El mayor numero de sensores meteorológicos del país se encuentran en La Plata

Según se informó, las nuevas estaciones meteorológicas se suman a las 11 ya instaladas, conformando así un total de 16 en todo el Partido.

Los sensores meteorológicos se integran en estaciones que registran datos de diferentes variables ambientales, importantes para el bienestar de las comunidades, de cultivos y diferentes actividades. 

Contrario a lo lejana que puede parecer la idea de tener una estación meteorológica, tenemos que cada vez es más común encontrarlas tanto en espacios rurales como urbanos. Conoce por qué es una buena idea incluirlas dentro de las comunidades, su funcionalidad y beneficios. 

Los sensores meteorológicos son parte del completo sistema de medición que se integra en las estaciones. Algunas pueden tener solo dos o más, según la cantidad y tipo de variables que se quieran medir y monitorear.

Las mismas son capaces de medir en tiempo real la temperatura; la humedad relativa; la presión atmosférica; la cantidad, intensidad y tipo de precipitaciones; y la dirección e intensidad del viento. Esa información permite elaborar pronósticos, anticipar tormentas fuertes, alertar a la comunidad, optimizar las tareas de prevención y agilizar los procedimientos de asistencia.

Nota que te puede interesar: Micrometeorología: mirando muy de cerca al clima

El Municipio de La Plata, a cargo de Julio Garro, anunció la instalación de cinco nuevas estaciones meteorológicas y la misma cantidad de sensores de arroyos de última generación que estarán ubicados en diferentes zonas de la capital bonaerense.

De esta manera, a partir de la entrada en funcionamiento de estos nuevos dispositivos, La Plata se convertirá en la ciudad con mayor cantidad de sensores meteorológicos e hidrométricos de toda la Argentina.

Las nuevas estaciones meteorológicas estarán ubicadas en Lisandro Olmos, Etcheverry, El Peligro, Arana y Parque Sicardi, y se sumarán a las que ya están funcionando tanto en el Casco Urbano como en las localidades de Alto de San Lorenzo, City  Bell, El Peligro, Gonnet, Los Hornos, Plaza Olazábal, Melchor Romero, San Carlos, Tolosa, Villa Elisa y Villa Elvira.

Otra nota que te puede interesar: “La Niña” ¿se queda o se va?. Esto dice la NOAA

Las mismos servirán para medir en tiempo real tanto la temperatura, la humedad relativa y la presión atmosférica, como así también la dirección e intensidad del viento y la cantidad, intensidad y el tipo de precipitaciones, datos que les permiten a los especialistas del clima poder contar con  información precisa para elaborar los pronósticos meteorlógicos, anticipar y alertar a la población sobre tormentas fuertes y agilizar los procedimientos de asistencia. 

Por su parte, los cinco nuevos sensores de arroyos que son de fabricación alemana, serán utilizados para medir el nivel de los afluentes y permitirán obtener información acerca de la variación y el comportamiento de arroyos, identificando tendencias de crecidas y bajas. 

“Estamos dando un paso más hacia una ciudad resiliente, que aprende de las adversidades que ha enfrentado”, comentó Garro.

«Hoy, en un tiempo donde el cambio climático desafía a todos los gobiernos del mundo, en La Plata no podemos decir que no nos vamos a inundar nunca más, pero sí podemos decir que si nos toca atravesar un evento climático extremo esta vez vamos a estar preparados para responder con prevención y asistencia para cuidar lo más importante: la vida”, concluyó el intendente platense.