Carne porcina: Senasa buscará potenciar la producción y derivados

La ganadería porcina es una de las actividades agropecuarias que más crecieron en las últimas décadas, con muy importantes subas en casi todos sus índices. Si bien el consumo se incremento en los últimos tiempos, ahora se buscará potenciar aún más al sector.

En el sector creen que continuarán por el sendero positivo en cuanto al consumismo y la producción, acentuando el despegue de la actividad a principios del milenio posicionó a la carne de cerdo como un alimento confiable en la mesa de los argentinos, que a medida que pasan los años, comienza a ganar protagonismo y lugar, reemplazando a la carne vacuna.

A diferencia de lo que ocurre en el mundo, donde la carne porcina es la que más consume el mundo y resulta más económica que la carne vacuna. La carne de cerdo se ha posicionado como un excelente sustituto de la carne bovina y su consumo creció un 100% en la dieta de los argentinos, pasando de 8 kilos por habitante por año en 2010 a 17 kilos en 2021, especialmente como carne fresca, que ya ha superado a la consumida como embutidos o procesada.

Según datos de la Dirección de Porcinos, Aves y Animales de Granja, la balanza comercial porcina volvió a ser positiva en los últimos, tanto en volumen como en valor. 

Puedes: Carne de cerdo y cortes vacunos: una carrera desigual

Desde su lugar, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) realiza acciones para apoyar el fortalecimiento de la producción de carne y productos derivados de cerdo argentina y su comercialización en el mercado interno e internacional.

En el marco de esta estrategia, que sigue directivas emanadas desde el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, encabezado por Julián Domínguez, el vicepresidente del Senasa, Rodolfo Acerbi, recibió a las autoridades de la Cámara Argentina de la Industria de Chacinados y Afines (Caicha) que acaba de cumplir 80 años.

Acerbi y la comitiva de la entidad que agrupa a 83 empresas, integrada por Gustavo Lazzari, Luis Veralli, Ornella Giacosa y Martín Gyldenfeldt, intercambiaron visiones sobre la proyección productiva de la industria porcina destinada al mercado interno y para la exportación.

El vicepresidente del Senasa se refirió a los estándares sanitarios de las plantas industriales porcinas habilitadas por el Senasa, “ponderada por distintas auditorias de los países compradores, que garantizan la sanidad e inocuidad de los productos elaborados y que llegan a los consumidores de la Argentina y el mundo”.

Te puede interesar: Histórica caída del consumo de carne vacuna en la Argentina

El funcionario detalló las acciones que realiza el organismo para contribuir al desarrollo de la actividad y llamó a las autoridades de la Caicha a avanzar en la promoción del consumo de carne y productos derivados del cerdo, destacando sus ventajas nutricionales.

Industria

El año pasado el sector industrial porcino faenó 694.880 toneladas de carne de cerdo, de las cuales 30.121 toneladas fueron exportadas y el resto se volcó al mercado interno. Asimismo, la producción anual de chacinados alcanzó a 515.500 toneladas en 2021; con un promedio de consumo de 11 Kg por habitante.

Actualmente la industria del chacinado cuenta con 400 fábricas en el país – 275 con habilitación nacional, el resto de nivel provincial -; 172 mataderos – 89 con habilitación del Senasa y los demás provinciales o municipales- y emplea en forma directa a 20.700 trabajadores y en forma indirecta a unos 45.000.

Recorrida

Siguiendo con esta política de apoyo al desarrollo de la producción industrial porcina, Acerbi, junto a una delegación del organismo, recorrió una planta elaboradora de fiambres y embutidos porcinos de calidad premium ubicada en la localidad bonaerense de Pilar.

En la planta de la empresa Campo Austral, una de las principales productoras y exportadoras de carne porcina, Acerbi, junto a la coordinadora general de Inocuidad y Calidad Agroalimentaria del Senasa, Ángela González Gentile y el supervisor de Inocuidad, Gustavo Sánchez, recorrieron las instalaciones acompañados por la gerenta de la empresa, Ornella Giacosa, el jefe de inspección veterinario de la planta, Carlos Manolio; y miembros de los equipos de Calidad y Mantenimiento.

La recorrida de la comitiva incluyó las áreas de producción de embutidos y de elaboración de chacinados, que se elaboran con materia prima que proviene de la Planta de Faena que la empresa posee en San Andrés de Giles, provincia de Buenos Aires, que a su vez se abastece con porcinos criados en granjas propias ubicadas en varias provincias del país.

No hay comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí