24-04-24 |

Cómo podar las higueras en la temporada fría

Tras la recolección de la cosecha de higos dejaremos que nuestra higuera entre en fase de hibernación, esta se produce a medida que entra el invierno.

Así cuando el árbol ya se encuentre sin hojas y la circulación de la savia se haya ralentizado será el momento de proceder a la poda de las ramas sobrantes.

Podar las higueras es fundamental para asegurarnos una buena cosecha la próxima temporada. Vamos a ver a continuación los distintos tipos de poda que podemos efectuar sobre nuestra higuera para que el próximo verano y otoño podamos disfrutar de una magnífica cosecha de higos.

Material: 

  • Unas buenas tijeras de poda.
  • Sierra de podar.
  • Pasta cicatrizante para poda de árboles.
Poda de la higuera 2

Las primeras ramas a podar serán las más viejas que ya hayan dado fruto. Éstas debemos cortarlas lo más cerca posible del tronco de la higuera.

Poda de la higuera 3

Para las ramas pequeñas usaremos las tijeras de podar y para las ramas más gruesas la sierra. Quitaremos también las pequeñas ramas que han crecido mal, las que se cruzan por ejemplo o las que siguen una dirección que no nos interesa. Es decir las que crecen hacia dentro del árbol o demasiado hacia fuera.

Poda de la higuera 4

Cortaremos también las ramas excesivamente viejas, éstas no van a dar gran producción y consumen nutrientes. Las cortaremos lo más cerca posible del tronco y si nacen de la base las cortaremos a ras de suelo. Hemos de procurar que la higuera concentre sus energías en el tronco principal y si aún no lo tenemos por ser la higuera joven procuraremos que tenga pocos y sanos.

Poda de la higuera 5

Untaremos con pasta cicatrizante todas las heridas que hayamos causado al árbol con la poda. Nos evitaremos problemas y nuestra higuera nos lo agradecerá.

Fotos: rustica.fr

Deja un comentario

Compartir:

Popular