Home Alimentos ¿Cómo conservar la palta una vez abierta?

¿Cómo conservar la palta una vez abierta?

Al hablar de conservar paltas enteras, tenemos que diferenciar entre paltas verdes y paltas ya maduras. En esta nota, todos lo secretos.

Que la palta es deliciosa no cabe duda, pero a veces solo se come o se utiliza una mitad y el resto termina tirándose por no saber cómo conservarla. La palta es un fruto que se oxida fácilmente, perdiendo su apariencia fresca y adoptando un color amarronado que lo hace poco agradable de consumir.

Aquí le mostramos algunas opciones que permitirán conservar la frescura de este fruto y su color verde por más tiempo, de modo de poder reservar tranquilamente el trozo que sobró:

Porque, aunque está riquísimo y es muy beneficioso, lo cierto es que la palta es una fruta muy delicada que no dura mucho tiempo si no se conserva correctamente, por lo que es importante tomar una serie precauciones para su buena conservación.

Conscientes de ello, a continuación, te vamos a contar cómo conservar la palta entera para controlar su grado de maduración y disfrutar de su máximo sabor, y también cómo conservar la palta abierta una vez lo hayas cortado y lo tengas partido por la mitad.

Dejarle el carozo:

Es el primer consejo para conservar la palta por más tiempo. Se utiliza una mitad y a la otra se le deja el carozo. Sin embargo, este no es el truco más recomendado, ya que la parte que se conserva mejor es la que está en contacto con el carozo, mientras que el resto de la superficie expuesta tiende a oxidarse de todas formas.

¿Cómo conservar la palta entera?

Al hablar de conservar paltas enteras, tenemos que diferenciar entre paltas verdes y paltas ya maduras.

En el caso de las paltas verdes, y con la piel con un tono más suave, por lo general necesitan alrededor de 7 días para madurar a temperatura ambiente (18/24ºC), siendo importante que no reciban luz solar de manera directa.

Acuérdate también de no meter en la helada la palta sin que haya madurado, ya que nunca conseguirá una cascara de color negra y suave, que es lo que se debe buscar para que no esté seco y tenga sabor.

Diferenciar un aguacate maduro de otro que no es fácil. Como hemos dicho anteriormente, una tiene un color verde claro y está más duro, al contrario de uno maduro.

Si quieres acelerar este proceso, prueba a guardarlo en una bolsa de papel acompañado de un plátano maduro. De esta forma conseguirás reducir el tiempo de maduración de siete a cuatro o incluso tres días.

Por otro lado, están las paltas maduras, que para su buena conservación te recomendamos que no los guardes nunca a temperatura ambiente, especialmente si ya los has cortado, ya que de lo contrario probablemente tengas que tirarlos a la basura puesto que ya no se podrán comer.

Para conservar paltas maduras correctamente lo mejor es guardarlos en la nevera, ya que el frío reducirá la velocidad de maduración, evitando que el aguacate se pudra de un día para otro.

¿Cómo conservar la media palta?

Una vez abierto, la palta tiende a perder sabor pasadas unas horas, adquiriendo además un tono marrón que lo hace mucho menos apetecible.

Esto se debe a que una vez cortada la palta comienza un proceso de oxidación, debido a su alto contenido graso y su escaso contenido de azúcar.

Para que esto no ocurra, saber conservar media palta es fundamental, y a continuación te vamos a contar cómo:

  • Lo más habitual para conservar una palta abierta es guardarlo en la heladera, pero lo cierto es que esto no es necesario.
  • También puedes optar por conservar aguacates abiertos a temperatura ambiente, pero para ello debes introducirlos en una bolsa de papel acompañados de una cebolla roja, que se encargará de mantener su frescura y sabor intactos.
  • Y en caso de que vayas a consumir la palta partido de un día para otro, también está la opción de conservarlo en un recipiente con agua fría. De esta forma, el agua fría desempeñará un papel similar al del frío del frigorífico.

Si en cambio prefieres conservar la palta abierta en la heladera, envuélvelo en papel film para que quede sellado herméticamente e introdúcelo en uno de los cajones del frigorífico, revisando diariamente su estado para consumirlo antes de que sea tarde.

Y si tienes dos mitades de la palta, cubre cada una con zumo de naranja o limón y júntalas de nuevo.

De esta forma reconstruirás la palta y reducirás la exposición de su interior y también su oxidación.

En cualquiera de los casos, te recomendamos que dejes la semilla del aguacate en su interior, ya que está comprobado que el hueso disminuye la velocidad de oxidación y te permite mantenerlo en buen estado durante más tiempo, ya que de esta forma se dejará expuesta a la oxidación menos superficial.

Vía: https://www.naranjasquique.com/

1 Comentario

  1. Muy buenos artículos y consejos, ayudan mucho pues nos instruyen y de esta forma, logramos conservar y utilizar los alimentos en sus mejores condiciones, suerte y gracias.-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí