13-06-24 |

Estos son las clases de vientos que existen

En algunas regiones del planeta, los vientos que soplan a lo largo de todo el año de denominan “permanentes” mientras que otros son a causa de instintos movimientos en la atmosfera asociados a frentes fríos y cálidos.

El viento es el movimiento del aire en forma horizontal producido por causas naturales, donde la rotación de la tierra, el calor que emite el sol y los flujos oceánicos son determinante para su accionar, es un fenómeno meteorológico. Los vientos globales se generan como consecuencia del desplazamiento del aire desde zonas de alta presión a zonas de baja presión, determinando los vientos dominantes de un área o región. Aún así hay que tener en cuenta numerosos factores locales que influyen o determinan los caracteres de intensidad y periodicidad de los movimientos del aire.

Estos factores, difíciles de simplificar por su multiplicidad, son los que permiten hablar de vientos locales, los cuales son en muchos lugares más importantes que los de carácter general.

  • Alisios: Estos vientos son aquellos que soplan a lo largo del paralelo ecuatorial, estos vientos gracias a su ubicación en el globo, solo se movilizan del este al oeste. Estos vientos pueden ser del noroeste y del suroeste
  • Vientos del oeste: Estos vientos son llamados también contralisios, no se forman en la zona ecuatorial, sino que se forman en el trópico de cáncer y el trópico de capricornio.

Por el contrario, los vientos “periódicos” no son constantes; estos se deben a la variación de la posición del eje terrestre, a las estaciones del año, montañas y valles. Son los siguientes:

  • Vientos monzones: Estos vientos son los que se producen gracias la traslación de la tierra. En verano el viento tiene una dirección del mar a la tierra y en invierno es de la tierra al mar.
  • Brisas: Estas se producen en el día y en la noche con direcciones opuestas, todo esto se debe al hecho de que los continentes se calientan y se enfrían con mayor rapidez que los mares dando lugar a que en la noche se presentan brisas tierra mar.

Por último, los vientos “no periódicos”, que resultan los más temibles para los navegantes. Dentro de este grupo incluimos:

  • Tornados: Remolinos permanentes de aire que poseen formas de grandes embudos y poderosa fuerza.
  • Tormentas: Son cumunolimbos formados por rápidas corrientes de aire ascendente, estos se producen en ciertas regiones donde les dan nombres locales.
  • Tifones: Grandes torbellinos atmosféricos, con un diámetro de varias decenas y hasta cientos de kilómetros, van en sentido antihorario.
  • Tromba: Remolinos fuertes en el océano.

De la Wikipedia se extrajo lo siguiente:

Estos tipos de vientos son los siguientes:

  • Brisa marina
  • Brisa de valle
  • Brisa de montaña
  • Viento catabático. Vientos que descienden desde las alturas hasta el fondo de los valles producido por el deslizamiento al ras de suelo del aire frío y denso desde los elementos del relieve más altos. Aparecen de forma continuada en los grandes glaciares, adquiriendo enormes proporciones en los inlandsis de Groenlandia y de la Antártida, donde soplan a velocidades continuas que superan los 200 km/h motivado por la ausencia de obstáculos que frenan su aceleración.
  • Viento anabático. Vientos que ascienden desde las zonas más bajas hacia las más altas a medida que el sol calienta el relieve.

El viento actúa como agente de transporte, en efecto, interviene en la polinización anemófila, en el desplazamiento de las semillas. Es también un agente erosivo.

La velocidad o intensidad de los vientos suele medirse utilizando la Escala de Beaufort.

Características físicas de los vientos

El estudio sistemático de las características del viento es muy importante para:

  • Dimensionar estructuras de edificios como silos, grandes galpones, edificaciones elevadas, etc.
  • Diseñar campos de generación eólica de energía eléctrica.
  • Diseñar protección de márgenes en embalses y los taludes de montante en las presas.

La medición de la velocidad y dirección del viento se efectúa con instrumentos registradores llamados anemómetros, que dispone de dos sensores, uno para medir la velocidad y otro para medir la dirección del viento. Las mediciones se registra en anemógrafos.

Para que las mediciones sean comparables con las mediciones efectuadas en otros lugares del planeta, las torres con los sensores de velocidad y dirección deben obedecer a normativas estrictas dictadas por la OMM – Organización Meteorológica Mundial

Cuando algo se produce de forma habitual en una zona, es normal que en el lugar se le ponga un nombre propio. El caso de los vientos no es una excepción.

Argentina

  • Pampero. Viento con dirección sur – norte, se origina en la Antártida, cruza de sur a norte toda “La Pampa” argentina, de allí su nombre, y se hace sentir hasta en el Estado de Rio Grande, en el Brasil.
  • Zonda. Regionalismo para el föhn ó foehn, viento que frecuentemente sopla sobre las estribaciones orientales de los Andes, en Argentina. El Zonda es un viento seco (con frecuencia “sucio”, lleva polvo) que proviene del polo sur, por el Océano Pacífico, que se calienta por descenso desde las crestas a más de 6 km sobre el nivel del mar. Puede superar los 60 km/h.
  • Kóshkil. Viento de alta predominancia en la Patagonia Central con características Efecto Foehn, que circula desde la Cordillera de los Andes hacía el Océano Atlántico y que alcanza valores altos de velocidad con una media de 9,6 m/s y puede superar los 130 km/h. Su denominación es de origen teushekenk, grupo tehuelche que habitó la región hasta el año 1948, cuando falleció su último descendiente. El Kóshkil determina que la región tenga un clima seco, temperatura superior a la media para esa latitud y con un alto potencial para granjas eólicas.
  • Sudestada. Es un fenómeno meteorológico común a una extensa región del río de la Plata. Consiste en una rápida rotación de vientos fríos del sur al cuadrante del sudeste, que satura las masas de aire polar con humedad oceánica.
  • Cudo. Viento con dirección norte – sur, se origina en Formosa con dirección a las Islas Malvinas. Su aporte se aprovecha en la pesca de la zona costera de Buenos Aires.

NORTE Es una prolongación estival frecuente de los alisios de NE y el anticiclón del Atlántico sur. Viento siempre suave, cargado de nubecillas de buen tiempo -cumulus humilis o castellanus-, con el pasar de los días satura y ofusca el cielo con humedad y calor excesivo, mientras baja el barómetro, hasta que un refrescante pampero barre con todo ello y el ciclo vuelve a empezar. Ocasionalmente, si este pampero se ausenta, se produce el golpe de calor, que en una megalópolis como B.A. puede llegar a tener efectos incluso mortales.

Vientos periódicos


El Monzón:
Entre esta tipología tiene particular importancia el conocido fenómeno de los monzones. La definición etimológica de la palabra monzón procede del árabe “mawsin” y su significado es “estación”, aludiendo a la enorme inversión de vientos estacionales que los navegantes musulmanes encontraron y registraron tiempo atrás en sus desplazamientos por el Océano Índico.

Vientos locales

Se analizan, a continuación, los vientos locales o regionales que más significación tienen en el mundo:

Foehn: Se trata de un viento seco y cálido. Fue descrito con detalle por el meteorólogo de origen austriaco Hann; el Foehn consiste en una corriente descendente que, sometida a un proceso de compresión, reduce la humedad relativa e incrementa su temperatura. Tiempo después, otro investigador, Helmholtz, observó que “el aire ascendente, al enfriarse, queda saturado y evoluciona con el grandiente del adiabática húmeda, mientras el aire descendente lo hace, a sotavento, con el de la adiabática seca”.

Mistral: El viento Mistral es un viento seco y frío que procede del noroeste. Este viento se presenta cuando el cielo está despejado, aunque también cuando hay nubes aisladas, a las que se llama “glaiteiros”.

La velocidad que alcanza puede llegar a 200 kilómetros por hora, aunque este extremo suele ser poco frecuente. A pesar de ello, como suele alcanzar los 100 kilómetros de media, es peligroso para la integridad de las embarcaciones.

Este viento afecta a la parte septentrional del Mediterráneo. De forma concreta afecta a la desembocadura del Ródano hasta la parte septentrional de las Baleares. El Mistral se produce por las bajas presiones que se producen en el mar Mediterráneo.

Bora: Es un viento muy frío que afecta al golfo de Trieste, a lo largo del mar Adriático, y, en otro punto, a lo largo de la costa del mar Negro. Su velocidad media alcanza los 65 kilómetros por hora, según la escala de Beaufort, sería un viento duro (intenso). Como curiosidad, cabe apuntar que este viento pulveriza la espuma que levantan las olas del mar, impulsadas por su propia fuerza.

Vardarac: Es un viento polar que se desarrolla durante el invierno en el golfo de Salónica y sobre el río Vardar, por ese motivo recibe su nombre. Se puede decir que sus características son muy similares a las del Bora, aunque con una menor virulencia. Se relaciona a este viento con la posterior presencia de un anticiclón sobre la península Balcánica y bajas presiones sobre el mar Egeo.

Norte o Norther: También conocido como papagayo en Costa Rica. Es un viento que sopla en período invernal en el golfo de México. Su causa se debe a un anticiclón que se genera al sur de los Estados Unidos. Al llegar masas de aire frío, procedentes del Norte, las aguas del golfo de México ganan humedad y calor, trayendo abundante lluvia.

Etesio: Se trata de un viento muy regular, por ese motivo, este viento tuvo una gran importancia en la navegación del Mediterráneo oriental. También recibe el nombre de Eteciano o maltemi, en Turquía. El etesio es un viento frío y seco que puede soplar en el Mediterráneo, sobre todo en el Egeo, entre la primavera y el otoño.

Barbero o Barber: Viento que provoca fuertes ventiscas que se suelen acompañar de nieve y que se localiza sobre el golfo de San Lorenzo. Recibe este nombre por los efectos que provoca sobre los rostros: las briznas de hielo son transportadas por el viento y se pegan sobre aquél. Su procedencia llega desde masas de aire polar provenientes desde el noroeste y que llegan hasta Estados Unidos.

Pampero: Viento propio de Argentina y Uruguay, es un viento frío procedente del sur, suroeste. Este viento se suele acompañar de un descenso acusado de temperaturas y chubascos tormentosos. Se suele presentar en verano y en primavera y afecta de forma repetida a lo largo del año.

Steppendwind: Este viento, así denominado en Alemania, que en Hungría o en Croacia recibe el nombre de kossava, es un viento frío característico que llega desde el interior de Rusia. Puede llegar acompañado de precipitaciones de nieve e indica períodos de tiempo muy frío.

Siroco: Viento cálido propio de desiertos. El siroco afecta a un buen número de países del Mediterráneo y procede del Sahara. Es un viento caliente y seco que suele llegar cargado de gramíneas de polvo. El siroco gana humedad al recorrer el Mar Mediterráneo por lo que produce anticiclones y lluvias al llegar al sur de la península itálica y Malta. El siroco también se llama chili en Marruecos y Argelia; en Túnez se llama chebli y ghibli en Libia. Por último, en las Islas Baleares y en Cataluña y Valencia, recibe el nombre de xaloc. Una variedad de siroco es el viento marin, que llega con tormentas de gran intensidad al sur de Francia, sobre el golfo de León.

Sonora: Viento propio de California, Estados Unidos. Su nombre procede del recorrido que realiza al transitar por el desierto de Sonora. Este viento llega hasta Arizona, a la ciudad de Phoenix. Suele provocar turbulencias e incrementos de temperatura. Como otros vientos, traslada partículas de polvo y arena procedentes de las zonas desérticas de las que proviene.

Brickfielder: Viento australiano, que alcanza el sur, sureste. Llega desde los desiertos interiores. Como en otras ocasiones, se acompaña de gramíneas de polvo. Es un viento seco y cálido.

Elefanta: Viento propio del suroeste de la India. Es un viento marcadamente tempestuoso que se deja sentir a principios de otoño. Anuncia el fin de las lluvias monzónicas y el comienzo de un período seco.

Khamsim: El khamsim o chamsin es un viento caluroso, seco y cargado de polvo. Suele llegar en la estación primaveral a Egipto, afectando también la costa del Mar Rojo. Este viento se produce frente a las depresiones que se mueven hacia África y el Mediterráneo suroriental.

Sudestada: Es un viento fuerte que se desarrolla durante los meses de diciembre y enero por buena parte de los países de América Latina, en concreto afecta a Argentina, Uruguay, llegando incluso al sur de Brasil.

Bayomo: Viento acompañado de tormentas. Es un viento fuerte propio del sur de la Isla de Cuba, vinculado a Sierra Maestra. Este viento, no es un viento como tal, si no que tiene esta denominación debido a las condiciones atmosféricas de cierta inestabilidad.

Windmill between the cosmos

3 COMENTARIOS

Deja un comentario

Compartir:

Popular