19-05-24 |

Empezarán a faltar las garrafas a causa de la problemática del gasoil

En los meses más fríos del año, cuando la demanda de gas licuado tiene su punto más elevado en cuanto la compra y venta, la situación actual en cuanto a los combustibles parece amenazar también a este suministro.

Cuando nada parecía estar peor, ahora se le suma una posible nueva (o no tan nueva) complicación. Es cierto que en los meses de invierno, cuando el frío aprieta, la faltante de gas en garrafa suele ser un inconveniente, en el momento de acceder a este, debido a la alta demanda en el mercado. Normalmente en los meses de junio, julio y agosto, es cuando más se nota el declive en el abastecimiento. Como para agregarle un plus más, el actual desabastecimiento del gasoil en el país, amenaza con generar una profunda faltante de gas licuado en garrafa.

 Es muy común que en el hogar se empleen garrafas de gas, generalmente, como sistemas de calefacción pero también se utilizan para los conocidos como gasodomésticos: hornos, calefacción y otros.

Puedes leer: Falta de gasoil en Argentina y los mapas que revelan una situación «al rojo vivo»

¿Comenzarán a faltar las garrafas?

La escasez de gasoil en 19 provincias del país está generando un riesgo alto de faltante de garrafas. “La zona más complicada de abastecer es la del norte. No se consigue combustible en las rutas y los camiones no alcanzan a completar la distribución con los envases que trasladan”, reclamó el presidente de CEGLA (Cámara de Empresas Argentinas de Gas Licuado), Pedro Cascales.

La Cámara advierte que no sólo hay faltante de gasoil. El poco que se está consiguiendo está con precios muy elevados. «En promedio, en el interior se obtiene a $230 el litro. Sin embargo, cuanto más al norte de la Argentina se intenta llegar, más caro es el valor. Hay demoras en el abastecimiento. Está costando acceder a algunas localidades del norte”, expresó el titular de CEGLA.

La situación es muy compleja debido a que hay cuatro provincias del Nordeste del país que no están conectadas a la red de gas natural: Chaco, Corrientes, Formosa y Misiones. Un corte en el suministro del gas licuado de petróleo (GLP) en esos territorios los pondría al borde del colapso energético. «Por ahora, y con grandes esfuerzos de las empresas del sector, se está logrando abastecer al 100% del país. Sin embargo, la situación se encuentra al límite», agrega CEGLA.

Te puede interesar: En 2022 el costo de transporte de carga acumuló un 37 %, encima falta el gasoil

Cabe destacar que el GLP que fraccionan las empresas asociadas a CEGLA da energía al 40% de la población de Argentina. Su uso es muy extendido y primordial para hogares, industrias, comercios, economías regionales e incluso es un combustible que se exporta a países limítrofes en algunas épocas del año.

“Ofrecemos un producto económico y seguro. Necesitamos que de manera urgente se regularice el suministro de gasoil en todo el territorio”, finalizó Cascales.

Deja un comentario

Compartir:

Popular