Home Clima El impacto de El Niño y La Niña sobre la precipitación estacional

El impacto de El Niño y La Niña sobre la precipitación estacional

El fenómeno denominado “El Niño” consiste en un calentamiento anómalo de las aguas superficiales del Océano Pacífico Ecuatorial Central y Oriental, mientras que La Niña, consiste en un enfriamiento de dichas aguas.

En primer lugar, es necesario aclarar que los fenómenos de La Niña y El Niño son parte de un patrón climático más grande llamado El Niño-Oscilación del Sur (ENOS). Este último es una variación irregular periódica en los vientos y la temperatura superficial del mar en la sección tropical este del Océano Pacífico.

La fase de calentamiento del ENOS es lo que se conoce como El Niño, mientras que el periodo de enfriamiento es conocido como La Niña.

Ambos fenómenos se pueden suceder, pero es importante señalar que el hecho de que el El Niño tenga lugar, no necesariamente implica que el fenómeno de La Niña se produzca en el periodo inmediatamente posterior que le corresponde y viceversa.

En términos sencillos, suele considerarse a ambos fenómenos como opuestos, ya que El Niño se relaciona directamente con el debilitamiento de los vientos alisios y el ascenso de la temperatura de las aguas en el las costas de Perú y Ecuador, regularmente frías.

Por el contrario, durante el fenómeno de La Niña la temperatura del mar disminuye, debido a que los vientos se hacen más fuertes y desplazan el agua cálida en mayor volumen hacia el oeste del Pacífico.

Durante El Niño, la costa peruana, sobre todo en el norte, se ve afectada por las lluvias ocasionadas por el alza en la temperatura marítima, lo que trae como consecuencia inundaciones como las vistas en 1997 y en El Niño costero que tuvo lugar a inicios de este año.

El fenómeno complementario, denominado «La Niña» o «El Viejo», consiste en un enfriamiento anormal de las mismas aguas.

El fenómeno ENOS (El Niño – Oscilación del Sur) surge de la interacción de factores oceánicos y atmosféricos y, a su vez, al instalarse produce alteraciones en los patrones normales de las variables oceánicas y atmosféricas.

Los grandes institutos internacionales de predicción climática poseen actualmente modelos acoplados de simulación del comportamiento del mar y la atmósfera, que permiten predecir la evolución del sistema.

Los modelos numéricos pronostican condiciones de temperatura del mar, pero no pronostican lluvias o temperaturas. Para poder hacer una conexión entre estas variables, lo cual es trascendente para poder determinar una tendencia climática, es necesario conocer los impactos regionales que El Niño o La Niña suelen tener.

En función a la revisión bibliográfica realizada y al objetivo del trabajo se utilizó el indicador MEI (Multivariate Enso Index), calculado en el Climate Diagnostics Center (NOAA) como determinante del estado del ENOS y se procedió a la búsqueda de señales del mismo sobre la precipitación y los rendimientos en la zona de estudio en función de este índice.

IMPACTO DEL ENOS SOBRE LAS PRECIPITACIONES

Los efectos del ENOS (El Niño – Oscilación del Sur) sobre la precipitación son más marcados en algunos meses y no se observan en otros. También existen zonas de la Argentina donde la señal ENOS se vuelve más importante, mientras que otras no presentan relación estadística entre su precipitación y los fenómenos El Niño o La Niña.

Como primer paso en la búsqueda de indicadores estacionales se procedió a determinar series de precipitación acumulada (periodo 1970 – 2010) para todos los bimestres, en las localidades para las cuales se disponía de la información necesaria en las provincias de la región pampeana, NEA y NOA.

Con respecto a la variable precipitación, se analizó a escala bimestral la probabilidad de ocurrencia de lluvias escasas, normales y abundantes durante eventos El Niño y La Niña. Asimismo, se evaluó la probabilidad de eventos extremos de precipitación, es decir, lluvias muy escasas y muy abundantes, que corresponden a una frecuencia de ocurrencia de una vez cada 10 años.

Vía: ora.gob

Con información de: https://www.elpais.com.uy/

No hay comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí