparación

– Lavar y cortar al medio las berenjenas, previamente quitarle los cabos. Cocinarlas  y dejarlas enfriar.

– Ahuecarlas para rellenarlas y conservar la pulpa par la mezcla del relleno.

–  Rehogar en aceite o manteca, según el gusto, la cebolla, el morrón y la cebolla de verdeo.

– Una vez lista la preparación retirar del fuego y agregar el yamaní previamente hervido y la pulpa de las berenjenas.

– Mezclar todo y salpimentar a gusto.

– Rellenar las berenjenas, ponerlas en una asadera o placa para horno y espolvorearlas con queso rallado

– gratinarlas en horno moderado por 20 minutos aproximadamente y ¡a chuparse los dedos!

Deja un comentario

Compartir:

Popular