21-05-24 |

Aceite de oliva: Conoce los beneficios que tiene para la salud

Los estudios científicos aportan cada vez más pruebas de las propiedades beneficiosas del aceite de oliva para nuestra salud. En esta nota te contamos los secretos de este alimento.

El aceite de oliva virgen extra es un aceite de mayor calidad, sin defectos en sus características organolépticas, y sólo se obtiene mediante procedimientos mecánicos, mientras que el aceite de oliva virgen es similar, pero su calidad es inferior al virgen extra.

Al aceite de oliva se lo utiliza en la gastronomía, debido a su sabor suave para realizar diferentes recetas de cocina, sino que también puede aprovecharse en otras cuestiones, como en la cosmética, para tratar algunos malestares y para la mejora de la piel.

Este aceite se obtiene de la mezcla de aceite de oliva refinando y de aceites de oliva vírgenes. Para ello se somete a la aceituna (fruto del olivo al que también se le conoce como oliva) a una serie de procesos que incluyen la presión, decantación y filtrado de. Su gama de tonalidades varía del amarillo pajizo al dorado verdoso.

Este tipo de aceite aporta 9 calorías por gramo, es decir que una cucharada sopera de aceite de oliva equivale a 90 calorías aproximadamente.

Para el corazón

Es el más rico en ácidos grasos monoinsaturados (70%), principalmente ácido oleico. Las dietas con alto contenido en estos ácidos producen un perfil metabólico más favorable, con mayores reducciones del colesterol total y los triglicéridos, así como un aumento de las lipoproteínas de alta densidad (HDL, el llamado colesterol «bueno») y un descenso de las de baja densidad (LDL, el «malo»), todo ello asociado a un menor riesgo de enfermedad coronaria. Sin lugar a dudas presenta características que le hace a nuestro corazón.

Para el estómago

El aceite de oliva protege la mucosa del estómago al disminuir la secreción de jugo gástrico y favorecer la cicatrización, con lo que se reduce el tamaño de las úlceras. Evita el estreñimiento, potencia las propiedades detoxificantes del hígado y ayuda a la producción y liberación de la bilis.

De todas formas, hay que consumirlo con cuidado por su efecto laxante. Este aceite también ayuda a perder peso ya que contiene grasas saludables.

Por último este aceite también es un gran antiinflamatorio gracias a un compuesto orgánico denominado oleocantal, ya que sintetizada en el intestino a partir del ácido oleico y que tiene un conocido efecto saciante. Uno de las funciones más destacadas es que favorece a la digestión y reduce la secreción ácida gástrica, protegiendo frente a las enfermedades gastrointestinales. En el estómago es la grasa mejor tolerada ya que no favorece el reflujo esofágico.

Para la piel

El aceite de oliva en la piel debe usarse de forma moderada y cuidadosa, esto significa que en necesario empaparse para obtener los beneficios. Cuando se aplica, suele decirse que menos es más. No es necesario que camines con la cara goteando.

El aceite de oliva también en el cuerpo debe aplicarse en cantidades mínimas para evitar que se activen las alarmas de “brillo”. Úsalo como una loción y obtendrá igualmente todos sus beneficios y sin molestias.

Otros usos y beneficios

Dentro de los usos más destacados para la salud, el aceite de oliva virgen, al ser rico en ácidos grasos insaturados, ayuda a prevenir las cefaleas. En diabéticos es un aliado, ya que este alimento contiene grasas saludables que podrían ayudar a regular los niveles de azúcar en la sangre y la producción de insulina.

Contiene antioxidantes: los polifenoles y la vitamina E. Estos polifenoles, entre los cuales se encuentra la oleuropeína, se digieren y absorben fácilmente, lo cual permite que tengan un efecto protector frente al estrés oxidativo y los daños producidos por los radicales libres.

Con información de: https://mejorconsalud.as.com/

Deja un comentario

Compartir:

Popular