Agricultura Alimentos Huerta

Cómo cultivar cebolla

En este artículo descubrirás todas las claves para cultivar con éxito todo tipo de cebollas en tu propio huerto y que nunca más tengas que comprarlas.

La cebolla es una hortaliza que se cultiva en todas las regiones templadas del mundo y cuyo origen está en el continente asiático.

Se trata de una planta bianual que se cultiva como anual ya que, en el segundo año, emite un tallo en el que se desarrolla la flor y el bulbo se echa a perder.

La parte que se suele consumir es el bulbo, de aspecto redondeado, más o menos achatado. Las hojas también son comestibles.

La cebolla aporta muchos beneficios para la salud ya que además de contener muy pocas calorías, tiene fibraminerales esenciales como el calcio, el magnesio y el yodo -entre otros-. Además, contiene principios activos como la alicina o los flavonoides que le otorgan propiedades medicinales.

Gran cantidad de remedios naturales tienen a la cebolla como protagonista. Diuréticos, bactericidas, fungicidas, para eliminar parasitos intestinales, para problemas de estómago, de garganta, para problemas sanguíneos, dolor menstrual, etc.

Como ves, la cebolla es una planta muy beneficiosa que no puede faltar en nuestro huerto por que, además, es muy sencilla de cultivar.

El cultivo de la mayor parte de las variedades de cebolla se inicia a partir de semillas. Éstas se siembran en un semillero —o directamente en el suelo— y cuando el tamaño y las fechas son los adecuados, se trasplanta al lugar definitivo que ocupará en el huerto, normalmente formando líneas o surcos.

La mayor parte de las variedades de cebolla tratarán de formar el tallo floral —cuando las plantamos a partir del bulbo— y esto no es nada bueno si lo que queremos es obtener otro bulbo de buen tamaño para comer. La planta gastará sus energías para ese propósito y, aunque le cortemos una y otra vez el tallo, lo volverá a producir. El bulbo se quedará pequeño, con menos nutrientes, peor sabor y no se podrá conservar por mucho tiempo.

Entonces, ¿no se puede plantar cebollas a partir de bulbo y que sean buenas para el consumo? Claro que sí.

Los microbulbos de cebolla

Existen en el mercado los llamados microbulbos de cebolla para plantación, que no son otra cosa que bulbos de pequeño tamaño que se han obtenido a partir de semilla en un primer año de cultivo y que se emplean como simiente para el inicio de un cultivo de cebolla de segundo año.

Los microbulbos nos darán cebollas que, por lo general, madurarán más pronto y alcanzarán un mayor tamaño en menos tiempo.

Una hortaliza muy cultivada a partir de bulbillos es la chalote, de la familia del ajo y la cebolla. De cada bulbillo plantado surgen varios, comúnmente más de 4 o 5, que se separan en el momento de la recolección.

Con muy pocos bulbillos, o incluso con uno solo, se puede iniciar un cultivo de chalotes que, año tras año —replantándolos— nos dará una mayor cantidad.

Como sembrar el microbulbo de cebolla

➊ Debemos preparar la tierra —o las macetas en su caso— dejándola suelta y abonada.

➋ Enterramos los bulbillos con los dedos, cubriéndolos ligeramente y dejando el extremo afilado hacia arriba. Si están brotados, dejamos que la parte verde quede fuera de la tierra.

➌ Mantendremos la tierra libre de malas hierbas y húmeda, no encharcada. Al final de ciclo, cuando la hoja de la cebolla decaiga suprimimos los riegos y cosechamos tras unos días secos y soleados.

Se suelen plantar en otoño o en primavera.

La época en la que se planta la cebolla depende de las particularidades del ciclo de cultivo de cada variedad y de las condiciones climáticas de cada lugar.

En climas fríos se suele plantar más tarde mientras que en climas cálidos se hace más temprano, ya que a la cebolla le gusta el fresco al inicio del cultivo y el calor hacia el final del ciclo.

En general, se suelen clasificar las variedades en “tempranas” (cebollas de invierno) o “tardías”.

Te explicaremos cuando plantar cada una de ellas pero para eso tienes que seguir leyendo. Vamos!!

Cebollas tempranas o cebollas de invierno

Las cebollas tempranas se suelen plantar a finales del verano o principios del otoño, frecuentemente entre agosto y octubre (en el hemisferio Norte).

Resisten bien las bajas temperaturas pero si se dan lluvias intensas durante muchos días y el terreno es poco permeable, es posible que se originen pudriciones. Para prevenirlo se deben de realizar caballones elevados y plantar las cebollas en lo alto de los mismos.

Se suelen cosechar en primavera, antes de que madure del todo, lo que hace que no se conserven durante mucho tiempo. Es una cebolla para consumo en el momento o a los pocos días, y que se puede ir recolectando a medida que se necesita, dejando las demás en la tierra.

¿Por qué cultivar cebollas?

Pues la verdad es que la primera razón es obvia: para aprender sobre sus cuidados y disfrutar siguiendo todo el proceso, especialmente si es la primera vez que se cultiva o si hay niños en casa.

Pero además de la anterior, la lúdica y educativa, existen más razones por las cuales puede resultar interesante plantar cebollas en casa, ya sea en macetas o especialmente en un trozo de tierra. Veamos cuáles son:

✔ Es un cultivo fácil que no requiere muchos cuidados.

✔ Se puede iniciar tanto por semillas como mediante plantel de vivero.

✔ Ocupan poco espacio.

✔ Se pueden plantar en casi cualquier recipiente de mediano tamaño o directamente en el suelo.

✔ Se conservan durante muchos meses, correctamente almacenadas.

✔ Pueden consumirse tanto inmaduras como maduras.

✔ Hay muchas variedades a elegir.

Pero además de contar lo bueno, hay que aclarar que si se pretende cultivar todas las cebollas que necesitara una familia durante todo el año, se necesitará bastante espacio. Se puede hacer la cuenta fácilmente calculando unos 20 cm x 20 cm para cada planta.

Vía: mundohuerto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *