Principal Horticultura Cómo eliminar las hormigas podadoras

Cómo eliminar las hormigas podadoras

por Ramón Canto

Quienes tienen problemas con las hormigas podadoras por lo general ya han intentado de todo y muchas veces las hormigas pasan igual.

“Es un trabajo de hormiga”, dice el refrán popular. Nunca mejor dicho a la hora de realizar un control biológico de estos habitantes tan clásicos en las huertas familiares y en los jardines.

Las hormigas negras son seguramente una de las visitas más frecuentes y menos queridas de nuestra huerta, dentro de las especies más conocidas están la hormiga podadora, la roja y Argentina. Y si bien cumplen un rol importante en la naturaleza, generalmente suelen traernos bastante inconvenientes en nuestros cultivos. Es por ello que tenemos que aprender a regular su población

Actualmente existen métodos prácticos para el control de las hormigas, que además de cuidar el ambiente y la salud de las personas, son baratos y fáciles de llevar a cabo. Se emplean elementos que comúnmente se encuentran en casa, evitando el uso y la manipulación de insecticidas. Estas prácticas pueden emplearse de manera conjunta con otras, aumentando la protección contra otro tipo de ataques. 

Cebos y trampas

Los cebos son elementos muy atrayentes, que pueden cumplir varias funciones. En el inicio de un ataque permiten “distraer” la atención sobre las plantas atacadas y dirigirlas al cebo. También pueden afectar la alimentación por si mismas de las hormigas (como es el caso del arroz). Al mismo tiempo, de permitir que las hormigas transporten sustancias toxicas al nido, para que luego ataquen a la honguera (como ocurre con el sulfato de cobre). 

Los cebos más utilizados son las cáscaras de cítricos, miel, granos de arroz partido. Las trampas son aquellas especies de plantas muy preferidas por las hormigas, a las que van a atacar en primer lugar. Para ello tomamos algunas plantas, como las habas, y las podemos utilizar sabiendo que van a avisar que estén las hormigas. Cuando aparezcan atacadas (tenemos poco tiempo) empezamos a preparar nuestro arsenal de control biológico.

Naranjo en flor

Esta técnica utiliza a los hongos que atacan a las frutas cítricas. Generalmente aparecen en los frutos unos característicos hongos de color verde y azules, que pertenecen a las especies penicilium sp. Como su nombre lo indica, a partir de esta familia de hongos se obtuvo la penicilina, potente antibiótico. La técnica consiste en tomar varias de estas frutas y realizar un macerado.

Se filtra este líquido y se riega sobre la entrada del hormiguero. El objetivo es “regar” esporas de estos hongos sobre el hormiguero, las cuales germinaran en la honguera y eliminaran al hongo que utilizan las hormigas como alimento; provocando así su alejamiento de la zona.

No siempre es exitosa esta técnica, porque en la honguera las hormigas cultivan no solo el hongo que les sirve de alimento, sino otros hongos que generan sustancias de defensa. Según como sea la relación entre estos hongos y los que agregamos, será el resultado final.

Relacionado

23 comentario

Gustavo 20/12/2021 - 9:25 pm

Mirex es lo mejor. El arroz funciona muy bien pero es tóxico para los pájaros, hay que taparlo con algunas piedras tipo casita para que las aves no puedan comerlo, sinó directamente se mueren.

Responder
1 2 3

Dejar un comentario